Encuentran “esferas metálicas” en el sitio donde cayó un objeto interestelar en el océano Pacífico
Publicado el 23 Jun 2023
© Imagen: SETI / Harvard University

El astrónomo de Harvard y Director del Proyecto Galileo, Avi Loeb, hoy se ha convertido en un explorador que dirige una expedición al océano Pacífico en busca de los restos de un objeto interestelar que cayó en el sitio en el año 2014. Ahora Loeb informa en su diario el hallazgo de esférulas (esferas metálicas) en el mismo lugar.

Avi Loeb escribió en su “Diario de un viaje interestelar”, Informe 20 (21 de junio de 2023):

Ver también:

Jeff Wynn bajó corriendo las escaleras para decirme:

“Ryan Weed ha encontrado una esférula en el microscopio”.

Hallazgo de varias esferas metálicas de composición anómala

Subí corriendo las escaleras y vi la imagen de una esférula, de 0.3 milímetros de tamaño, que parecía una perla metálica sobre el fondo de ceniza volcánica. Fue como encontrar una hormiga en la cocina. Cuando encuentras una, sabes que debe haber muchas más. Efectivamente, pude encontrar muchas más esferas metálicas en la misma imagen del microscopio.

Esférulas vistas a través del microscopio de partículas magnéticas obtenidas de la ruta más probable de IM1 (meteorito interestelar).

Esférulas vistas a través del microscopio de partículas magnéticas obtenidas de la ruta más probable de IM1 (meteorito interestelar). Crédito de imagen: Avi Loeb

Felicité al equipo por el descubrimiento e insté a Ryan a colocar inmediatamente la esférula en el analizador de fluorescencia de rayos X para obtener su composición. Encontramos una composición mayoritariamente de hierro, con algo de magnesio y titanio, pero sin níquel. Esta composición es anómala en comparación con las aleaciones fabricadas por el hombre, los asteroides conocidos y las fuentes astrofísicas conocidas.

La esférula era magnética y estaba separada por un filtro con un tamaño de malla comparable, por lo que potencialmente podría haber muchas más esférulas en el residuo que contiene partículas más pequeñas. Se recogió en la carrera 8, que recorrió la parte superior de la trayectoria más probable de IM1, según el análisis de los datos de los sismómetros en un artículo que escribí con Amir Siraj hace tres meses.

Casualmente, Amir llegó a Silver Star justo cuando se descubrió la esférula. Fue el momento perfecto para que Amir se dedicara a encontrar muchas más esférulas de distintos tamaños y a investigar en la bibliografía su composición anómala.

Esférulas de naturaleza magnética

La naturaleza magnética de las esférulas implica que no necesitamos el dispositivo de esclusa y podemos seguir utilizando el trineo magnético durante la próxima semana. Encontrar más esférulas nos permitirá precisar la trayectoria del meteoro y, potencialmente, buscar un objeto de gran tamaño que pueda representar su núcleo al final de la trayectoria. Si se recupera un objeto de este tipo, su estructura podría informarnos sobre su propósito tecnológico y su diseño.

Observando esférulas en imágenes de microscopio de partículas magnéticas recolectadas a lo largo del camino de IM1 y analizando su composición anómala. Desde la derecha: Jeff Wynn, Ryan Weed y Avi Loeb

Observando esférulas en imágenes de microscopio de partículas magnéticas recolectadas a lo largo del camino de IM1 y analizando su composición anómala. Desde la derecha: Jeff Wynn, Ryan Weed y Avi Loeb. Crédito de imagen: Avi Loeb

Las esférulas metálicas con aspecto de perlas están incrustadas en la ceniza volcánica, por lo que nuestro objetivo a partir de ahora es recuperar todo el material magnético disponible en los imanes del trineo en forma de polvo negro y, a continuación, identificar las perlas metálicas y separarlas con pinzas. Ryan Weed, Jeff Wynn, Charles Hoskinson, J.J. Siler y Amir Siraj participan en este esfuerzo.

Demostrar que podemos colocar el trineo magnético en el fondo del océano nos permitió hacerlo una y otra vez y encontrar materiales del emplazamiento de la bola de fuego de IM1 (meteorito interestelar). Demostrar que podemos recuperar la primera esférula de ese material nos permite ahora hacerlo una y otra vez y encontrar un gran número de esférulas de IM1 de forma coherente y sistemática.

Ahora nos dirigimos de nuevo al lugar donde se estrelló IM1 para intentar recuperar el mayor número posible de esférulas. Con una muestra suficientemente grande, podremos obtener un espectro de rayos gamma que caracterizará sus elementos radiactivos y, potencialmente, datar la muestra. La determinación del tiempo de viaje podría permitirnos identificar la distancia y la dirección de su estrella de origen, dada su velocidad conocida. Nuestro análisis preliminar implica que la composición, mayoritariamente hierro con una décima parte de magnesio y algo de titanio, no se parece a las aleaciones conocidas fabricadas por el hombre ni a asteroides familiares.

¿Fueron fabricadas por una civilización extraterrestre?

La pregunta fundamental es obvia: ¿este primer objeto interestelar reconocido a partir de 2014 fue fabricado por una civilización tecnológica? A nuestro regreso, podríamos producir en el laboratorio una aleación que tenga la misma composición que inferimos para las esférulas y analizar las propiedades del material resultante.

La línea amarilla delgada indica la ruta del trineo magnético y la ruta más probable para el IM1, línea naranja gruesa

La línea amarilla delgada indica la ruta del trineo magnético y la ruta más probable para el IM1, línea naranja gruesa. Crédito de imagen: Avi Loeb

Conseguí espacio para almacenar todos los materiales recuperados en el Observatorio del Harvard College y analizar su composición elemental e isotópica con diagnósticos de última generación. Mi hija, Lotem, que acaba de ser admitida en el Harvard College, participará en este análisis como becaria de verano.

Antes de irme de Harvard, uno de mis colegas me susurró:

“Mucha gente aquí argumenta que estás perdiendo el tiempo al dirigir una expedición desesperada al Océano Pacífico, pero aunque estoy de acuerdo en que las posibilidades de éxito son escasas, yo opino que puede que merezca la pena intentarlo”.

Como señaló el filósofo Arthur Schopenhauer:

“Toda verdad pasa por tres etapas: Primero, se ridiculiza; segundo, se opone violentamente; y tercero, se acepta como evidente”.

Afortunadamente, el descubrimiento de esférulas IM1 de composición anómala traslada el debate a la tercera etapa. Ante eso, algunos colegas podrían añadir otra etapa: “… y cuarta, yo lo dije primero”.

Ojo al piojo:

Es importante ahora continuar la búsqueda en la misma zona donde se vienen realizando estos hallazgos: primero una fibra metálica, luego acero resistente a los choques y ahora esférulas de una composición metálica anómala en la Tierra. Si se han encontrado esos fragmentos, es muy posible que en las cercanías pueda hallarse un fragmento de mayor tamaño del meteorito interestelar caído, que aparentemente es de naturaleza metálica. ¿Extraño, no? … ¿Se trató de una sonda alienígena?  

Autor: Avi Loeb – Fuente: medium.com

Como lector de CODIGO OCULTO, lo invitamos a seguirnos en nuestra Fan Page, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestro Grupo Oficial y a nuestra comunidad en Telegram. Además puedes suscribirte a nuestro boletín semanal de noticias. Y también puedes apoyarnos en Patreon, y hacer posible que CODIGO OCULTO siga por muchos años más.

Redacción CODIGO OCULTO

Redacción CODIGO OCULTO

Autor

La verdad es más fascinante que la ficción.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Apoya nuestro trabajo

Con tu ayuda podremos seguir creando contenidos e informándote a diario. Apoya nuestro trabajo. ¡Gracias!

SUSCRÍBETE GRATIS A NOTICIAS

Síguenos en Telegram
Síguenos en TikTok / codigoocultocom

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine

También te podría interesar…