Objetos Sumergibles No Identificados – OSNIs: misteriosos encuentros con “submarinos alienígenas”
Publicado el 10 Oct 2021
© Imagen: archivo

Reportes de OSNIs (Objetos Sumergibles No identificados) han sido brindados por diversos testigos: desde personas comunes hasta miembros de la Marina de EE. UU. y otros países. Objetos que tienen la capacidad no solo de volar (violando las leyes de la física), también ingresan al agua (océanos, ríos o lagos) y se desplazan a grandes velocidades y profundidades en ese medio.

Un Objeto Sumergible No Identificado (OSNI) es un objeto que se mueve por el agua y del cual no podemos determinar su origen ni naturaleza. Cientos de veces en los últimos años, grandes flotas de barcos y aviones se han desplegado en partes remotas del mundo para buscar, e incluso para tentar a destruir, submarinos misteriosos que aparentemente no pertenecen a ninguna nación conocida.

Estos submarinos fantasmas han sido avistados por tripulaciones enteras de barcos y aviones, y han sido rastreados por radar y sonar. En varias ocasiones han quedado “atrapados” en calas, fiordos y ríos, pero siempre han logrado eludir a sus perseguidores.

Las descripciones de testigos presenciales indican que estas extrañas naves submarinas son considerablemente más grandes que cualquier submarino atómico estadounidense o soviético. Sus superficies y superestructuras son perfectamente lisas, y no tienen escotillas, baches o equipos visibles.

Y lo que es aún más increíble, ahora hay una serie de avistamientos bien autenticados en los que los objetos no solo han salido a la superficie, sino que se han elevado en el aire y se han alejado pesadamente como dirigibles gigantes.

¡El Capitán Nemo vive!” Dijo un oficial naval retirado en Silver Spring, mientras se reía entre dientes, refiriéndose al capitán ficticio del súper submarino de Julio Verne.

Spring dijo:

“Vi una de las cosas durante la Segunda Guerra Mundial en el Atlántico Norte. Estábamos en servicio antisubmarino cerca de Groenlandia cuando nos encontramos con el submarino más grande que he visto en mi vida. Estaba en la superficie. Pensamos que era un submarino nazi, tal vez una nueva arma secreta de algún tipo, y todas las armas de nuestro destructor se abrieron.

Tenía una torre de mando grande y lisa como el cristal, así que sabíamos que no era una ballena. De pronto se movió más rápido que cualquier submarino. Estaba sobre el horizonte en cuestión de minutos. No pudimos alcanzarlo”.

Objetos Sumergibles No Identificados - OSNIs

¿Prefieren aguas cercanas al Círculo Polar Ártico?

Aunque estos submarinos han sido avistados en todas partes del mundo, muestran una curiosa tendencia a permanecer sobre el Círculo Polar Ártico cerca de los países escandinavos, en aguas traicioneras y llenas de icebergs.

Un incidente interesante tuvo lugar en un fiordo remoto a 96 km tierra adentro en Noruega. La armada noruega, ayudada por barcos y aviones de la OTAN, no logró capturar al misterioso submarino.

Un pescador llamado Mons Langetig estaba de pie en la orilla del Sog nefjorden cerca de Vangsnes, Noruega, en la tarde del 12 de noviembre de 1973, cuando se sorprendió al ver lo que parecía un periscopio ondulando la superficie del agua. Esa noche, el radar del ferry Vangsnes detectó un destello inesperado. Otros marineros vieron el enorme y oscuro objeto y asumieron que era una ballena, aunque era inusual que una ballena estuviera tan lejos tierra adentro.

En una semana se informó de 10 avistamientos de la nave y una unidad de defensa noruega había detectado un gran “algo” metálico que se movía por el fiordo. El buque de guerra Trondheim navegó por la vía fluvial e hizo contacto de sonar con el objeto. El Comando de Defensa de Noruega anunció formalmente la presencia de un submarino extranjero no identificado. Se llevaron más barcos y equipos a la zona.

Johann Kleppe, ministro de Defensa,  dijo a los periodistas:

“No podemos hacer conjeturas. Debemos ceñirnos a los hechos. Y son que un submarino extranjero está en aguas noruegas. Este hecho se basa tanto en información visual como técnica”.

La entrada al fiordo tiene 200 metros de profundidad y todo el canal está bordeado por altas montañas. No hay nada de importancia militar en el área, por lo que no había ninguna razón para que un submarino “espía” extranjero estuviera allí, señalaron los periódicos noruegos.

Sin embargo, los barcos de la flota de la OTAN estaban realizando ejercicios militares en aguas noruegas en ese momento, por lo que se especuló que el submarino podría ser una nave rusa que espiaba las maniobras. Pero Noruega estaba involucrada en delicadas negociaciones diplomáticas con la Unión Soviética en ese momento, y hubiera sido un error tonto que los rusos o cualquier país de la Cortina de Hierro pusieran en peligro esas negociaciones al violar abiertamente las aguas territoriales noruegas.

La presencia del submarino se convirtió en un problema político importante en Noruega, ya que la prensa y el público clamaban por la acción. Noruega no solo envió a toda su armada de 30 buques de guerra y submarinos al fiordo para investigar, sino que elementos de la flota de la OTAN, incluidos buques y helicópteros estadounidenses y británicos, fueron trasladados al lugar.

La ubicación del submarino se señaló con precisión con un sonar y la flota cortó todas las posibles vías de escape. Las cargas de profundidad se lanzaron sistemáticamente en toda el área en un esfuerzo por forzar al submarino a salir a la superficie. Las autoridades noruegas se jactaron de que el submarino no podría escapar y que el misterio pronto se resolvería.

HF Zeiner-Gundersen, general noruego, dijo en un comunicado:

“Es nuestro deber defender nuestro país y ahuyentar a cualquier barco o submarino que se esconda en nuestras aguas. No podemos evitarlo si pertenece a una nación importante”.

Misterioso “submarino” escapa

A pesar de la estrecha red de buques de guerra en Sognefjorden, el submarino parece haber escapado alrededor del 23 de noviembre. Esa noche, testigos en una rama del fiordo, el Lusterfjorden, informaron haber visto “un gran objeto oscuro moviéndose cerca de la superficie durante siete minutos antes de que desapareciera”.

Objetos Sumergibles No Identificados - OSNIs

Casi al mismo tiempo, un buque de guerra en Aurlandsfjorden, otra rama más del fiordo principal, supuestamente recogió un objeto grande en sus instrumentos. Y un niño de 14 años, Martin Nielsen, dijo a las autoridades que había visto “seis cohetes” salir disparados del agua y desaparecer en el aire. “Podrían haber sido señales para las personas en tierra“, sugirió un periódico noruego.

Esa noche, en lo alto de las casi accesibles montañas cubiertas de hielo cerca de Aurlandsfjorden, una serie de luces rojas y verdes comenzaron a parpadear. Los comandantes militares noruegos comenzaron a referirse a “fenómenos de luz”, que incluían un misterioso “helicóptero” que no pertenecía a la flota.

En la noche del 24 de noviembre, la flota hizo un intento de bombardear las aguas y obligar al submarino a salir a la superficie. De repente, se produjo un caos total ya que todos los equipos electrónicos de todas las naves se estropearon. ¡Las comunicaciones por radio entre los barcos se volvieron imposibles y los equipos de radar y sonar se volvieron inútiles!

Esa fue la última gran “batalla”. El 27 de noviembre, el gobierno noruego anunció que el submarino se había ido.

El minisro Kleppe dijo en una transmisión especial por televisión:

“Lamento decir que no pudimos traer el submarino a la superficie e identificarlo”.

La operación fue catalogada como “vergonzosa” y la flota de Noruega y la OTAN abandonaron el fiordo con las manos vacías.

De alguna manera, el enorme submarino había escapado al mar abierto a 96 km de distancia. Cuatro fragatas, un torpedero y otras embarcaciones que custodiaban la entrada al fiordo nunca hicieron contacto con el submarino que huía.

En la Unión Soviética, el periódico gubernamental Izvestia calificó el asunto de “caza de brujas” y negó enfáticamente que el submarino perteneciera a algún país del bloque soviético.

El misterioso “submarino” vuelve

Una semana después de que terminó el gran susto submarino noruego, testigos a lo largo de Hardangerfjorden, a 16 km al sur de Sognefjorden, informaron haber visto un periscopio y una torre de mando en el agua. Funcionarios noruegos avergonzados dijeron que presionarían una nueva búsqueda del objeto.

El 7 de diciembre, y nuevamente el 9, los pescadores de la zona de la bahía de Disko en Groenlandia informaron haber visto un misterioso submarino en las profundidades del interior de un fiordo. Dinamarca se apresuró a enviar un buque de guerra con un helicóptero a la región.

¡Quizás los noruegos y daneses deberían haber consultado a las autoridades suecas porque los suecos han estado persiguiendo submarinos fantasmas durante años! El 12 de septiembre de 1969, uno de estos objetos sorprendió al ser visto en una “zona militar restringida” cerca de Estocolmo.

Los barcos suecos se acercaron y se jactaron de haber atrapado al submarino. Sin embargo este se había escapado. Pero un año después, el 12 de noviembre de 1970, volvió. Una vez más, la flota sueca apareció y una vez más el submarino desapareció.

Objetos Sumergibles No Identificados - OSNIs

El 24 de agosto de 1962, un “submarino misterioso” alarmó a los ciudadanos de Gottland, una isla frente a la costa de Suecia. Los barcos de la armada sueca se apresuraron a la isla, localizaron el submarino con su equipo electrónico y sembraron el área con cargas de profundidad, pero de alguna manera los evadió, nuevamente.

La historia de estas misteriosas embarcaciones submarinas se remonta a mucho más atrás. Hubo “sustos” periódicos de submarinos en la década de 1920. La teoría popular de aquel entonces era que “eran submarinos alemanes renegados que quedaron de la Primera Guerra Mundial”. Por supuesto, los submarinos de ese entonces, como ahora, requerían un apoyo logístico considerable para combustible, alimentos y suministros.

Es muy poco probable que un submarino en tiempo de guerra pueda permanecer operativo durante mucho tiempo una vez que se le desconecta de dicho apoyo.

RECOMENDADO: Objetos Submarinos No Identificados: casos extraños de objetos que entran y salen del agua

Reconstruyendo la historia

Investigadores escandinavos como Jan-Ove Sundberg y Ake Franzen de Riks organisationen UFO Sverige han examinado viejos archivos de noticias y reconstruido eventos ahora olvidados de la década de 1930. A partir de 1933, Suecia, Noruega y Finlandia se vieron inundadas por una ola de avistamientos de “fantasmas voladores” que despertaron a las autoridades de esos países y llevaron a cazas e investigaciones masivas en la misma escala que la cacería submarina de noviembre de 1972.

Fantasmas voladores

Las áreas visitadas por los “fantasmas voladores” estaban muy al norte, principalmente por encima del Círculo Polar Ártico, cubiertas de nieve, montañosas y muy poco pobladas. Día tras día, y noche tras noche durante el invierno de 1933-34, los aviadores fantasma pasaban por rutas regulares, volaban en todo tipo de clima y desafiaban abiertamente a la diminuta Fuerza Aérea Sueca. Algunos de los aviadores fantasma se describieron como aviones pintados de gris, sin números de identificación visibles o insignia.

Otros objetos eran naves de varios motores. A menudo volaban en formación de tres o cuatro a la altura de las copas de los árboles sobre pueblos y aldeas, mientras que al mismo tiempo muchas personas informaron haber recibido señales extrañas en sus aparatos de radio. Y se avistaron varios barcos misteriosos y no identificados en las heladas aguas del Ártico.

Había todo tipo de teorías y especulaciones, pero ninguna se ajustaba a todos los hechos. La Unión Soviética no tenía una fuerza aérea real en ese momento y poca industria aeronáutica. Hitler acababa de llegar al poder en Alemania y aún no había sido armado para reconstruir la Luftwaffe.

En cualquier caso, hubiera sido pura cordura que cualquier potencia extranjera se arriesgara a realizar vuelos militares sobre los países escandinavos porque un accidente podría haber provocado otra guerra mundial.

Las autoridades suecas estaban particularmente preocupadas porque los “fantasmas voladores” regresaban una y otra vez a áreas militares restringidas, maniobrando sobre fuertes y estaciones y, de paso, visitando los mismos lugares que se convirtieron en sitios para las misteriosas búsquedas submarinas 30 años después.

Objetos Sumergibles No Identificados - OSNIs

Estos “fantasmas voladores” operaron durante la década de 1930 (también se vieron en Inglaterra, Francia e incluso en la ciudad de Nueva York). Después de que uno había volado repetidamente un fuerte en Boden, Suecia, en 1937, se llevó a cabo una audiencia oficial del gobierno.

El Ministro de Defensa sueco señaló que se habían llevado a cabo extensas investigaciones, se habían instalado reflectores especiales y dispositivos de escucha en las áreas de avistamiento, y todos los resultados fueron negativos. Ese septiembre, “aviones desconocidos” rodearon la instalación naval sueca en Karls krona varias veces. Un submarino misterioso aparecería en Karlskrona en 1970.

Estos submarinos han sido visitantes frecuentes de las aguas alrededor de Escocia e Inglaterra, al igual que los “fantasmas voladores”. El 12 de febrero de 1965, cuatro testigos informaron haber visto un “avión fantasma” sumergirse en el mar cerca de Mine Head en la costa norte de Devon.

Un testigo dijo:

“El avión era tan inusual que llamó nuestra atención. Había algo anormal en eso. No parecía ser distinto, pero tenía un aspecto brumoso, sin embargo, no había niebla ni bruma. Vino de detrás de unos árboles. Luego, literalmente, desapareció ante nuestros ojos. Lo extraño era que no emitía ningún sonido y parecía tener un motor. Pero ciertamente no era un planeador”.

Barcos y helicópteros de la RAF registraron el área pero no pudieron encontrar rastros del objeto volador.

RECOMENDADO: El extraño submarino con que los nazis «viajaron en el tiempo»

Incidente en Argentina

Otra importante búsqueda submarina tuvo lugar en Argentina en febrero de 1960. Después de que testigos confiables informaron haber visto un objeto metálico con forma de cigarro y de aspecto extraño cortando las aguas del Golfo de San Matías y el Golfo Nuevo. La Armada Argentina envió una gran fuerza de barcos y aviones a la zona, que, dicho sea de paso, estaba cerca del Círculo Antártico.

Durante dos semanas, las fuerzas navales lanzaron cargas de profundidad y sondearon el Golfo Nuevo con un sonar. Detectaron no uno, sino dos submarinos. Los objetos quedaron sumergidos y, aunque las autoridades argentinas creyeron tener las cosas atrapadas en el golfo, finalmente desaparecieron.

Un nativo de la región fue citado por el oficial retirado del consulado británico Gordon Creighton diciendo:

“Es absolutamente seguro que en las profundidades del Golfo de San Matías hay una base de platillos voladores. Estos sucesos son de conocimiento común en una gran región de la Patagonia, donde es normal y bastante normal que se escuche a la gente hablar de los marcianos”.

En 1965, los misteriosos submarinos hicieron acto de presencia en Australia y Nueva Zelanda, lo que provocó una búsqueda masiva por parte de la Royal Australian Navy. En ese enero, un piloto de aerolínea informó haber visto un objeto metálico largo, “la forma no era la de un submarino normal”, en aguas poco profundas al final del puerto de Kaipara, Nueva Zelanda. Lo rodeó y notó que no tenía superestructura pero parecía tener una trampilla en la parte superior. Los investigadores navales no encontraron nada y dijeron que el agua era demasiado poco profunda para un submarino.

Cuatro meses después, se informaron tres avistamientos submarinos diferentes en cinco días cerca de Brisbane, Australia. Los objetos tenían al menos 30 metros de largo con pequeñas estructuras montadas en sus tallos. En junio, un piloto privado, el Sr. C. Adams, y un camarógrafo de televisión, Les Hendy, vieron cinco “objetos misteriosos” flotando en el agua a unas 241 km al norte de Bris Bane. Por lo general, una cortina de silencio cayó sobre la marina australiana después de que investigaron estos incidentes.

Avistamiento en Brasil

A la medianoche del 30 de julio de 1967, un objeto submarino luminoso sobresaltó a la tripulación de un carguero cargado de explosivos, Naviero, frente a las costas de Brasil.

El capitán Julián Ardanza informó:

“Claramente vimos un cuerpo extraño a estribor del castillo de proa. Tenía 30 metros de largo… El objeto se vio sumergido con una silueta limpia y resplandeciente y una rara luminosidad azul y blanca. Nuestro barco mantuvo su velocidad. El objeto aumentó su velocidad y se volvió a babor pasando bajo nuestros pies. Luego desapareció muy rápidamente. Era como si hubiera sido un submarino… No tengo idea de qué tipo de barco era”.

Argentina, Brasil y la mayoría de los países de América del Sur han experimentado repetidas oleadas de OVNIs a lo largo de los últimos 20 años. Argentina también ha elaborado una serie de informes sobre aviones misteriosos. Estos objetos, como los aviadores fantasma escandinavos, se asemejaban a aviones convencionales, pero generalmente son grises o negros sólidos, no muestran marcas ni insignias (violando así el derecho internacional) y maniobran al nivel de las copas de los árboles en un silencio inquietante.

Los OVNIs flotantes y sumergibles se han visto con frecuencia en América del Sur. A las 11:40 AM del 27 de junio de 1970, ocho testigos observaron un objeto en forma de disco en el agua frente a la costa de Leblon, un suburbio de Río de Janeiro, Brasil. Tenía unos 5.5 metros de diámetro y tenía una cúpula transparente en la parte superior.

Objetos Sumergibles No Identificados - OSNIs

En la parte superior del objeto se veía claramente a dos tripulantes, “de complexión gruesa y bastante pequeños” vestidos con overoles brillantes.

Permaneció a la vista durante aproximadamente media hora, luego se deslizó a lo largo de la superficie del mar durante 100 yardas y se elevó en el aire. Una de las testigos, doña María Nazaré, dijo que pudo ver a los dos ocupantes sentados dentro de la cúpula mientras el disco volaba. Este fue uno de los mejores avistamientos raros a la luz del día de objetos sólidos.

En marzo de 1966, un agricultor argentino llamado Carlos Corosan afirmó haber visto una extraña máquina voladora con forma de cigarro zambullirse en el Atlántico cerca de Deseado, debajo del golfo San Jorge.

Corosan dijo:

“Era negro grisáceo y perfectamente liso, sin marcas visibles, ventanas o apéndices”.

Cuando lo vio por primera vez, Corosan dijo que estaba “traqueteando” en el aire, haciendo un ruido como el de un automóvil con un motor chisporroteante. Comenzó a hacer estallidos, sonidos explosivos y luego “se estrelló” en el mar. “No flotó en absoluto“, dijo Corosan a los investigadores.

“Simplemente golpeó el agua con un gran chapoteo y se hundió rápidamente”.

En la actualidad hay cientos de informes de objetos voladores que se sumergen en cuerpos de agua y desaparecen.

Un porcentaje muy pequeño de todos los avistamientos conocidos son máquinas sólidas aparentemente reales de algún tipo, generalmente en la configuración en forma de disco o cigarro. Estos avistamientos forman el núcleo del misterio del platillo volante.

Curiosamente, casi todos estos raros avistamientos “duros” tienen lugar cerca o sobre cuerpos de agua: lagos, ríos, fiordos, océanos. En otra época, las frecuentes apariciones de objetos y seres extraños alrededor del agua produjeron la tradición del “espíritu del agua”. A menudo se veía a hadas y duendes alrededor de lagos y ríos, ocasionalmente recolectando agua en receptáculos del mismo modo que se ha informado en informes recientes.

Curiosamente, si bien los casos de OVNIs que aterrizan tierra adentro son a menudo presenciados por individuos solitarios, los avistamientos de agua a menudo son reportados por tripulaciones enteras de barcos y la documentación en los registros de los barcos es completa y exacta, particularmente cuando están involucrados sonar y radar, lo que sucede a menudo.

Los avistamientos de agua, por lo tanto, forman un cuerpo de evidencia que vale la pena considerar seriamente.

RELACIONADO: ¿Se libra una «guerra secreta» entre submarinos y naves alienígenas en el océano? Archivos filtrados lo revelarían

Extraños incidentes

Además de todas estas pruebas extraordinarias, ha habido decenas de accidentes en el mar en los que los barcos sufrieron graves daños al chocar inesperadamente con objetos metálicos en aguas abiertas; tal como ocurrió recientemente con un submarino de EE. UU. que chocó con un objeto desconocido en aguas de China.

Si simplemente ignoramos las historias tipo platillo y nos concentramos en los aviones misteriosos y los submarinos misteriosos, encontramos que hay evidencia considerable que indica que alguien está operando una fuerza aérea y una marina clandestina en este planeta, y que lo han estado haciendo durante muchas décadas.

Objetos Sumergibles No Identificados - OSNIs

Hubo avistamientos de aviones misteriosos en todo el mundo en el período 1909-1914, cuando existían muy pocos aviones primitivos hechos por el hombre. Y esos aviones tenían capacidades tan limitadas que no podrían haber sido responsables de los avistamientos. También han habido reportes de objetos submarinos desde 1920, y posiblemente más tiempo. Muy pocas noticias extranjeras de Groenlandia y Escandinavia llegaron a los investigadores en el siglo XIX.

Los patrones indicados por los datos pueden estar situados en algún lugar del remoto páramo del Círculo Polar Ártico. Estas bases podrían estar bajo el agua. Incluso podría haber una red de túneles o canales submarinos conectados en los diversos fiordos profundos de Escandinavia, lo que explicaría la capacidad de los submarinos para eludir a los perseguidores y reaparecer inesperadamente en los fiordos vecinos.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Testigos dispersos en Canadá, América del Sur y el Pacífico han informado continuamente encuentros inesperados con hombres con uniformes de tipo militar (pero no ningún tipo de uniforme conocido) en áreas donde se han visto OVNIs y submarinos misteriosos. ¿Podrían haber sido miembros de esta extraña y secreta marina?

Un grupo de aficionados a los OVNIs ha argumentado durante mucho tiempo que seres de otro planeta se están preparando silenciosamente para invadir y apoderarse de la Tierra. Las bases árticas podrían ser parte de su preparación, según esta teoría. Otros grupos han observado la actividad OVNI en el Ártico y la Antártida durante años, afirmando que los platillos voladores provenían de agujeros en los polos. Generaciones enteras de funcionarios en Noruega y Suecia han tenido que caer en un silencio confuso, y quizás asustado.

La Marina de EE. UU. todavía guarda silencio. Pero, en algún lugar de los vastos océanos del mundo, definitivamente hay submarinos que pueden moverse más rápido y sumergirse más profundamente que cualquier cosa que sea propiedad de los EE. UU. u otros países. Hay aeronaves que pueden sumergirse en el agua y convertirse en submarinos. ¿A quién pertenecen? ¿Por qué se esconden de nosotros? ¿Y qué están haciendo realmente?

Autor: John Keel, y publicado en Revista SAGA

Como lector de CODIGO OCULTO, lo invitamos a unirse a nuestro club MindTrix para debatir sobre enigmas, ciencia y actualidad con personas de ideas afines de todo el mundo. ¡Unirse es gratis, regístrese ahora!

Fuente: anomalien
Redacción CODIGO OCULTO

Redacción CODIGO OCULTO

Autor

La verdad es más fascinante que la ficción.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine
Ahora:
Total:

También te podría interesar…