Se ha detectado un incremento en los niveles de radiación en la atmósfera sobre el norte de Europa, que podría relacionarse a posibles daños en una planta de energía nuclear en el oeste de Rusia.

Una agencia de salud de Holanda ha informado que posiblemente el origen del incremento en los niveles de radiactividad provendría de una planta de energía nuclear en Rusia.

El pico en la radiación podría relacionarse a daños en los equipos que manejan combustible nuclear, según informa Associated Press.

Desde Rusia, el operador de energía nuclear Rosenergoatom ha negado los problemas relacionados con las instalaciones en Kola y Leningrado, las dos plantas nucleares que operan en la región, según TASS, una agencia de noticias rusa.

Incremento de radiación en Escandinavia

Varias agencias de vigilancia escandinavas detectaron niveles elevados de los radionucleidos (o isótopos radiactivos). Los radionucleidos son átomos cuyos núcleos son inestables. El exceso de energía dentro del núcleo se libera a través de la desintegración radiactiva.

Lassina Zerbo, secretario ejecutivo de la Comprehensive Nuclear-Test-Ban Treaty Organization, escribió en Twitter:

“En particular, las concentraciones de los radionúclidos cesio 134, cesio 137 y rutenio 103 aumentaron en partes de Finlandia, el sur de Escandinavia y el Ártico. Aunque estos no representan ningún daño para los humanos, son subproductos de la fisión nuclear, escribió Zerbo”.

Un funcionario del National Institute for Public Health and the Environment (NIPHE) que analizó los datos de isótopos, dijo en un comunicado:

“Los radionucleidos son artificiales, es decir, están hechos por el hombre. La composición de los nucleidos puede indicar daños a un elemento combustible en una central nuclear”.

Debido a que se tomaron tan pocas medidas, las agencias de monitoreo no pudieron identificar una fuente específica, dijeron funcionarios de NIPHE.

Detectan un misterioso incremento de radiación en el norte de Europa
Un pico en los niveles de radiación fue detectado en Escandinavia, y podría provenir de una planta de energía nuclear. Crédito: enriquelopezgarre / Pixabay

El repentino aumento de la radiactividad se hace eco de los acontecimientos que siguieron a la fusión nuclear de Chernobyl , el mayor desastre nuclear de la historia. A los pocos días del desastre de 1986, una planta de energía nuclear sueca detectó niveles elevados de radiactividad, según un informe del parlamento europeo .

En los últimos años, otra nube misteriosa radiactiva que flotaba sobre Europa estaba vinculada a Rusia. En 2017, se detectó un penacho que contenía 1.000 veces los niveles normales de rutenio-106 en Europa, según informó The Washington Post. Rusia negó cualquier participación, aunque una planta de reprocesamiento nuclear en Rusia era un fuerte sospechoso, según un estudio de 2019 en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Fuente: Live Science

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here