Hombre-rana de Loveland, un híbrido visto por más de 6 personas. Sus avistamientos datan de la época precolombina de la tribu Shawnee.

Fue visto además por dos policías en distintas fechas. Observado en las cercanías de un río y posiblemente fueron varios críptidos de la misma especie. Eran anfibios bípedos que se ponían erguidos. Leyendas de la tribu precolombina Shawnee, mencionan al hombre-rana y también hay una conexión con un masón de ese pueblo de Ohio, EE.UU.

Hombre-rana de Loveland: avistamientos del híbrido

El primer avistamiento bien registrado se dio el 3 de marzo de 1972, a las 1:00 AM. El oficial de policía Ray Shockey patrullaba la carretera Riverside Road, cuando frente al auto policía, se vio iluminada la figura de un anfibio de 1.50 metros, se miraba humanoide pero con piel gris y verrugas (como un sapo).

El hombre-rana de Loveland, Ohio: un críptido híbrido y su enigma no resuelto
Bosquejo del hombre-rana realizado por la hermana de Ray Shockey.

Shockey estaba impactado por el espantoso críptido, con rasgos de reptil o anfibio. El extraño hombre-sapo híbrido huyó asustado y se sumergió en el río Little Miami.

Días después, el 17 de marzo, Mark Mathews, otro policía de Loveland, encuentra a la misma criatura (o tal vez otra de la misma especie). Él conducía en una carretera cercana al río Little Miami y divisa lo que parecía ser el cadáver de un animal.

Al acercarse para removerlo, éste se mueve y lo queda viendo con sus ojos de anfibio. Entonces se levanta y se tira rápido sobre el barandal de la carretera. Mathews le dispara con su arma, debido al terror de ver tal insólito híbrido, pero no le atina.

Durante la investigación sobre estos críptidos, otros pobladores reportaron haber visto al hombre-rana de Loveland. El caso se cerró pero sin una conclusión lógica sobre la naturaleza de ese bizarro ser (o seres) de la criptozoología histórica.

El hombre-rana de Loveland, Ohio: un críptido híbrido y su enigma no resuelto
Foto real del supuesto hombre-rana de Loveland tomada en el Lago Isabella en 2016.

Décadas después, en 2016, el hombre-rana apareció durante la época de mayor popularidad del videojuego Pokemon Go. Una pareja, mientras jugaba, se topó con uno de estos monstruos en el Lago Isabella, ¡y le tomaron fotografías!

Leyendas de la tribu Shawnee y conexión masónica

Sí, esta tribu precolombina de los Shawnee también tienen una leyenda sobre este críptido. Ellos vivieron en esa área de Loveland. Lo nombraron «shawnahooc», que significa «demonio de río». Sin embargo, era un reptiliano.

Ese shawnahooc fue observado por pescadores. Una vez le lanzaron flechas, pero se paró erguido y amenazador, hasta que se sumergió en las aguas. Los Shawnee quisieron cazarlo pero no lo encontraron y la tribu concluyó que era un demonio o espíritu guardián del río.

El hombre-rana de Loveland, Ohio: un críptido híbrido y su enigma no resuelto
Humanoide-rana bípedo.

Hay que destacar que el hombre-rana también fue visto en otra ocasión portando una barra de metal. Ahí se nota más tecnológico… Tal vez podría ser un alienígena de los Grises.

Adicionalmente, cerca de Loveland, está el castillo Château Laroche, construido por el masón Sir Harry Andrews a partir de 1955 (coincidente con otra aparición del hombre-rana). En Loveland se vincula a Andrews con rituales mágicos masónicos, a conocimientos sobre la fauna y túneles subterráneos de las riberas del río Little Miami.

Hasta el día de hoy, estos avistamientos del hombre-rana de Loveland quedan en un misterio sin resolver de la criptozoología. Quizá sí es de carácter espiritual y se materializó en 1955 a través de rituales y conocimientos masónicos secretos de Sir Harry Andrews.

Por: Erick Nielssen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here