Göbekli Tepe es un yacimiento arqueológico que podría simplemente alterar la historia que conocemos, pudiendo ser mucho más antiguo de lo que creemos.

¿Fue el pasado más remoto de la humanidad realmente como pensamos? Algunos descubrimientos podrían hacer tambalear los cimientos de algunas de las concepciones que veníamos teniendo hasta que aparecen estas nuevas informaciones haciendo que nos replanteemos algunas ideas y abriendo de nuevo algunos debates sobre determinados acontecimientos de la antigüedad.

Uno de estos sugerentes lugares es Göbekli Tepe en la actual Turquía, un montículo que se alza destacando sobre una meseta de la península de Anatolia, cuyas características han sorprendido a arqueólogos y científicos.

Göbekli Tepe: El yacimiento arqueológico que lo cambia todo
Vista del yacimiento arqueológico. Autor: Teomancimit / Wikimedia Commons

Un lugar intrigante

Se considera que el principal excavador de este yacimiento fue el alemán Klaus Schmidt quien dio comienzo a estas labores hacia mediados de la década de los 90. Hasta ese momento, se venía pensando que los pocos restos encontrados provenían de la época bizantina si bien, un investigador estadounidense sugirió que podrían ser mucho más antiguos, incluso prehistóricos y es precisamente en estos estudios en los que pudo basarse el arqueólogo alemán para comenzar a investigar este emplazamiento.

Pero, ¿qué se halla en Göbekli Tepe que es tan sugerente e intrigante? Se trata del que posiblemente sea el complejo megalítico de mayor antigüedad del que se tiene constancia y que estuvo en uso durante varios milenios. Los expertos han podido identificar tres estratos diferenciados en los que adentrándose, se obtienen diferentes informaciones realizando una especie de viaje hacia el pasado.

Göbekli Tepe: El yacimiento arqueológico que lo cambia todo
Tótem con rasgos antropomorfos encontrado en el estrato II. Crédito: Cobija / Wikimedia Commons

Estrato I

El estrato más cercano a la superficie es el denominado como estrato I que data desde un momento posterior al año 8.000 a.C. en adelante y como veremos, es entonces el más cercano en el tiempo a la actualidad. Lo más reseñable del mismo es que muestra indicios de que cumplió una función mayoritariamente agrícola.

Estrato II

El estrato II data de un tiempo anterior al del primero enmarcado entre los años 8.800 y 8.000 a.C. aproximadamente y aquí se han encontrado construcciones de planta rectangular algo rudimentarias, se trataría simplemente de estructuras de una sola habitación.

Estrato III

El estrato III es el de mayor antigüedad que dataría del año 9.000 a.C., aunque algunos estudiosos apuntan que pudo tener actividad incluso desde el año 10.000 a.C. y es de este período del que provienen los elementos más característicos del yacimiento: unas estructuras de planta redonda dentro de las cuales se distribuyen varios pilares de gran tamaño, algunos alrededor del perímetro y otros en el centro de las estancias. Estos pilares tallados en piedra caliza están coronados por otra pieza de menor longitud que sobresale en la horizontal y les aporta una reconocible forma similar a la de una letra «T» que tal vez pudieron servir como soporte para sostener un techo si bien, esto se desconoce.

Göbekli Tepe: El yacimiento arqueológico que lo cambia todo
Los pilares con forma de T característicos de esta zona en el museo de Sanilurfa. Crédito: Cobija / Wikimedia Commons

En la actualidad se han desenterrado cuatro de estas intrigantes estructuras pero se sospecha que existan un total de 16 más de ellas repartidas en el área gracias a algunas prospecciones realizadas.

Galería de arte en piedra

Algunos de los pilares mencionados son completamente lisos si bien, otros cuentan con una amplia variedad de decoraciones fundamentalmente de dos tipos: pictografías que podrían ser se simbología abstracta y representaciones naturalistas de la vida salvaje en la que aparece una variada muestra de diferentes animales, entre algunos ejemplos cabría citar: toros, serpientes, leones, gacelas, buitres e insectos.

Göbekli Tepe: El yacimiento arqueológico que lo cambia todo
Relieves pertenecientes al estrato III. Crédito: Klaus-Peter Simon / Wikimedia Commons

Pero también existen unas pocas representaciones que no se corresponden con la vida animal, sino que muestras características más antropomorfas. Las muestras en este sentido son escasas en comparación con el gran número de representaciones encontradas de otros conceptos aunque cabría mencionar que algunos de los pilares cuentan con relieves de brazos y manos en sus laterales. Algo que podría sugerir que el mismo pilar actuaría como cuerpo y que en lo alto del mismo habría de emplazarse una cabeza que en la actualidad es inexistente.

Dato intrigante

Algo debió de suceder en un punto cercano al año 8.000 a.C. y es que a partir de esta fecha el complejo fue enterrado deliberadamente para posteriormente ser abandonado. ¿Por qué habrían de hacer algo así las gentes de aquella época? ¿Por qué enterrar el fruto de tanto esfuerzo? Son unos interrogantes para los que de momento se desconoce la respuesta pero sí se puede extraer algo de información examinando los elementos que utilizaron para cubrir el lugar entre los que han podido ser recuperados puntas de flecha, herramientas y huesos de diferentes animales que en muchos casos, muestran marcas de incisiones.

Göbekli Tepe: El yacimiento arqueológico que lo cambia todo
Detalle de una zona del yacimiento. Crédito: Zhengan / Wikimedia Commons

Asimismo, se desconoce la función que pudo haber cumplido este lugar y es que no existen evidencias de un predominante uso doméstico (aunque algunos estudiosos piensan que sí y el asunto continúa debatiéndose) y es por este motivo por el que Schmidt propuso que pudo haber cumplido una función ritualista, actuando como lugar de culto o de peregrinación.

¿Qué fue primero?

Pero los interrogantes no terminan aquí y es que parece que fue erigido en una época en la que los seres humanos eran cazadores-recolectores, justo de ese punto de transición hacia la vida sedentaria cuando habría de tener lugar la revolución neolítica en esta parte del globo. Hasta hace poco se pensaba que para llevar a cabo obras de tal magnitud tuvieron que haber surgido primero las sociedades sedentarias de forma que pudieran planificar mejor la construcción sin embargo con Göbekli Tepe podría haber sido al revés: que levantar tal construcción propiciara que se desarrollaran los asentamientos.

Un enigmático complejo del que todavía quedan muchas preguntas por resolver y que propicia a que nos planteemos algunas ideas que tal vez dábamos por sentadas, quizás las respuestas todavía se hallen escondidas bajo tierra.

Si te ha interesado, te recomendamos este vídeo de nuestra compañera Sonia Gupta del canal AEnigma en donde presenta algunas de las esculturas más misteriosas de las culturas de la antigüedad entre ellas, una que se encontró muy cerca de Gobekli Tepe:

Referencias:

  • Smithsonian Magazine
    https://www.smithsonianmag.com/history/gobekli-tepe-the-worlds-first-temple-83613665
  • Ancient History Enciclopedia
    https://www.ancient.eu/article/234/gobekli-tepe—the-worlds-first-temple
  • National Geographic
    https://www.nationalgeographic.com/news/2016/01/150120-gobekli-tepe-oldest-monument-turkey-archaeology

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia y uso en otros medios, sin autorización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here