Sorprendente descubrimiento: El cometa 67P contiene gran cantidad de oxígeno

Sorprendente descubrimiento: El cometa 67P contiene gran cantidad de oxígeno

La nave espacial Rosetta encontró oxígeno molecular en el gas de la cola del cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko, un impresionante hallazgo que causará que los científicos replanteen cuáles fueron en verdad los ingredientes que estaban presentes en el sistema solar primitivo.

¿Por qué el oxígeno no fue aniquilado durante la formación del sistema solar?

El oxígeno molecular es extremadamente reactivo con el hidrógeno, y se arremolinaba en abundancia cuando fueron creados el sol y los planetas. Modelos de sistema solar actual sugieren que el oxígeno molecular debería haber desaparecido cuando el cometa 67P fue creado, hace unos 4,6 millones de años.

“Fue una gran sorpresa detectar realmente el O2 [oxígeno]”, según comentó Andre Bieler, investigador de la Universidad de Michigan, quien co-dirigió el estudio.

Mientras que el estudio sugiere que el modelado del sistema solar puede necesitar revisión, Bieler y el coautor Kathrin Altwegg, un científico espacial de la Universidad de Berna, ambos de los cuales son científicos cometarios, dijeron que no podían especular demasiado en qué, exactamente, cambiaría de esos modelos.

Mientras tanto, los científicos dijeron que están tratando de encontrar el oxígeno molecular en las observaciones de la nave espacial Giotto que en 1986 visito el cometa Halley, el único otro cometa que pudo ser visitado muy de cerca en una nave espacial. Las líneas espectrales de oxígeno son demasiado débiles para ser vistos desde la Tierra. Esto significa que a pesar de que el oxígeno molecular puede ser común en otros cometas, no hay manera todavía confirmar la teoría.

Rosetta ha pasado más de un año tras el cometa 67P mientras viajaba alrededor del Sol en un bucle que estuvo cerca de la órbita de Marte, y es ahora cuando está de vuelta al exterior del sistema solar. Hasta este momento, Rosetta ha detectado muchos elementos en la coma del cometa (la nube de gas alrededor del núcleo rocoso), tales como agua, monóxido de carbono y dióxido de carbono. Estos elementos son comunes en otros cometas que los científicos han observado.

Pero oxígeno molecular no se esperaba en absoluto, dijeron los científicos. El espectrómetro de masas de Rosetta, ROSINA-DFMS, detectó este oxigeno molecular durante más de seis meses entre septiembre de 2014 y marzo de 2015. Los científicos pasaron meses asegurándose de que el oxígeno no fue un problema técnico instrumento.

Observaron que el oxígeno era más denso cuando la nave estaba más cerca del cometa y menos denso cuando la nave estaba más lejos. El oxígeno también parecía “seguir” el cometa, y permaneció en cantidades constantes incluso cuando 67P arrojó sus capas exteriores al sol. Con la detección del mismo y confirmación, los científicos entonces se preguntaron cómo llegó allí en primer lugar.

Cometa 67P/Churyumov-Guerasimenko

Hay dos teorías principales sobre cómo el oxígeno se metió en el cometa. Tal vez el oxígeno, era como un gas disuelto o se “congeló” sobre los granos de hielo que finalmente se unieron para construir la cometa.

El problema con esta teoría es que el oxígeno molecular gaseoso sólo se ha encontrado un par de veces fuera en el sistema solar (los investigadores no tienen detalles de dónde). Esto sugiere que este tipo de gas debe ser raro en el sistema solar. Además, la química sugiere que debería transformarse en hielo de agua en lugar de permanecer como el oxígeno molecular.

Alternativamente, puede que el hielo de agua en la superficie de 67P se rompiera como partículas energéticas o radiactivas que bombardearon el regolito (polvo que cubre la superficie del cometa). En varios pasos, el agua formada por átomos de hidrógeno y oxígeno podría dividirse en oxígeno molecular, que luego se incorporaría en los huecos que también se crean en el hielo.

Este tipo de proceso podría haber creado las moléculas de oxígeno observados cerca de las lunas de Júpiter y Saturno. En este caso, las lunas habrían sido golpeadas por partículas de alta energía de los planetas gigantes de gas, que tienen campos radiactivos masivos que las rodean. 67P, sin embargo, carece de este tipo de fuente inmediata, en las proximidades de la radiación.

Sin embargo, el oxígeno molecular se metió en el cometa, los autores sugieren que debe haber estado allí antes de que el sistema solar se formará hace alrededor de 4,5 millones de años. Tal vez las partículas de alta energía bombardearon el lugar de nacimiento de nuestro sol – conocido como nebulosas oscuras y dividieron el agua presente en esa nebulosa en oxígeno e hidrógeno.

Esto se apoya en las mediciones de 67P, lo que sugiere que gran parte del material en el interior de la misma es anterior al sistema solar, y otros, que su composición es similar a nebulosas oscuras.

Recordemos que este cometa causó polémica en la comunidad ufológica debido a extraños avistamientos ocurridos en él. Ahora, al encontrar oxígeno molecular, aparte de confirmar que los compuestos de vida similar a la nuestra están regados por el universo, reafirma la posible existencia de organismos extraterrestres no complejos y hasta avanzados.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0