Matest M. Agrest: Pionero de la Teoría de los “Antiguos Astronautas” y el Paleocontacto
Publicado el 06 Dic 2021
© Imagen: Wikimedia Commons / Imdb

En 1959 un explosivo artículo cautivó la atención mundial, con sus ideas sobre visitantes extraterrestres en la antigüedad. Aunque en privado esta visión empezaba a tener seguidores, alentada por la irrupción de la naciente ciencia ficción, sorprendía un reputado académico ruso lanzara proposiciones tan audaces en su concepción.

Su nombre Mates Mendelevich Agrest, y quién a partir de entonces alcanzara rápida celebridad, convertido luego en autor de culto. Por supuesto Agrest no estaba solo en aquella movida radical, siendo parte de un colectivo salvaje interesado en promover una discusión por entonces tabú. Nada menos que una revisión del pasado de la Tierra. Ahondemos en su historia.

Ajuste su cinturón lector, se avecina un viaje movido.

Mates Mendelevich Agrest – El caso del científico atrevido

“Hasta ahora no sabemos nada sobre civilizaciones extra-planetarias, pero el ejemplo de una civilización geogénica (terrestre) muestra que el tiempo requerido para su desarrollo a tal nivel en el que los vuelos espaciales son posibles (varias decenas de milenios) es extremadamente pequeño en comparación con el momento de la evolución del planeta (varios miles de millones de años). Por lo tanto, es permisible suponer que nuestra Tierra ha sido visitada repetidamente por seres extraterrestres durante los últimos millones de años. Después de cada visita de este tipo, estos o aquellos rastros deberían haber quedado en la Tierra. Si tal visita tuvo lugar ya en el período histórico, entonces es natural esperar que este evento se haya reflejado tanto en leyendas como en algunos monumentos materiales y fenómenos geológicos”. M.M. Agrest. Cosmonautas en la Antigüedad, 1961.

Mates Mendelevich Agrest vino al mundo un 20 de Julio de 1915, en la ciudad de Knyazhitsy, provincia de Mogiljow, Bielorrusia. Agrest fue criado en la estricta observancia judía, que en 1929 cuando cumplió 19 años se graduó como rabino certificado. Como una forma de insertarse mejor en la sociedad rusa, por entonces atravesada por una revolución política sin precedentes, y dominada por un ateísmo reinante, el joven rabino decidió orientar su formación hacia el campo académico.

Fue así Agrest decidió su ingreso a la exigente Universidad de Leningrado, donde inclinara sus estudios en el área de la matemática y mecánica. Pero los esfuerzos de Agrest tuvieron mucha dificultad, debido a su poco dominio de la lengua natal, tan solo hablaba yiddish y hebreo. No obstante, Agrest no se rindió, consiguiendo captar la atención de varios profesores asombrados por sus conocimientos. Luego de cinco años difíciles en 1938 consiguió su ansiado título como matemático de prestigio.

Mates Mendelevich Agrest el matemático ruso que fuera uno de los primeros científicos en defender la teoría de los Antiguas Astronautas. Cortesía: hadashot.kiev.ua

Posteriormente Agrest fue admitido como estudiante de posgrado en el Instituto Astronómico Estatal, donde conocería a Iósif Samuílovich Shklovski, destacado astrofísico, así como miembro de la Academia de Ciencias de la URSS, y quién más tarde alcanzaría relevancia en Estados Unidos por su colaboración con Carl Sagan en Vida Inteligente en el Universo, 1967. En aquel recordado trabajo Carl Sagan en uno de sus capítulos, escribió sobre la posibilidad de visitas interplanetarias en el pasado terrestre. Lo cierto es Agrest trabó amistad con Shklovski, quién no tardó en recomendarlo en su ascenso a otros puestos. Por ese entonces Agrest entregó una de sus primeras disertaciones sobre mecánica celeste, centrada en los anillos de Saturno.

Este estudio le valió al matemático su posterior ingreso al Instituto de Físico Química, dirigido por Yakov Borisovich Zel’dovich, que desde 1940 venía desarrollando investigaciones sobre armas nucleares.  Fue un paso importante en su carrera, ya que Agrest estaba siendo reclutado para trabajar nada menos en Arzamas-16, proyecto ultrasecreto impulsado por la URSS en su carrera atómica compitiendo con Estados Unidos por la supremacía en esa área. Agrest estuvo colaborando con las autoridades rusas desde 1948 hasta 1951, cuando sorpresivamente fue despedido, debido a su condición religiosa como miembro judío.

"Cosmonautas en la Antigüedad" el artículo que consagrara mundialmente a Matest Agrest

“Cosmonautas en la Antigüedad” el artículo que consagrara mundialmente a Matest Agrest. Cortesía: scribd.com

Luego de un tiempo de incertidumbre Agrest volvió a trabajar, esta vez en el Instituto de Física y Tecnología de Sujumi, actual República de Georgia, volcándose a los estudios de las funciones cilíndricas incompletas. En paralelo comenzó a delinear su tesis doctoral. Vemos a Agrest cada vez más sumergido en su trabajo científico, sin embargo, la lectura de un artículo impulsará cambios en su lectura sobre la historia humana. Por esos días, la prensa mundial estaba muy pendiente sobre las tensiones nucleares entre las potencias. En una nota se sugirió como implementación de defensa ante ataques atómicos: “el lanzamiento de miles de millones de agujas delgadas a una órbita cercana a la Tierra”, y donde un anillo impenetrable rodearía el planeta como los observados en Saturno. Como resultado, cohetes chocarán con las agujas, colisionando luego en el espacio”. De pronto Agrest fue presa de una revelación. Veamos.

Matest Agrest obtuvo de sus orígenes judíos, gran inspiración en la construcción de su tesis cósmica

Matest Agrest obtuvo de sus orígenes judíos, gran inspiración en la construcción de su tesis cósmica. Cortesía: conspiracytheoriesarchives.com

¿Antiguos Cosmonautas en el Pasado de la Tierra?

“El desarrollo de la vida en diferentes lugares del espacio puede, en términos generales, tomar diferentes formas. Sin embargo, no hay duda de que algunas direcciones de desarrollo deberían ser las mismas en todas partes, las mismas que en la Tierra. En particular, dado que la vida inteligente, como la vida en general, necesita constantemente un consumo de energía, su desarrollo debe ir por todas partes en la dirección de la búsqueda de diversas fuentes de energía. Por lo tanto, partiendo del hecho de que la estructura y las propiedades de la materia son las mismas en el Universo, tal desarrollo debería conducir en todas partes, por ejemplo, al descubrimiento y uso de la energía intraatómica”. M.M. Agrest. Cosmonautas en la Antigüedad, 1961.

Antiguos Astronautas y un interrogante sin fin

Antiguos Astronautas y un interrogante sin fin. Cortesía: ernestdescals / wordpress

El artículo sobre defensa espacial ante un probable ataque nuclear entre potencias rivales causó un fuerte impacto en Agrest, que viera tras aquella nota, ampliación de sus propios estudios en la materia. Agrest comenzó a interrogarse, si los anillos de Saturno tenían la misma función defensiva propuesta en el artículo, arribando a la conclusión en aquel planeta pudiera existir vida inteligente.  Comenzó a interrogarse si tal vez cosmonautas de ese planeta habrían visitado la Tierra en un pasado remoto. Para estar seguro Agrest debía buscar sus huellas. El Antiguo Testamento Bíblico acudió a su rescate, tal como le fuera atestiguado por el mismo autor a Brad y Sherry Hansen Steiger, quienes expusieron su testimonio en una Conferencia Mundial auspiciada en Las Vegas por La Sociedad de Antiguos Astronautas, y que tuviera lugar en 1993.

“Como recordó el Dr. Agrest, fue durante una noche de verano en 1959, cuando la hipótesis del paleocontacto pareció estallar en su cerebro. Había estado leyendo el libro bíblico del Génesis en una de las traducciones más antiguas de la Biblia al arameo, la Torgum Andelessa, cuando los pasajes sobre los Nephilim, comúnmente conocidos como los ‘gigantes de la Tierra en aquellos días’, estaban en el Arameo identificado como ‘los caídos’. Al juntar la identificación de los Nephilim como ‘los caídos’ o ‘aquellos que hacen que otros caigan’ con los relatos del libro apócrifo Enoc sobre los Vigilantes y la ascensión de Enoc al cielo, el Dr. Agrest revisó rápidamente las historias sobre la destrucción de Sodoma y Gomorra por ‘ángeles’. En lugar de que seres angelicales visiten las ciudades pecaminosas y obedezcan la voluntad de Dios de destruirlas con ira celestial, el Dr. Agrest percibió ahora la gran explosión que demolió las ciudades como una explosión nuclear”.

Estatuillas Dogu. Para algunos, esta es evidencia de la teoría de los antiguos astronautas

Estatuillas Dogu. Para algunos, esta es evidencia de la teoría de los antiguos astronautas. (Pinterest)

Este descubrimiento llevó a que Agrest decidiera presentar su hipótesis al gobierno ruso, redactando Hipótesis, suposiciones y conjeturas: ¿el rastro conduce al espacio?, que en 1959 fuera publicado en la revista Новое Русское Слово (Nueva Palabra Rusa), y que originalmente había ya aparecido en Литературная газета (Gazeta Literaria).

Según se expone en un informe crítico buscando fuentes reales sobre Agrest, Wiki Proyect Rusia:

“Entonces, básicamente, presentó su hipótesis de paleocontacto en forma de manuscrito al Partido en julio de 1959 y posteriormente fue invitado a dar una charla sobre el tema. Cuando su patrocinador, que lo estaba ayudando a publicarlo, falleció en febrero de 1960, Agrest fue a su funeral en Moscú y se enteró de que su trabajo se estaba difundiendo sin que aún se hubiera publicado. Para preservar sus derechos de autor, rápidamente consiguió que su manuscrito lo publicaran dos reconocidos escritores / periodistas de ciencia ficción”.

LECTURA RECOMENDADA: Cinco antiguos hallazgos arqueológicos más extraños del mundo

Más tarde Agrest recordaría el momento en que presentó en vivo su hipótesis ante sus colegas científicos, como bien relata Pavel Amnuel en Enoc que voló al cielo:

“La sala de conferencias estaba llena. Hablé durante más de una hora en absoluto silencio. Escuché mi propia voz pronunciando citas de la Biblia y el Zohar. Lo que la audiencia estaba pensando en ese momento, no lo sabía. Tratando de protegerme de las consecuencias negativas, hablé con una sonrisa en mi rostro. En caso de alguna reacción agresiva, diría: ¡Fue una broma! Cuando terminé de leer mi informe con las palabras ‘Gracias por su atención’, la audiencia, contrariamente a todas las tradiciones de las reuniones científicas, estalló en aplausos atronadores. En ese momento casi pierdo la compostura, comencé a temblar”.

Las ciudades malditas de Sodoma y Gomorra, que Agrest interpretara su destrucción por causa de una bomba nuclear

Las ciudades malditas de Sodoma y Gomorra, que Agrest interpretara su destrucción por causa de una bomba nuclear. Cortesía: artquid.com

Casi dos años después de estos sucesos, 1961, Agrest consiguió el padrinazgo de Alexander Kazantsev, pionero de la ufología soviética, y que alcanzara fama mundial por sus estudios sobre Tunguska. Kazantsev publicó su curioso ensayo bajo un nuevo título, Cosmonautas en la Antigüedad donde en el prólogo escribiera:

“El consejo editorial, sin contar los textos bíblicos como lo principal en el concepto de Agrest, deja en manos del autor las traducciones de estos textos, realizadas por él personalmente, diferenciándose en ocasiones de los canónicos de forma ventajosa para el autor. Para nosotros, la actitud de Agrest hacia estos textos es valiosa para refutar el principio divino de la Biblia, y para el enfoque materialista del análisis de antiguos manuscritos ‘sagrados’. El consejo editorial también está familiarizado con otros puntos de vista sobre la naturaleza de las tectitas en comparación con el expresado por Agrest, sin embargo, cree que el autor tiene derecho a una hipótesis, especialmente una hipótesis aún no científica, pero de ciencia ficción. Como saben, una hipótesis (el primer supuesto científico) puede resultar confirmada o refutada, verdadera o falsa, pero no anticientífica, si se construye sobre una base materialista. Solo una hipótesis es anticientífica. La hipótesis de Agrest, independientemente de la actitud hacia ella, está construida sobre una base materialista y merece atención”.

En Cosmonautas de la Antigüedad Agrest hizo referencia a enigmas históricos aún vivos, y de eterno debate en el mundo arqueológico.  Temas como El templo de Baalbek (Líbano), los misterios del Mar Muerto y sus ciudades perdidas, Sodoma y Gomorra, las cuevas argelinas en Tassili y sus grabados insólitos, sazonado todo su informe con toques bíblicos, convertida su lectura en texto irresistible. Agrest además creía, explosiones atómicas habían tenido lugar en aquella remota antigüedad, citando textos hindúes en su defensa. Y aquí un aporte de interesante en este punto, donde Agrest hace gala de su dominio científico, citando el misterio de las tectitas.

“En varios puntos de la Tierra se han descubierto compuestos que contienen isótopos radiactivos con una vida media relativamente corta. En particular, se han descubierto en muchos lugares de la Tierra formaciones vítreas, llamadas tectitas, que contienen los isótopos radiactivos. Las tectitas no son producto de erupciones volcánicas, ya que su formación requiere una temperatura más alta que la temperatura de la lava erupcionada. Las tectitas tienen muchas características, entre las que se destaca una: esta es la naturaleza de su distribución en la superficie de la Tierra. No están esparcidos uniformemente por todo el planeta, sino que se concentran en ciertas áreas bien definidas de la Tierra, formando algo así como campos de tectitas. Estos campos están ubicados en una franja estrecha cerca del ecuador, por ejemplo, en Libia, India, Australia. Las tectitas podrían haberse formado a partir de rocas terrestres en aquellas regiones de la Tierra donde existían poderosas fuentes de calor y radiación radiactiva, o llegaron a nosotros desde el espacio exterior. En el último caso, las tectitas son muy diferentes de los meteoritos tanto en edad, siendo mucho más jóvenes que los meteoritos, como principalmente en la naturaleza de su distribución en la superficie terrestre”.

LECTURA RECOMENDADA: Antiguos y enigmáticos monumentos alineados perfectamente alrededor de la Tierra

El artículo recorrió el mundo y Agrest fue saludado como un innovador autor, que arriesgando su reputación científica se lanzaba a una arena controversial. Pero no todos en Rusia se sintieron a gusto con sus declaraciones, recibiendo críticas mixtas sobre sus declaraciones, como así lo consigna Pavel Amnuel en Enoc que voló al cielo:

“Komsomolskaya Pravda calificó las ideas de Agrest como dañinas y distrajeron a la juventud soviética de los problemas científicos reales. Condenaron el uso de temas bíblicos por parte de Agrest, las ideas de paleocontacto se llamaron pseudociencia, pero en realidad no hubo objeción a la hipótesis”.

Azorado tal vez por la reacción provocada con su escrito, Agrest se refugió en sus actividades académicas, y siguió trabajando en la URSS hasta 1992 cuando tomó la determinación de emigrar a los Estados Unidos, radicándose hasta su fallecimiento en Carolina del Sur, en 2005 a la edad de 90 años.

Matest Agrest emigró en 1992 a los Estados Unidos, obteniendo aún más reconocimiento por sus fantásticos aportes

Matest Agrest emigró en 1992 a los Estados Unidos, obteniendo aún más reconocimiento por sus fantásticos aportes. Cortesía: imdb.com

Reflexiones sobre el pionero del paleocontacto

“La idea de una paleovisita fue destacada con más detalle por el profesor de Leningrado Nikolai Rynin, quien recopiló y sistematizó todo lo que estaba al menos en el más mínimo grado relacionado con los vuelos espaciales. En la enciclopedia de nueve volúmenes ‘Comunicaciones interplanetarias’ (1928-1932), recopiló 1200 hechos que pueden interpretarse como evidencia de visitas extraterrestres a la Tierra, incluidos numerosos mitos de los pueblos del mundo sobre dioses que descendieron del cielo y pusieron los fundamentos de la cultura moderna. No excluyo la suposición de que Agrest, mientras estudiaba en la universidad, pudo familiarizarse con el trabajo de N. Rynin. ¿Por qué no?”., Yuri Venediktov. Matest Agrest Desconocido, 2015.

Pinturas rupestres de Val Camónica (Italia, a 45 km al sur de la frontera con Suiza), del 1000 a. C. Hay quien sostiene que estas pinturas son prueba de la teoría de los antiguos astronautas

Pinturas rupestres de Val Camónica (Italia, a 45 km al sur de la frontera con Suiza), del 1000 a. C. Hay quien sostiene que estas pinturas son prueba de la teoría de los antiguos astronautas. Cortesía: Luca Giarelli / Wikimedia Commons

Existe mucha discusión en cuanto a reclamar a Mates Mendelevich Agrest, como precursor de los Antiguos Astronautas, opinión atestiguada por varios autores, pero si debemos reconocer en el tenaz estudioso, su aporte como primer científico en divulgar estas ideas a nivel masivo. Su pensamiento iba aún más lejos como se deja entrever en La Conferencia Mundial auspiciada en Las Vegas por La Sociedad de Antiguos Astronautas, donde Agrest enviara un informe ratificando su pensamiento.

“La Tierra ha sido visitada al menos una vez por astronautas extraterrestres. Estos astronautas eran criaturas antropomórficas humanoides. Hay muchos planetas en el Universo habitados por seres inteligentes. El antropomorfismo (“imagen y semejanza”) de los seres inteligentes es un principio universal. Es hora de alinear la filosofía básica de la vida en la Tierra con las cuatro conclusiones anteriores”.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

En 1995 publicó otro extraño ensayo El antiguo mecanismo milagroso Shamir, llamado el láser de Moisés, que como que relata el investigador italiano Simone Barcelli en su estudio sobre el maestro ruso:

“Agrest identificó al Shamir como una herramienta utilizada para cortar y grabar piedras muy duras”.

Y que en el Talmud según refiere Barcelli, es descrito como un gusano que puede perforar cualquier cosa difícil. Décadas después aquellos tímidos postulados aún seguirían sobrevolando las eras. Hasta Aquí.

Conclusión

La década del sesenta significó una revolución total que intentó una vuelta de página a un pasado hasta entonces inamovible. Estos cambios alimentados por el auge de la ciencia ficción y la naciente carrera espacial, hicieron mella e influenciaron a generaciones enteras en cuanto nuevas creencias, donde el Paleocontacto fue recibido como santo grial de su época. El no estamos solos se convirtió en un paradigma dominante, donde Mates Mendelevich Agrest supo jugar un rol esencial como comunicador de estos nuevos tiempos. Continuará.

Bibliografía

Libros:

  • Agrest, M.M..; Maksimov, M.S. Theory of Incomplete Cylindrical Functions and their Applications.
    New York: Sprenger, 1971.

Sitios web:

  • Apsnyteka
    Venediktov, Yuri. Matest Agrest Desconocido.
    http://apsnyteka.org/2651-venediktov_y_proza.html#6
  • Antiguos Astronautas
    Rubsov, Vladimir. El problema de las Paleovisitas.
    http://www.antiguosastronautas.com/articulos/Rubtsov01.html
  • Atlantis for schung
    Matest M. Agrest.
    https://atlantisforschung.de/index.php?title=Matest_M._Agrest
  • David Darling
    Hipótesis del Paleocontacto.
    https://www.daviddarling.info/encyclopedia/P/paleocontact.html
  • Epizody Space
    Agrest, M.M. Cosmonautas de la antigüedad.
    http://epizodyspace.ru/bibl/na-sushe-i-na-more/1961/agrest.html
  • Jason Colavito
    La búsqueda soviética de antiguos astronautas.
    https://www.jasoncolavito.com/blog/the-soviet-search-for-ancient-astronauts
    La teoría del antiguo astronauta en el Reino Unido en 1960.
    https://www.jasoncolavito.com/blog/the-ancient-astronaut-theory-in-the-uk-in-1960
  • Nexus Ediciones
    Barcelli, Simone. Matest Agrest: Un científico en los orígenes de la Paleoastronaútica.
    https://www.nexusedizioni.it/it/CT/matest-agrest-uno-scienziato-alle-origini-della-paleoastronautica-5210
  • Nlo Books
    Panchenko, A. La era de Acuario” para los constructores del comunismo: la cultura de la nueva era en la sociedad soviética tardía y el problema de los “períodos de cambio”.
    https://www.nlobooks.ru/magazines/novoe_literaturnoe_obozrenie/149_nlo_1_2018/article/19439/
  • Peoples
    Matest Agrest.
    https://www.peoples.ru/science/mathematics/matest_agrest/
  • Red Sky At Dawn
    Jesus Christ: Cosmonaut. Ancient aliens and space age atheism.
    https://redskyatdawn.wordpress.com/2014/10/30/jesus-christ-cosmonaut-ancient-aliens-and-space-age-atheism/
  • Ruslit Traumlibrary
    Alexander Borisovich Yaroslavsky. Argonautas del universo.
    https://ruslit.traumlibrary.net/book/yaroslavskiy-argonavty/yaroslavskiy-argonavty.html#work003003
  • Tvr Science Rusia
    Amnuel, Pavel. Enoc que voló al cielo.
    https://trv-science.ru/2009/05/enox-letavshij-na-nebesa/
  • Ufo Digest
    Hansen Steiger, Brad y Sherry. Recordando al Dr. MM Agrest, el primer científico en presentar pruebas históricas del Paleocontacto.
    https://www.ufodigest.com/article/remembering-dr-m-m-agrest-the-first-scientist-to-present-historical-evidence-of-the-palecontact/
  • Vestnik
    Agrest, Michel. Encuentro con científicos estadounidenses.
    http://www.vestnik.com/issues/2003/1001/koi/agrest.htm

Artículo escrito por Débora Goldstern, colaboradora de CodigoOculto.com

Te recomendamos leer:

Débora Goldstern

Débora Goldstern

Autor

Bibliotecaria de Profesión, natural de Buenos Aires, Argentina. Presta servicios en la Universidad Abierta Interamericana desde hace 16 años. Además es escritora e investigadora, dedicándose al estudio de las civilizaciones andinas desaparecidas por más de 20 años. Ha participado como consultora de la revista Ufo Brasil, ha sido expositora en diversos congresos y es regularmente convocada por programas de radio, tv, documentales, films y canales de Internet. Ha publicado dos libros: «Secretos subterráneos de los mundos olvidados - Cueva de los Tayos» y «Tierra Hueca». Débora es colabora permanente en CodigoOculto.com desde Diciembre de 2018.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine
Ahora:
Total:

¡DALE AL PLAY! ▶

También te podría interesar…