Ayer se realizó la presentación de la interfaz humano-máquina de Neuralink, donde el mismo Elon Musk dio a conocer los últimos avances.

En una demo que nos hizo esperar algunos minutos, Musk junto a su equipo demostró el chip del tamaño de una moneda que se conectaría al cerebro.

El dispositivo Link V0.9 es muy pequeño, de solo 23 x 8 milímetros, y puede ser implantado directamente en la corteza craneal superior de una persona a través de una cirugía que no pasa de los 60 minutos y sin necesidad de anestesia general.

El chip implantado en el cerebro que hará del humano una «máquina» casi perfecta
Crédito: Neuralink

¿Qué permitirá el chip de Neuralink?

El objetivo principal es fusionar el cerebro humano con la inteligencia artificial. Aunque el dispositivo aún no ha sido probado en humanos, solo en cerdos, la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. (FDA) ya ha dado su visto bueno para que inicien las pruebas en sujetos de prueba.

El chip implantado en el cerebro que hará del humano una «máquina» casi perfecta
Crédito: Neuralink

La tecnología es dirigida principalmente luchar contra los problemas neurológicos, que van desde la pérdida de memoria hasta los accidentes cerebrovasculares e incluso la adición, permitiendo de esta forma controlar mejor la salud de los usuarios y advertirles en tiempo real y al momento si están teniendo algún tipo de ataque cardíaco o complicación de salud.

Las pruebas en humanos se realizarán en una pequeña cantidad de pacientes con lesiones graves de la médula espinal y, a largo plazo, según informa la compañía, el dispositivo podría restaurar el movimiento completo en personas con este tipo de lesiones utilizando un segundo implante en la columna.

Sin embargo, la compañía quiere ir más allá y buscar la «simbiosis de IA» que permitirá que el cerebro se fusione con una inteligencia artificial, en algo que sobrepasará la ficción.

El chip implantado en el cerebro que hará del humano una «máquina» casi perfecta
Crédito: Neuralink

Como el mismo Musk lo explicó, esto también permitirá una «telepatía consensuada», un tipo de telepatía donde el usuario de Neuralink debe dar primero su consentimiento antes que otra persona pueda transmitirle algo.

Es decir, con simplemente pensar algo, el usuario podría desencadenar un comando en una máquina. Por ejemplo, con solo pensar que queremos encender una función en un artefacto, este se encendería sin realizar movimiento alguno o sin presionar el botón.

Facultades sobrehumanas

El chip implantado en el cerebro que hará del humano una «máquina» casi perfecta
Crédito: Pixabay

Otras facultades extraordinarias que brindaría esta tecnología rayan en la ficción, pero serían posibles en un futuro cercano, según informó la compañía:

  • Sería posible escuchar música directamente en el cerebro.
  • Sería posible tener una visión mejorada o sobrehumana.
  • Sería posible tener una audición sobrehumana.
  • Sería posible subir, descargar, realizar un backup y reproducir tus memorias en un dispositivo.
  • Sería posible enviar comandos a un automóvil Tesla y controlar algunas funciones.
  • Sería posible jugar videojuegos o controlar cualquier software y hardware con el pensamiento.

No cabe duda que esta innovación generará todo tipo de polémica y críticas en ciertos grupos que reclaman que lo que nos define como humanos se perdería.

Elon Musk ayer definió que el futuro será un lugar extraño, un momento en que el humano se fusionará con la inteligencia artificial, en una simbiosis.

Si no pudieron ver la presentación del día de ayer, pueden verla en el siguiente vídeo:

Fuente: Tech Crunch

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here