Hace 50 años, NASA envió un mensaje a “extraterrestres” generando un misterio en el sistema solar
Publicado el 04 Mar 2022
© Imagen: Donald Davis / Wikimedia Commons, Ann Druyan

Hace 50 años se lanzó la primera sonda espacial a Júpiter; la Pioneer 10, ésta se convirtió en toda una proeza para la ciencia espacial, convirtiéndose en una de la más avanzadas, aún en nuestros días. Sin embargo, existe un misterio poco conocido del Universo y la nave de la NASA.

La sonda espacial Pioneer 10 se convirtió en un antes y un después de la exploración espacial. Contó con el sistema de navegación más limpio hasta la fecha para explorar el Sistema Solar exterior.

Creada para estar 21 meses en órbita, la nave de la NASA terminó siendo utilizada por 30 años ininterrumpidos. Además, preparó el camino para las naves que cambiaron la comprensión que teníamos del Sistema Solar, las misiones Voyager.

Sin embargo, existen otras formas, más extrañas y profundas, en que la Pioneer 10 sigue influyendo en la ciencia espacial; la astrobiología y la física teórica. Esto llevaría a vivir uno de los fenómenos más extraños de la historia del Sistema Solar.

El misterio de la Pioneer 10

Placa con el mensaje extraterrestre creada por Carl Sagan y Frank Drake

Placa con el mensaje extraterrestre creada por Carl Sagan y Frank Drake. Crédito: NASA / Wikimedia Commons

Apenas se finalizó la construcción de la sonda espacial, Eric Burgess, periodista y entusiasta de la comunicación extraterrestre, acompañado de Carl Sagan, visitaron las instalaciones del Laboratorio de Propulsión a Chorro de NASA. Su objetivo era convencer a la agencia espacial de que la Pioneer 10 podría ser el medio para comunicarnos con los extraterrestres.

Así, Sagan y Frank Drake, fundador del SETI, obtuvieron 3 semanas para diseñar algún objeto que la sonda pudiera transportar al espacio y llevar el mensaje.

Los expertos crearon una placa de aluminio recubierta en oro que contenía diferentes elementos. Cada uno de ellos enfocados en ayudar a los extraterrestres a rastrear su origen en el espacio a través de los pulsos enviados desde el momento en que saldría de la Tierra.

Además, tendría un boceto de los humanos que la construyeron y una palma abierta como indicador de paz.

Ya que se cree que los humanos no hablan la misma lengua que los extraterrestres, se trabajó en base a la hipótesis de una comprensión basada en la física, que sería fundamental para que cualquier forma de vida inteligente que viaje por el espacio pudiera encontrar la Tierra.

Después de todo, dicha civilización debería ser sumamente avanzada para encontrar la sonda, en primer lugar.

La Pioneer 10 tenía un sistema de navegación complejo, por lo que su ubicación era predecible por las leyes de la física en todo momento. Cualquier anomalía en su ubicación indicaría un nuevo fenómeno espacial.

El Planeta X y la energía oscura

El misterio de la expansión del Universo y la Energía oscura

El misterio de la expansión del Universo y la Energía oscura. Crédito: Donald Davis / Wikimedia Commons

Este sistema se colocó para intentar explicar el misterio del Planeta X. Explicó Slava Turyshev, físico del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

Sin embargo, ocurrió algo aún más enigmático: mientras Turyshev limpiaba una de las tarjetas de datos de la Pioneer, se dio cuenta que ésta se alejaba del Sistema Solar mucho más lento de lo previsto. Estas observaciones serían llamadas «Anomalía Pioneer».

LECTURA RECOMENDADA: Espacio Interestelar: las transmisiones de las Voyager que desconcertaron a los científicos

Lo visto por el físico sucedió casi a la vez que los físicos se percataron que el Universo se estaba expandiendo por la energía oscura. Al mismo tiempo, la energía oscura se convertiría en el primer sospechoso de la Anomalía Pioneer.

Turyshev explicó que si se multiplica la velocidad de la luz por la tasa de expansión del Universo, se obtiene exactamente el valor que explica la ralentización de Pioneer. Desde ese momento, esta anomalía inspiró más de 1.500 estudios.

Pioneer 10 cerca de Júpiter

Pioneer 10 cerca de Júpiter. Crédito: NASA

Sin embargo, la relación con la energía oscura terminaría siendo una coincidencia. En el 2012, Turyshev y su equipo resolvieron la Anomalía Pioneer, determinando que, en realidad, se debe a una fuerza de retroceso térmico debido a la emisión asimétrica de calor provocada por el reactor nuclear de la nave.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Este efecto ahora se tiene en cuenta en la ingeniería de todas las naves espaciales de la NASA. Pero ninguna sonda ha vuelto a tener la navegación tan precisa que tenía la Pioneer 10.

Actualmente, existen muchas pruebas de que las características de la energía y la materia oscura, contradicen las supuestas verdades físicas. Por lo que es necesario que se construya una nave tan precisa otra vez, para investigar el Sistema Solar ya que, de hecho, la misma Tierra podría estar rodeada de ella.

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestra Página de Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestra comunidad en Telegram.

Te recomendamos leer:

Erick Sumoza

Erick Sumoza

Autor

Escritor especializado en la investigación de ciencia, tecnología, teorías alternativas e historia oculta. Siempre trabajando por la verdad y en contra de la censura.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine
Ahora:
Total:

También te podría interesar…