Libro de Enoc: Vínculos entre ángeles caídos, Nephilim y los dioses Anunnaki
Publicado el 28 Nov 2023
© Imagen: archivo / codigooculto.com - Youtube

Desde que se tradujo el Libro de Enoc, descubierto en Etiopía en 1768, se generó todo un revuelo en la historia de la humanidad. El antiguo texto narra la historia de los Ángeles Caídos, su descendencia los Nephilim e incluso de los Anunnaki. El Libro se atribuye a Enoc, el bisabuelo de Noé.

Es ampliamente aceptado que varias copias del Libro de Enoc fueron descubiertas en 1948 entre los Rollos del Mar Muerto, antiguos manuscritos religiosos judíos y hebreos. Se descubrieron en cuevas junto al mar cerca de un antiguo asentamiento llamado Qumrán. Se cree que hay relatos que guardan grandes similitudes con los de la antigua Sumeria.

Ver también:

El libro consta de cinco grandes secciones bien diferenciadas:

  1. La que trata de las malas acciones de los Ángeles Caídos o Nephilim, también conocidos como “los Vigilantes” con los terrícolas.
  2. Las Parábolas que explican el Juicio de Los Ángeles Caídos Vigilantes y el Gran diluvio como castigo por las malas obras de Los Ángeles Caídos;
  3. El Libro de las Luminarias que contiene datos astronómicos precisos sobre los movimientos del Sol, la Luna y las Estrellas, incluyendo el cálculo del año lunar de 364 días y por qué debe añadirse un año adicional después de 4 años;
  4. El Libro de las Visiones sobre el pasado y el futuro del destino Humano bajo el sistema opresor de los Reyes Divinos;
  5. Un Apocalipsis final en el que los justos serán liberados de los malvados por el Hijo del Hombre o Mesías en la era posterior al Diluvio.

Enoc fue el bisabuelo de Noé, la séptima generación de humanos después de Adán. Debido a su rectitud, fue elegido por Dios para cumplir sus órdenes y pronunciar sus palabras, particularmente después de que la Tierra se corrompiera debido a los actos irresponsables de una orden superior de ángeles con sorprendente apariencia humana, también conocidos como “Los Vigilantes”.

Representación de Nephilims o Gigantes

Representación de Nephilims o Gigantes. Crédito de imagen: Wikimedia Commons

Enoc era el mensajero de Dios, y el encargado de recibir sus sabias palabras y difundirlas por toda la tierra. Al final, fue llevado por Dios a su reino, escapando así de su muerte terrenal que tarde o temprano le sobrevendría.

“Después de convertirse en el padre de Matusalén, Enoc caminó fielmente con Dios 300 años y tuvo otros hijos e hijas. En total, Enoc vivió 365 años. Enoc caminó fielmente con Dios; luego dejó de existir, porque Dios se lo llevó. Por la fe, Enoc fue arrebatado de esta vida, de modo que no experimentó la muerte: “No pudo ser hallado, porque Dios se lo había llevado. Pues antes de ser arrebatado, fue alabado como alguien que agradaba a Dios'”. [Hebreos 11:5]

No es de extrañar que el Libro de Enoc no se haya incluido en la versión bíblica moderna, ya que su contenido habla de ángeles malvados que se aficionaron a las mujeres mortales y se aparearon con ellas, dando origen a la raza híbrida de humanoides gigantes conocidos en toda la historia secular y bíblica como los Nephilim.

“Y sucedió que cuando los hijos de los hombres se habían multiplicado, en aquellos días les nacieron hijas hermosas y atractivas. Y los ángeles, los hijos del cielo, vieron y desearon por ellas, y se dijeron el uno al otro: ‘Vengan, escojámonos esposas de entre los hijos de los hombres y engendrémonos hijos.’ Y Semjâzâ, quien era su líder, les dijo a ellos: ‘Temo que ustedes ciertamente no estarán de acuerdo en hacer este acto, y yo solo tendré que pagar la pena de un gran pecado.’ Y todos ellos le contestaron y dijeron: ‘Hagamos todos un juramento, y atémonos todos por imprecaciones mutuas no abandonar este plan sino hacer esta cosa.’ Entonces juraron todos juntos y se obligaron por imprecaciones mutuas a ello.” [Libro de Enoch, Capítulo 6]

Y así los ángeles se lanzaron desde los cielos para tomar esposas de su propia elección, desafiando el juicio del Creador. Llegaron a ser 200 y fueron dirigidos por sus líderes:

“y estos son los nombres de sus líderes: Samîazâz, su líder, Arâkîba, Râmêêl, Kôkabîêl, Tâmîêl, Râmîêl, Dânêl, Êzêqêêl, Barâqîjâl, Asâêl, Armârôs, Batârêl, Anânêl, Zaqîêl, Samsâpêêl, Satarêl, Tûrêl, Jômjâêl, Sariêl. Estos son sus jefes de decenas”.

Cuando los ángeles descendieron sobre la Tierra, empezaron a ofrecer dones de conocimiento a hombres y mujeres mortales, desafiando así la voluntad del creador de una raza humana inalterada y con voluntad propia. A cambio, los ángeles exigían respeto y adoración, pero sin ser conscientes del caos que habían instituido.

“Y Azâzêl les enseñó a los hombres a hacer espadas, y cuchillos, y escudos, y corazas, y les dio a conocer los metales de la tierra y el arte de trabajarlos, y brazaletes, y ornamentos, y el uso de antimonio, y el embellecimiento de los párpados, y toda clase de piedras costosas, y todas tinturas colorantes. Y surgió mucha impiedad, y ellos cometieron fornicación, y ellos fueron descarriados, y se volvieron corruptos en todos sus caminos. Semjâzâ enseñó encantamientos, y cortes de raíces, ‘Armârôs la resolución de encantamientos, Barâqîjâl (enseñó) astrología, Kôkabêl las constelaciones, Êzêqêêl el conocimiento de las nubes, Araqiêl los signos de la tierra, Shamsiêl los signos del sol, y Sariêl el curso de la luna. Y mientras los hombres perecían, gritaban, y su grito subía al cielo’…”

Todas las criaturas vivientes se vieron afectadas de una forma u otra por el nuevo orden de cosas. Los ángeles no se dieron cuenta de que los humanos eran demasiado inmaduros y crédulos para que se les enseñara tanto conocimiento de golpe. Como consecuencia, la Tierra se enrojeció por la sangre de sus criaturas, y todos los seres vivos se volvieron entonces propensos a la limpieza divina.

“Y todos los demás junto con ellos tomaron para sí esposas, y cada uno eligió para sí a una, y comenzaron a acercarse a ellas y a contaminarse con ellas, y les enseñaron encantos y encantamientos, y el corte de raíces, y las familiarizaron con las plantas. Y quedaron preñadas, y parieron grandes gigantes, cuya altura era de tres mil ells: Que consumieron todas las adquisiciones de los hombres. Y cuando los hombres ya no pudieron sostenerlos, los gigantes se volvieron contra ellos y devoraron a la humanidad. Y comenzaron a pecar contra las aves, las bestias, los reptiles y los peces, y a devorarse unos a otros la carne y a beber la sangre. Entonces la tierra acusó a los inicuos”.

Representación de ángeles caídos

Representación de ángeles caídos. Crédito de imagen: Pinterest

La concepción de los Nephilim fue la primera prueba a la que tuvieron que enfrentarse los humanos, ya que no había forma de superar las necesidades de aquellos humanoides superdimensionados. Intervenir en el orden natural de las cosas había enfurecido al Creador, así que “Los Vigilantes” y todo lo que había sido corrompido estaban a punto de probar el castigo.

“Y destruye a todos los espíritus de los réprobos y a los hijos de los Vigilantes, porque han hecho mal a la humanidad. Destruye toda maldad de la faz de la tierra y que toda obra mala llegue a su fin: y que aparezca la planta de la rectitud y la verdad: y resultará una bendición; las obras de la rectitud y la verdad’ serán plantadas en la verdad y la alegría para siempre.” “Y limpia la tierra de toda opresión, y de toda injusticia, y de todo pecado, y de toda impiedad; y toda la inmundicia que se hace en la tierra, destrúyela de la tierra. Y todos los hijos de los hombres se volverán justos, y todas las naciones ofrecerán adoración y me alabarán, y todos me adorarán. Y la tierra será limpiada de toda contaminación, y de todo pecado, y de todo castigo, y de todo tormento, y nunca más enviaré (ellos) sobre ella de generación en generación y para siempre”.

Cabe decir que la desaparición global tomó la forma de un gran diluvio, y Noé fue informado de ello a través de las palabras atribuidas de su antepasado Enoc, y se le permitió perpetuar la especie humana, así como preservar un sinnúmero de otros animales salvajes.

“Entonces dijo el Altísimo, el Santo y Grande habló, y envió a Uriel al hijo de Lamec, y le dijo: ‘Ve a Noé y dile en mi nombre “¡Escóndete!” y revélale el fin que se aproxima: que toda la tierra será destruida, y un diluvio está a punto de venir sobre toda la tierra, y destruirá todo lo que hay en ella. Y ahora instrúyele para que pueda escapar y su descendencia pueda ser preservada por todas las generaciones del mundo'”.

Grabado sumerio del arca de Ziusudra

Grabado sumerio del arca de Ziusudra. Crédito de imagen: internetmonk.com

Aunque a algunos les cueste creerlo, el gran diluvio ya estaba programado mucho antes de que Noé llegara a existir, y fue su tatarabuelo quien había difundido la palabra divina.

El cataclismo era inevitable, ya que antes de ese momento los habitantes de la Tierra se habían corrompido y ya no podían vivir en paz. El Libro de Enoc cuenta muchas historias controvertidas de una época similar a la que vivimos hoy en día, pero con algunas diferencias importantes. Antes del gran diluvio, los humanos tenían una esperanza de vida tremenda, hecho atestiguado por la Lista de Reyes Sumerios y la cronología de los faraones egipcios.

Aunque los historiadores siguen considerando este periodo de la historia humana como no demostrado y ficticio, existen numerosos relatos que hablan de aquellos días en los que “los dioses caminaban entre los hombres”, cuando las criaturas mitológicas no eran sólo producto de la imaginación, y 100 años de vida marcaban sólo el comienzo del viaje de uno. Hoy en día, parece que no se permite que nuestra historia remota salga a la superficie porque haría añicos el orden instituido, o porque ese ciclo de la historia humana nunca se quiso que se conociera, por alguna razón realmente intrigante.

[H/T: H&W]

¿Te gustó este contenido? Te invito a compartirlo con tus amigos. También puedes seguirnos en nuestra Fan Page, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestro Grupo Oficial y a nuestra comunidad en Telegram.

Redacción CODIGO OCULTO

Redacción CODIGO OCULTO

Autor

La verdad es más fascinante que la ficción.

1 Comentario

  1. Eugenio

    LÓGICA COGNITIVA DEDUCTIVA.

    El libro de Enoc es una errada traducción e interpretación respecto a naturaleza, identidad e historia de esos “ángeles caídos”, de los Nephilim, anunnakis, etc., por cuanto todos ellos son también generaciones descendientes de la Humanidad Anterior que, según grupos y medios de supervivencias, sistemas de energías, logística general y tecnologías, etc., sobrevivieron al respectivo fin de ciclo natural de la Tierra al unísono de la humana por autodestrucción.

    Algunos grupos sobrevivieron en colonias lunares y otros en colonias espaciales orbitando la Tierra que explica sus nacimientos como gigantes, y que retornados al planeta sus organismos no pudieron readaptarse, salvo excepciones.

    Otros grupos sobrevivieron en refugios como Machu Picchu, Derinkuyu, etc., manteniendo el conocimiento, escritura, tecnologías…, a diferencia de otros grupos que agotados sus medios de supervivencia al cabo de un par de milenios, se vieron obligados a salir de sus respectivos refugios a un mundo todavía contaminado por el proceso de putrefacción y biodegradación de todo lo eliminado; ambiente y secuencia lógica que conlleva la degradación intelecto cognitiva y mental hasta el grado de ignorancia prácticamente absoluta; sin memoria ni conciencia ni sentido de identidad con aquella “tierra y cielo viejo”, salvo relatos contados de forma oral generación tras generación con las naturales tergiversaciones, que a su vez explican los mitos, leyendas, supersticiones, idolatrías, tradiciones y rituales de estos ancestros prehistóricos.

    Además de la lógica transformación superficial y destrucción de todo vestigio de obra humana; excepto graníticas construcciones piramidales erradamente atribuidas hoy a civilizaciones de nuestro ciclo de humanidad: egipcia, maya, azteca; celtas respecto a dolmenes, etc., etc.

    Del análisis de dicha secuencia ya debería inferirse qué pasó al producirse el CONTACTO entre estos ancestros “cavernícolas” y aquellos que salieron de sus refugios, retornaron desde el cielo…, etc., protegidos con trajes de astronautas, montados en vehículos aéreos y terrestres…, etc., etc.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Apoya nuestro trabajo

Con tu ayuda podremos seguir creando contenidos e informándote a diario. Apoya nuestro trabajo. ¡Gracias!

SUSCRÍBETE GRATIS A NOTICIAS

Síguenos en Telegram
Síguenos en TikTok / codigoocultocom

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine

También te podría interesar…