Se trata de proyecto que promete brindar una interfaz que conecte el cerebro con una máquina o incluso para controlar dispositivos inteligentes.

Elon Musk, el director de SpaceX, quien ha ganado mucha más fama (de la que ya tenía) con el exitoso retorno a Tierra de su nave espacial CrewDragon llevando y trayendo astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS), debería demostrar este viernes 28 de agosto, el funcionamiento de una interfaz que conecta el cerebro con computadoras y teléfonos celulares , desarrollada por la compañía Neuralink.

Musk ha revelado que la actualización incluirá la presentación de un robot de segunda generación diseñado para conectar la tecnología de la compañía al cerebro y una demostración de neuronas que se «disparan en tiempo real», aunque no está claro exactamente qué significa esto.

Aunque no se tienen mayores datos, el equipo de Neuralink ha subido un estudio al sitio web de preimpresión Biorxirv (es decir, no revisado aún por pares) en el que explican cómo funciona una interfaz de «hilos» que van «cosidos» al cerebro humano y que pretenden ser la base para ayudar a pacientes con miembros amputados a mover sus prótesis robóticas tan solo con el pensamiento.

Elon Musk demostraría una conexión cerebro a máquina este viernes: «la Matrix dentro de la Matrix»
Crédito: Neuralink

Muchos científicos han acogido con satisfacción la participación de Musk en este campo médico, debido al enorme potencial para ayudar a las personas paralizadas y con trastornos neurológicos. Otros han advertido que sus afirmaciones sobre la utilidad futura de estos dispositivos están lejos de ser probadas, y sus escalas de tiempo para el progreso son demasiado optimistas.

Neuralink aún no ha anunciado oficialmente cómo podrá ver el evento del viernes, pero vigilar el canal de YouTube de la compañía parece una apuesta segura.

Elon Musk tuiteó en su cuenta más datos sobre el evento a realizar.

Además, Musk tuiteó algo que captó la atención de todos sus seguidores:

“La matriz dentro de la matriz”.

La idea consiste en la implantación de un diminuto microchip en el cerebro de un tamaño de 4 x 4 milímetros que estará conectado a miles de hilos microscópicos -más delgados que el cabello humano- compuesto por miles de electros y que estarán insertados directamente al cerebro a través de cuatro agujeros perforados en el cráneo. Los electrodos deberán monitorizar unos llamados «picos neurales», es decir, los impulsos eléctricos que indican la actividad cerebral.

Elon Musk demostraría una conexión cerebro a máquina este viernes: «la Matrix dentro de la Matrix»
Crédito: Neuralink

El chip, conocido como Sensor N1, podrá «leer» desde el cerebro e influir en su comportamiento. También añadió que ha desarrollado un robot para insertar esos hilos en el cerebro mediante una operación quirúrgica dirigida por un neurocirujano.

Obviamente, esta innovación ha generado múltiples voces de protesta en muchas personas que sugieren que esto podría representar una forma invasiva o intrusiva en el humano, bastante relacionada a la corriente del transhumanismo.

Elon Musk demostraría una conexión cerebro a máquina este viernes: «la Matrix dentro de la Matrix»
No cabe duda que esta innovación tecnológica causará mucha polémica. Estaremos informando las reacciones generadas.

Fuente: wired / abc

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here