El Departamento de Policía de Westport en Connecticut ha anunciado recientemente que están probando un modelo de drone denominado «drone pandémico» que podría detectar a las personas en la superficie que tengan fiebre.

Estos dispositivos también realizarán vigilancia y contarán con un altavoz por el cual la policía podrá emitir advertencias verbales en caso no se practique el distanciamiento social.

Los drones con tecnología dedicada a detección de posibles contagiados de COVID-19, han sido desarrollados por la compañía Draganfly Inc., que ha trabajado junto a la compañía Vital Intelligence Inc, e investigadores de la University of South Australia; según un comunicado de prensa.

Los dispositivos poseen una características para detectar cuándo las personas se acercan a menos de 1.82 metros de distancia, siguiendo las pautas de distanciamiento social desarrolladas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Los operadores que controlen los drones de Draganfly podrán presenciar a los ciudadanos encerrados por un círculo verde cuando se encuentren a 1.8 metros de distancia de otra persona; sin embargo cuando se acerquen a menos de 1.8 metros, el círculo se volverá de color rojo.

El rango de aplicaciones de los drones es amplio, pueden detectar desde frecuencia cardíaca, anormalidades respiratorias en las personas y más. Utilizan cámaras 4K estándar, y utilizan un software que permite su funcionamiento.

De acuerdo a un comunicado del Departamento de Policía de Westport, los drones serán utilizados para monitorear a poblaciones «en riesgo» y no se utilizarán en lugares privados; aunque estas declaraciones van en contra de los vídeos promocionales del propio Draganfly.

La Policía de Westport dijo en un comunicado publicado en Facebook:

El software del dron utiliza lecturas biométricas para comprender los patrones de población y permite un tiempo de reacción más rápido ante eventos en curso o posibles amenazas para la salud. El objetivo es proporcionar un mejor apoyo de monitoreo de salud para los grupos potenciales en riesgo, incluidos los adultos mayores, así como para supervisar multitudes en playas, estaciones de tren, parques y áreas de recreación y centros comerciales. No se utilizará en patios privados individuales, ni empleará tecnología de reconocimiento facial”.

La Policía de Westport sugiere que el uso de los drones no solo permitirán mantener al público a salvo, también mantendrá a los agentes de policía fuera de peligro.

Posiblemente, esta tecnología sea aplicada en otros departamentos de policía. Gizmodo ha tratado de comunicarse con Draganfly, pero hasta el cierre de este artículo no ha recibido una respuesta oficial.

Fuente: Gizmodo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here