El World Wildlife Fund for Nature (WWF) o Fondo Mundial para la Naturaleza advirtió este jueves que las poblaciones de vida silvestre han disminuido en un 68% entre 1970 y 2016.

La organización ha rastreado más de 4.000 especies de vertebrados para su informe 2020 Living Planet Index publicado el jueves. Han dado a conocer que la deforestación destinada a hacer espacio para tierras agrícolas fue el mayor contribuyente a la disminución de la población de vida silvestre.

Marco Lambertini, director general de WWF, dijo en un comunicado:

“Estas graves disminuciones en las poblaciones de especies de vida silvestre son un indicador de que la naturaleza se está desmoronando y que nuestro planeta está mostrando señales rojas de advertencia de falla del sistema”.

Pérdidas «asombrosas»

El informe también señaló el consumo excesivo de los recursos naturales de la Tierra como otro factor clave en la disminución de especies, diciendo que un tercio de toda la masa terrestre se ha dedicado a la producción de alimentos.

Poblaciones de vertebrados han disminuido un 68% desde 1970
Crédito: AJ Robbie / Unsplash

Sin embargo, señaló que algunas regiones estaban en mayor riesgo que otras. Para las regiones tropicales de América Central y del Sur, la caída de especies fue del 94% durante las últimas cinco décadas.

Lambertini dijo:

“Es asombroso. En última instancia, es un indicador de nuestro impacto en el mundo natural”.

«Necesitamos actuar ahora»

Un estudio publicado el jueves en la revista científica británica Nature junto con el informe sugirió que nada menos que esfuerzos radicales de conservación podrían revertir la tendencia.

Poblaciones de vertebrados han disminuido un 68% desde 1970
Crédito: Dušan Smetana / Unsplash

Los autores del estudio dijeron que la reducción del desperdicio de alimentos y los cambios hacia dietas más respetuosas con el medio ambiente podrían ayudar a «doblar la curva» de la degradación con el tiempo, pero los esfuerzos deben racionalizarse a nivel mundial.

David Leclere, del International Institute of Applied System Analysis, dijo en un comunicado:

“Necesitamos actuar ahora. Esto implica que cualquier retraso en la acción permitirá más pérdidas de biodiversidad que podrían tardar décadas en recuperarse”.

La investigación ha sido publicada en la revista Nature.

Fuente: dw

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here