Julia Hill, la mujer que vivió dos años en un árbol para evitar que lo talaran
Publicado el 25 Dic 2020
© Imagen: Julia Hill

¿Vivirías dos años subido al árbol en un bosque? Posiblemente no, pero la estadounidense Julia Hill lo hizo. En aquel entorno pudo observar impresionantes  vistas de la naturaleza que la cautivaron.

Por ejemplo, algo que le impresionó fue estar por encima de la niebla y ver como a medida que salía el Sol se convertía en una laguna de hermosos colores. También recuerda el impresionante tamaño de un oso y el dulce aroma del aire.

Julia vivió dos años en una secuoya milenaria para impedir que lo talaran. Pero con su persistencia logró también preservar a todos los árboles que se encontraban 60 metros a la redonda. ¿Qué llevó a esta joven de 23 años a emprender semejante lucha?

La motivación

Julia Hill, la mujer que vivió dos años en un árbol para evitar que lo talaran

Julia “Butterfly” Hill.

Las secuoyas son árboles monumentales que pueden vivir miles de años y formar impresionantes bosques. Son una importante fuente de oxígeno para el planeta y su tala excesiva produce un grave daño al medioambiente.

En agosto de 1996, a sus 22 años, Julia tuvo un accidente automovilístico muy grave. Como parte de la rehabilitación decidió adentrarse en los bosques de secuoyas californianos. Pero poco después se enteró de que una empresa maderera estaba talando esos bosques.

En su empeño por impedirlo contactó con la asociación Earth First, que hacía sentadas en los árboles. Esta es una forma de protesta que se inició en California a finales de los años 70 y que consistía en vivir en un árbol para protegerlo de la tala.

Se sube al árbol

Pensando que sería a lo mucho por un mes, El 10 de diciembre de 1997 Julia trepó a una milenaria secuoya del bosque de la ciudad de Stanford, en California. De este modo se opuso a la deforestación que la Pacific Lumber Company había iniciado en la arboleda. Los activistas llamaron «Luna» a este árbol.

Julia Hill, la mujer que vivió dos años en un árbol para evitar que lo talaran

Julia “Butterfly” Hill.

Un grupo de personas le hacía llegar los alimentos. Por medio de un celular que recargaba con luz solar organizaba las entrevistas, buscaba adeptos a la causa y atendía a los medios de comunicación. Pronto fue apoyada por organizaciones de protección al medio ambiente.

El efecto de los medios de comunicación

A poco más de un año de haber permanecido en el árbol, Julia se había ganado el respeto y el apoyo de muchas organizaciones ecologistas y de los medios de comunicación.

Recibió las visitas de personalidades como la cantante Bonny Raitt, la cantante de protestas y activista Joan Báez, y el actor y activista Woody Harrelson que subieron al árbol. Por consiguiente, el impacto mediático fue tan fuerte que se convirtió en un verdadero desafío para los taladores.

Julia Hill, la mujer que vivió dos años en un árbol para evitar que lo talaran

Julia logró salvar al árbol ya “herido” por un leñador.

Las penurias

En su libro «El legado de Luna» Julia cuenta en detalle sus penurias y explica cómo se las arregló para vivir en un árbol, enfrentar el mal tiempo, cocinar y dormir.

Julia Hill, la mujer que vivió dos años en un árbol para evitar que lo talaran

Julia “Butterfly” Hill.

Hablando de los desafíos ella cuenta que la compañía maderera comenzó a talar árboles a su alrededor, que hubo helicópteros que le echaban agua, y que quemaron el bosque durante varios días para que el humo la hiciera abandonar la causa.

Luego montaron guardias día y noche para que no le pudieran llevar comida. Pero persistió porque pensaba en las familias de Stanford y el daño que la tala del bosque les estaba causando.

El acuerdo y final del conflicto

Julia Hill, la mujer que vivió dos años en un árbol para evitar que lo talaran

Julia “Butterfly” Hill.

En 1999 la Compañía de Madera Pacific acordó proteger a la secuoya ocupada y a todos los árboles dentro de un radio de 61 metros.​ Como parte del acuerdo, los 50.000 dólares que Julia y otros activistas habían recaudado durante la causa fueron entregados a la empresa maderera. Dinero que se utilizaría en la búsqueda de una silvicultura sostenible.

Finalmente, el 18 de diciembre de 1999, Julia bajó del árbol. ¡Habían pasado 738 días! Las cámaras captaron el momento.

Al bajar del árbol, Julia dijo:

“Cuando toqué tierra fue una sensación extraordinaria…caí al suelo porque las emociones eran tan profundas que no me podía mantener en pie”.

Julia siguió colaborando en organizaciones no gubernamentales luchando para preservar el medioambiente. Sin embargo en un mensaje de su sitio web oficial se puede leer que su lucha ha sido a gran costo físico, emocional, mental, espiritual y financiero.

Julia Hill, la mujer que vivió dos años en un árbol para evitar que lo talaran

Árbol Secuoya gigante. Crédito: Pixabay

Vídeos

Aunque el audio del siguiente vídeo se encuentra en inglés, usted puede activar los subtítulos en español. En caso desconozca cómo hacerlo, puede consultar esta GUÍA.

 

Escrito por: Luisa Lugo, redactora de CodigoOculto.com

Fuente: mysteryscience
Luisa Lugo

Luisa Lugo

Autor

Luisa Lugo es una redactora freelance con sede en Bogotá, Colombia. Colabora con CodigoOculto.com desde febrero de 2020.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

Llega una nueva Red Social: ORIGXN

ES TENDENCIA

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

CODIGONAUTAS

Ahora:
Total:

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

También te podría interesar…