El hallazgo de una olla de hierro fundido de 300 millones de años en Oklahoma
Publicado el 05 Feb 2024
© Imagen: Pinterest

¿Cómo explicar los objetos fuera de su tiempo? ¿Cómo explicar un artefacto de hierro fundido datado en 300 millones de años cuando se supone que no existían civilizaciones humanas avanzadas que pueda trabajar el metal? Acaso la explicación es que hubo una antigua, muy antigua cultura humana mucho antes de lo que la historia nos dice.

Un oopart de 300 millones de años

Se trata de una pieza de metal perfecta y fue descubierta en 1912 en una mina de Wilburton, Oklahoma, su descubridor fue Frank J. Kennard y según él, se encontró dentro de un bloque de carbón. Pero, ¿qué hace que este recipiente sea tan misterioso? Bueno, como muchos otros objetos encontrados en todo el mundo, la edad del artefacto ha causado debate.

Ver también:

Este tipo de objetos se denominan artefactos fuera de lugar (OOPArt) porque se encontraron en una capa arqueológica en la que su existencia es sencillamente imposible. De hecho, hubo muchos artefactos de este tipo en la historia, pero rara vez sobrevivió alguno hasta nuestros días; la mayoría simplemente desapareció en algún lugar.

Esta historia comenzó en 1912 en una central eléctrica de carbón de la ciudad de Thomas, Oklahoma, EE UU. Uno de los trabajadores partió un trozo de carbón demasiado grande para una carretilla, y en su interior había un pequeño objeto que parecía un cuenco o una olla.

La olla de hierro fundido hallada.

La olla de hierro fundido hallada. Crédito de imagen: Pinterest

Artefacto estaba compuesto de una aleación de metales

El cuenco se examinó más a fondo y resultó ser de hierro fundido (una aleación de hierro y carbono). Dentro de los trozos de carbón se conservaba una huella sólida del cuenco, es decir, resulta que no cayó en el carbón recientemente, sino que estuvo en él tanto tiempo que el carbón se formó a su alrededor.

Entonces se descubrió que la edad de la veta de carbón de la que se trajo este lote de carbón a la central eléctrica era de unos 300 millones de años.

Para demostrar la autenticidad del hallazgo, hay una pequeña nota escrita por el mismo trabajador que encontró este cuenco.

Kennard, que en 1948 era trabajador de Benton Co, escribió:

“Mientras trabajaba en la Central Eléctrica Municipal de Thomas, Oklahoma, en 1912, me encontré con un trozo macizo de carbón que era demasiado grande para utilizarlo. Lo rompí con un mazo.

Esta olla de hierro se cayó del centro dejando el molde de impresión de la olla en el trozo de carbón. Jim Stall (un empleado de la empresa) presenció la rotura del carbón y vio caer la olla. Rastreé el origen del carbón y descubrí que procedía de las minas de Wilburton, Oklahoma”.

El testimonio dejado por la persona que encontró la olla de metal.

El testimonio dejado por la persona que encontró la olla de metal. Crédito de imagen: Pinterest

Al final de la nota se añadía que había “prestado juramento en Salpur Springs, Arkansas, el 27 de noviembre de 1948“.

Los yacimientos donde se encontró la olla tienen 300 millones de años

Los yacimientos de carbón de la mina de Wilburton se han estudiado varias veces y se sigue confirmando que tienen, de hecho, unos 295-300 millones de años.

Lamentablemente, la única prueba procede del testimonio de una persona y eso no tiene mucho rigor científico. Este objeto desapareció, como muchos otros que tenían una historia similar y la misma edad.

Si el objeto se encontrara hoy en día, proporcionaría mucha más información sobre el descubrimiento, el origen del objeto, quién lo creó y cuál era su finalidad, pero lo más importante es que arrojaría luz sobre su verdadera antigüedad.

Huella de un cuenco en un fragmento de carbón.

Huella de un cuenco en un fragmento de carbón. Crédito de imagen: Pinterest

Posible teoría para explicar el misterio

Existe la teoría de cómo un objeto así pudo acabar dentro del carbón, ya que las minas están llenas de charcos de agua saturada, con el tiempo el agua se endurece y el objeto pudo acabar dentro del trozo de carbón.

Como señala Mark Isaac:

“La olla parece ser de hierro fundido, y la tecnología del hierro fundido comenzó en el siglo XVIII. Su diseño se parece mucho a las vasijas utilizadas para contener metales fundidos y puede haber sido utilizada por un hojalatero, un calderero o una persona que fundía balas.”

En el descubrimiento de este objeto se observan los problemas habituales, las pruebas anecdóticas son básicamente lo único que tenemos, pero eso no explica cómo el artefacto acabó incrustado en el carbón, que tiene unos 300 millones de años.

¿Se trata realmente de un objeto fabricado hace cientos de millones de años o pudo ocurrir algún incidente singular y la olla quedó sepultada en el carbón? 

Fuente: anomalien

Tenemos algo para decirte: Visítanos en Facebook. Únete a la discusión en nuestra comunidad en Telegram. Y si te es posible, apoya nuestro trabajo invitándonos un café. ¡Te lo agradecemos!

Redacción CODIGO OCULTO

Redacción CODIGO OCULTO

Autor

La verdad es más fascinante que la ficción.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Apoya nuestro trabajo

Con tu ayuda podremos seguir creando contenidos e informándote a diario. Apoya nuestro trabajo. ¡Gracias!

SUSCRÍBETE GRATIS A NOTICIAS

Síguenos en Telegram
Síguenos en TikTok / codigoocultocom

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine

También te podría interesar…

Zungaria, el hogar de los ancestrales hiperbóreos

Zungaria, el hogar de los ancestrales hiperbóreos

Los míticos hiperbóreos han dejado de ser parte de la ficción para integrar un pasado no registrado por la historia convencional. Cuando se trata de rastrear los orígenes de esta misteriosa civilización nos encontramos con Zungaria, el lugar que pudo ser el hogar de...