Astrofísico sugiere que Planeta X causó la extinción de los dinosaurios

Astrofísico sugiere que Planeta X causó la extinción de los dinosaurios

Mientras que el tema del «Planeta nueve» aún se está investigando, una nueva hipótesis sugiere que este planeta podría ser el responsable de las extinciones masivas aquí en la tierra – incluyendo una que acabó con la mayoría de los dinosaurios.

Aunque el «planeta nueve» ha visto un resurgimiento en los medios de comunicación recientemente, los investigadores realmente han estado buscando un noveno planeta en el Sistema Solar por más de 100 años. De hecho, Daniel Whitmire, un profesor de matemáticas de la Universidad de Arkansas, publicó por primera vez, en 1985, un artículo en la revista Nature con su propia versión acerca de un noveno planeta llamado Planeta X, y ahora ha sugerido que el planeta hipotético podría ser responsable de una catastrófica lluvia de cometas que causó extinciones en masa en el planeta Tierra.

Según la hipótesis de Whitmire, el Planeta X gira alrededor del Sol como todo lo demás en el Sistema Solar. Pero cada 27 millones de años, cuando pasa por el cinturón de Kuiper, arrastra una gran diversidad de cometas que se acercan al Sol, quedando la Tierra atrapada en este fuego cruzado, lo que podría causar una extinción masiva.

Whitmire apunta al registro fósil, que muestra una evidencia de que han ocurrido lluvias de cometas en la Tierra cada 26-27 de millones de años.

En las Monthly Notices de la Real Sociedad Astronómica, el científico explica cómo el hipotético planeta puede desencadenar lluvias de cometas periódicas que encajan con las extinciones masivas de la Tierra —entre ellas la de los dinosaurios—.

Mike Brown, un astrónomo planetario de la Universidad de Caltech, estima que el hipotético «Planeta Nueve» parece estar dando vueltas al Sol en una órbita super-alargada.

Mike Brown, un astrónomo planetario de la Universidad de Caltech, estima que el hipotético «Planeta Nueve» parece estar dando vueltas al Sol en una órbita super-alargada.

Un hecho coincidente es un reciente estudio del registro fósil que afirma que la Tierra es sacudida por una extinción en masa con una alarmante periodicidad: cada 27 millones de años, desde hace 500 millones de años. Daniel Whitmire utiliza este importante hallazgo de la paleontología para dar validez a su propia teoría. Según el astrofísico retirado, el Planeta X (que tiene una órbita inclinada) pasa cada aproximadamente 27 millones de años por el cinturón de Kuiper y empuja a los comentas de la formación hacia el interior del sistema solar.

Muchos de estos cometas se desintegran a medida que se acercan al Sol, reduciendo la cantidad de luz que llega a la Tierra, y otros consiguen impactar contra nuestro planeta. Cuando publicaron el estudio original (Nature, 1985), Whitmire y Matese creían que el Planeta X estaba a 100 unidades astronómicas del Sol y era entre una y cinco veces más masivo que la Tierra —números mucho menores que los calculados por Konstantin Batygin y Mike Brown, de Caltech, en 2016—. Con John Matese jubilado (fue el autor de la hipótesis del planeta Tyche en 1999), Whitmire renueva su teoría y nos recuerda que nunca ha sido refutada, lo que alimenta un poco más el misterio del esquivo Planeta X.

También puede leer: Científicos encuentran más evidencia del «Planeta Nueve» en nuestro Sistema Solar

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0