Criptoterrestres: ¿vive una civilización no humana avanzada oculta en la Tierra?
Publicado el 08 Jul 2024
© Imagen: depositphotos.com

Semanas atrás la comunidad ufológica mundial se vio sorprendida tras conocerse un revelador documento presentando por tres académicos norteamericanos, describiendo la hipótesis Criptoterrestre como una posible solución en cuanto al origen del fenómeno OVNI.

Desde su publicación un gran debate se ha desatado por toda la red, que ven tras esta propuesta un planteo demasiado audaz, y hasta polémico. Sucede el informe difundido, propone posible existencia de otros seres inteligentes conviviendo con nosotros, y quiénes estarían ocultos en algún lugar del planeta.

Te puede gustar:

Antes de sumergirnos en el fascinante mundo de los Criptoterrestres, un repaso por dos de sus principales gestores, y grandes responsables del escenario actual.

Mac Tonnies. Secretos del Último Forteano

“¿Y si existe junto a nosotros, en un claro sigilo, una raza de seres increíblemente antiguos que pueden ser nativos de nuestro planeta, quiénes eran quizás, hace eones, nuestros maestros tecnológicos, pero ¿quiénes, hoy, bien pueden estar en declive? ¿Y si, como medio para moverse entre nosotros, se han hecho pasar ingeniosamente por visitantes de mundos lejanos? ¿Y qué pasa si nosotros, aquellos de nosotros que profundizamos en el mundo del OVNI, y aquellos que nos hemos encontrado con tales entidades, hemos caído en sus artimañas maquiavélicas una y otra vez? Tales son las preguntas que están en el corazón de Los Criptoterrestres.” Nick Redferen, 2010.

A Mac Tonnies, 1975-2009, lo conocí hace unos cuantos años, luego que mi buen amigo Renato Longato me recomendara su imprescindible The Cryptoterrestrials: A Meditation on Indigenous Humanoids and the Aliens Among Us (Los Criptoterrestes: Una Meditación sobre los humanoides indígenas y los alienígenas entre nosotros) dado a luz en 2010.

Aquella insistencia no era en vano, ya que con Renato compartíamos algunos de los señalamientos expresados por Tonnie, cuya muerte prematura con tan solo 34 años producto de una arritmia cardíaca, ponía fin a las conjeturas de un investigador arriesgado, especialmente en cuanto a sus intentos por esclarecer el origen de los OVNIs.

Nativo de Independence, Missouri, Tonnies se graduó a edad temprana como profesor de literatura inglesa durante su paso por la Universidad de Ottawa. Fue durante ese tiempo que también comenzó a desarrollar una pasión por los llamados temas marginales, y de alta extrañeza. Ya para entonces Tonnies se empieza a definir como autor, escritor, y también un declarado seguidor del legendario Charles Fort. Su primer libro, Illuminated Black se va a publicar en 1995 mostrando su veta como cuentista. En 2004 llegaría el subversivo, After the Martian Apocalypse: Extraterrestrial Artifacts and the Case for Mars Exploration (Después del Apocalipsis marciano: artefactos extraterrestres y el caso de la exploración de Marte) donde Tonnies se sumerge en la temática ufológica.

El revolucionario Mac Tonnies, quién sentara las bases para la discusión sobre un fenómeno OVNI con origen en la Tierra

El revolucionario Mac Tonnies, quién sentara las bases para la discusión sobre un fenómeno OVNI con origen en la Tierra. Crédito de imagen: mactonnies.com

En su estudio Tonnie debate sobre la posible existencia de una antigua civilización marciana, tal vez extinta tras un violento cataclismo cósmico de orden no natural. Sus ruinas serían aún visibles, en una realidad negada por el mundo académico.

Escribe

“¿Fue realmente Marte alguna vez la luna de un mundo desconocido, destruida en un momento de violencia convulsiva? Y, lo que es más urgente, ¿hay alguna manera de reconstruir tal evento, suponiendo que algo así haya sucedido? Hasta que seamos capaces de explorar Marte y el cinturón de asteroides en detalle, es poco probable que la reivindicación de esta teoría llegue pronto”. (Tonnies.2004.5).

Los Criptoterrestres se publicó en 2010, un año después de la prematura muerte de Mac Tonnie, fallecido a los 34 años. Actualmente, su libro se erige es una obra de referencia obligada para entender la hipótesis que revoluciona al mundo académico.

Los Criptoterrestres se publicó en 2010, un año después de la prematura muerte de Mac Tonnie, fallecido a los 34 años. Actualmente, su libro se erige es una obra de referencia obligada para entender la hipótesis que revoluciona al mundo académico. Crédito de imagen: amazon.com

Un año antes de esta publicación, y durante 2003, Tonnies, comenzó con Posthuman Blues, reputado más tarde como uno de los mejores blogs de Kansas City, centrado en el pensamiento transhumanista, la ciencia ficción, y el movimiento ciber punk. Aquí es donde un Tonnie cada vez más disruptivo en cuanto a pensamiento, va a dar inicio al génesis Criptoterrestre, palabra compuesta derivada del término griego kriptós (oculto o encubierto), y terrestre, como originario de este planeta. En una entrevista de 2007, UFOpunk: El extraño mundo azul de Mac Tonnies, realizada por Simons Cellars, y al ser consultado sobre la cuestión Criptoterrestre, Tonnies alega:

“Últimamente he estado desarrollando lo que llamo la ‘hipótesis criptoterrestre’, que intenta prescindir por completo del ángulo extraterrestre. Si se analiza detenidamente la complejidad y el impacto psicosocial del fenómeno, es tentador especular que estamos interactuando con una inteligencia nativa de este planeta. Si es así, ¿dónde se esconden? ¿Qué están haciendo y por qué se nos muestran de la manera más desconcertante posible? Es posible que seamos víctimas de una campaña de ingeniería psicológica a largo plazo diseñada para mantenernos bajo control para que no descubramos que tenemos vecinos.

Mac Tonnies creía en la existencia de una antigua civilización marciana, como lo dejó evidenciado en su primer libro After the martian apocalypse. Extraterrestrial artifacts and the case for Mars Exploration

Mac Tonnies creía en la existencia de una antigua civilización marciana, como lo dejó evidenciado en su primer libro After the martian apocalypse. Extraterrestrial artifacts and the case for Mars Exploration. Crédito de imagen: hiddenexperience.blogspot.com

Si tengo razón (y no finjo ni por un momento que la tengo), entonces tal vez la idea sea comprobable. Deberíamos poder utilizar la tecnología existente para monitorear la actividad anómala en nuestro espacio aéreo y océanos. Si los ‘criptoterrestres’ son humanoides, como parecen ser, es probable que compartamos un ancestro común, por lo que tal vez sea necesario examinar detenidamente el genoma humano. ¿Paranoico? Ciertamente. Pero no creo que la idea sea más extravagante que el fenómeno en sí, que ha demostrado ser bastante duradero y tenaz durante los últimos 60 años, y que simplemente abarca el llamado fenómeno OVNI “moderno”. Creo que es probable que algunos, si no muchos, OVNIs sean desviaciones deliberadas para hacernos pensar que podríamos estar tratando con visitantes que viajan al espacio: en efecto, exhibiciones de efectos especiales representadas en beneficio de testigos estratégicamente seleccionados”. [Fuente]

Tan solo dos años después de esta sorprendente declaración Mac Tonnies fallece, justo cuando estaba por finalizar su manuscrito sobre los Criptoterrestres. Un año después en 2010, y gracias al esfuerzo del ufólogo británico Nick Redfern gran amigo de Tonnie, además del escritor y editor norteamericano Greg Bishop, The Cryptoterrestrials: A Meditation on Indigenous Humanoids and the Aliens Among Us ve la luz post mortem.

Para este trabajo Mac Tonnies, quién así mismo se califica como un ufólogo teórico, ensaya su lado más reflexivo y filosófico, y que desde el vamos llama a combatir la hipótesis extraterrestre tan ponderada por varios estudiosos. En cambio propone, los llamados encuentros con alienígenas no son más que escenificaciones criptoterrestres, o sea, seres originarios del planeta Tierra pero de comportamiento elusivo en su contacto, evitando toda pista sobre su real procedencia.

Menciona Tonnies, los Criptoterrestres no serían tan avanzados en lo tecnológico como creemos, calificándolos aún de primitivos, sino que habrían desarrollado mayormente niveles de consciencia muy elevados, y dueños de un psiquismo casi mágico, en una frontera no alcanzada por nuestra actual humanidad. Tonnie también difiere del pensamiento expresado por Jacques Vallée, y de John Keel, criticando su excesiva dependencia en cuanto al factor dimensional como explicación para establecer el origen OVNI.

Otros de sus capítulos, abordan la cuestión acuática y subterránea como posibles refugios de los criptoterrestres. Amenazados por un medio ambiente cada vez más invasivo y hostil, estas criaturas de vez en cuanto emergerían a la superficie con el fin de

concientizar a sus vecinos, quizás porque en el pasado fueron víctimas de algún tipo de extinción masiva que los llevara a buscar un nuevo hábitat más amigable.

Escribe Tonnies:

“Si bien puedo imaginar fácilmente una civilización subterránea de no humanos, encuentro improbable la idea de que los seres inteligentes puedan evolucionar allí. Recluirse en “bases” subterráneas podría ser un evento relativamente reciente, programado para evitar un encuentro mutuamente catastrófico con el Homo sapiens. Las cavernas y los túneles aparecen repetidamente en la literatura de contacto extraterrestre. Los testigos a veces describen lujosas instalaciones subterráneas repletas de seres que pueden o no estar relacionados con los humanos. Esto es ciertamente compatible con la idea de que nuestros “visitantes” han estado aquí al menos tanto tiempo como la historia registrada, sin los excesos tóxicos de la civilización conocida. En efecto, podrían habitar un inmenso refugio antiatómico, habiendo previsto nuestra propia desaparición y tomado precauciones elaboradas”. (Tonnie. 2010. 128).

Menos de una década después, los asertivos pensamientos de Mac Tonnies se verían reivindicados por dos sendos informes académicos. Veamos.

Harold E. Putthof. Modelos Ultraterrestres

¿Es la fuente del fenómeno OVNI predominantemente terrestre, ultraterrestre (por ejemplo, un antiguo grupo oculto, una sociedad aislada de alta tecnología prediluvial, extraterrestres/”dioses”) varados), o extraterrestre, asumiendo que las distinciones entre estas alternativas son significativas? Harold E. Puthoff. Modelos Ultraterrestres, 2016.

En una biografía reseñada por la poderosa Agencia Central de Inteligencia norteamericana, más conocida por sus célebres siglas, CIA, acerca de Harold E. Puthoff se compila lo siguiente:

“Harold E. Puthoff, MSE, Ph.D., especialista de 38 años en física cuántica, parapsicología y fenómenos parafísicos, llegó al SRI en 1972, donde trabaja en el área de láseres y también inicia investigaciones en biorretroalimentación y mediciones de biocampo. Titular de patentes en las áreas de láseres y dispositivos ópticos, el Dr. Puthoff ha supervisado la investigación de candidatos a doctorado en Ingeniería Eléctrica y Física Aplicada en la Universidad de Stanford. Sus publicaciones incluyen un libro de texto sobre láseres que se usa ampliamente en universidades tanto aquí como en el extranjero, y más de 25 artículos en revistas profesionales. Antes de unirse al personal del SRI, fue investigador asociado en el Laboratorio de Microondas y profesor en el Departamento de Ingeniería Eléctrica después de recibir su doctorado en Stanford en 1967. Mientras estaba en Stanford, concibió, patentó y desarrolló un láser Raman sintonizable que produce radiación de alta potencia en toda la porción infrarroja del espectro. Antes de ingresar a Stanford, el Dr. Puthoff se graduó con una maestría en la Universidad de Florida en 1960. Es oriundo de Chicago”. [Fuente]

Nacido en 1936 el oriundo de Chicago, es una de las mentes más notables de las últimas décadas. Aunque llevaba ya algún tiempo siendo objeto de atención debido a sus innovaciones en el campo de la física electrónica, su ingreso durante la década de los setenta en el Instituto de Investigación de Stanford (SRI), contratado para conducir experimentos enfocados en el desarrollo psíquico, hizo de su nombre una leyenda temprana, y reconocido más tarde, como uno de los padres de la parapsicología norteamericana.

Durante una década Puthoff, junto al físico y también parapsicólogo Russell Targ, fueron los artífices del llamado Proyecto Stargate, donde se analizara entre otros fenómenos, la visión remota. Tras finalizar este trabajo, Puthoff se sumergió durante la década de los ochenta en el estudio de la energía de punto cero.

Harold E. Puthoff, desde sus días en el célebre SIRI, liderando el estudio de la visión remota, hasta el actual impulsor de la hipótesis ultraterrestre. Casi toda una vida consagrada a la búsqueda de respuestas.

Harold E. Puthoff, desde sus días en el célebre SIRI, liderando el estudio de la visión remota, hasta el actual impulsor de la hipótesis ultraterrestre. Casi toda una vida consagrada a la búsqueda de respuestas. Crédito de imagen: ufonuovoparadigma.blogspot.com

Pero Puthoff, además de ser una mente brillante, se interesó también por el mundo espiritual, apertura comenzada en 1960 tras toparse con la controvertida Iglesia de la Cienciología, fundada por Ron Hubbard. Más tarde Puthoff diría recordando aquella experiencia, su vida se vio alterada en nueva dirección, y aunque su compromiso como miembro fue importante, para 1971 ya desencantado como la poderosa organización decidió alejarse.

Sin embargo, Puthoff nunca olvidaría aquel mundo, y en el 2015 decidió llevar sus inquietudes aún más lejos, participando de la fundación de To The Stars Academy of Arts & Science, y que actualmente tiene como objetivo ayudar a moldear la actual desclasificación OVNI por parte del gobierno norteamericano. Uno de los nombres que seguramente influenció a Puthoff, y acrecentó su interés hacia el campo ufológico fue la del psíquico Ingo Swann, a quién personalmente reclutó durante su estancia en el SRI. Aunque primeramente las habilidades de Swann se utilizaron para espiar a los rusos, secretos aún más extraños fueron investigados, como por ejemplo la presencia de vida alienígena en otros planetas, y también en la Tierra.

Muchas de estas confidencias se conocieron en 1998, cuando Swann rompió un silencio impuesto durante décadas para presentar en público su ya clásico Penetration, libro donde Swann declama sobre un misterioso informante, Axelrod, supuesto miembro de una sociedad secreta de carácter gubernamental, con quién colaborara desde 1975 a 1976. Mediante entrega de coordenadas geográficas precisas, Swann logró visualizar una especie subterránea de tipo humanoide habitando la Luna, así como intrincadas edificaciones.

Durante otra de sus sesiones remotas, Swann se refirió al planeta rojo, donde un millón de años atrás una antigua civilización marciana muy avanzada habría colonizado ese planeta. Allí, en la región de Cidonia, Swann dijo detectar formaciones de estilo piramidal.

Quién también hiciera sorprendentes develaciones fue Pat Price, otro de los psíquicos que integraron el llamado Proyecto Stargate dependiente del SRI. Price afirmó sus visiones remotas, lo pusieron en conocimiento sobre cuatro bases alienígenas ocultas en la tierra. Curiosamente tanto Price como Swann resultaron practicantes de la Cienciología.

Ingo Swann uno de los psíquicos más notables de su tiempo, y que en su libro Penetration, 1998. reveló una raza humanoide operando en la Luna, pero a nivel subterráneo

Ingo Swann uno de los psíquicos más notables de su tiempo, y que en su libro Penetration, 1998. reveló una raza humanoide operando en la Luna, pero a nivel subterráneo. Crédito de imagen: san-narciso.com

Es difícil imaginar el impacto de estas revelaciones en la mente de un científico como Puthoff, quién ya había absorbido algunas de estas cuestiones durante su paso por la Cienciología. Aun así, con todos estos antecedentes, cuando en 2022 Harold E. Puthoff presentó su visión sobre la cuestión de los OVNIs, el medio académico se sintió algo sorprendido.

El informe se publicó a través del Journal of Cosmology con el título Ultraterrestrial Models, (Modelos Ultraterrestres), y se inicia con dos reconocimientos, teniendo como primer punto, la absoluta certeza de un fenómeno desconocido interactuando con la población terrestre.

En cuanto al segundo eje, Puthoff describe

“Actualmente se desconoce si el fenómeno es exclusivamente extraterrestre, extradimensional, cripto-terrestre, demoníaco/djinn, proto/humano antiguo, viajeros en el tiempo, etc., o alguna combinación o mutación de alguno o todos estos. Sin embargo, parece muy probable que el fenómeno per se no esté constituido exclusivamente por miembros de la población humana actual”. (Puthoff. 2022. 1).

Como una forma de instalar respuestas al problema representado por los OVNIs y su presencia en la Tierra, Puthoff propone cinco alternativas, en un intento por develar sus orígenes, y arguyendo lo siguiente:

“¿Está el fenómeno predominantemente compuesto de “tuercas y tornillos”, psicológicos o metafísicos, suponiendo que se puedan hacer tales distinciones? ¿Es el origen del fenómeno predominantemente terrestre, ultraterrestre (por ejemplo, antiguos grupos ocultos, sociedades aisladas de alta tecnología anteriores al Diluvio, extraterrestres/”dioses” varados), o realmente extraterrestre, suponiendo que las distinciones entre estas alternativas sean significativas? ¿Ha “aumentado” el fenómeno en nuestra era o ha sido esencialmente constante durante milenios? ¿Están en realidad relacionados los temas frecuentemente relacionados, como las supuestas abducciones, los círculos en las cosechas y las mutilaciones de animales, o son categorías separadas de fenómenos? ¿Saben realmente instituciones como los gobiernos y las agencias mucho más que nosotros (aunque sólo sea en ciertos ámbitos), o están esencialmente en la misma posición que todos los demás, es decir, con sólo algunos datos concretos a mano?” (Puthoff. 2022. 3).

Aunque Puthoff casi siempre fue un gran defensor de la hipótesis extraterrestre, entiende el fenómeno OVNI parece corresponderse con una visión menos sofisticada, y de ascendencia más terrenal. Puthoff llama a este nuevo factor, ultraterrestres, definidos como un grupo secreto, y de formación paralela a nuestra propia evolución, propensos al separatismo.

Entre los argumentos a favor, se impone la gran cantidad de avistamientos OVNIs actualmente registrados. Se continúa con los extraños mensajes de sus ocupantes, casi siempre orientados al cuidado ambiental, y sobre sus alertas en cuanto al peligro nuclear. También se revela, cierta extrañeza ante el repentino interés por nuestro genoma humano, así como un llamativo uso de la telepatía, y su dominio sobre ciertos avances tecnológicos no desarrollados aún por nuestra especie.

Refuerza el científico norteamericano esta última línea cargando contra compañías multinacionales vinculadas al área gubernamental, como por ejemplo el Battelle Memorial Institute, una corporación privada fundada en 1929 originaria de Columbus, Ohio, y especializada en el estudio de aleaciones metálicas provistas de memoria, como el encontrado en Roswell.

La hipótesis Criptoterrestre y una verdad incómoda donde todos los caminos llevan a la Tierra.

La hipótesis Criptoterrestre y una verdad incómoda donde todos los caminos llevan a la Tierra. Crédito de imagen: depositphotos.com

Puthoff también se hace eco en su trabajo de una información recogida por el ufólogo británico Nick Redfern, que, en su libro de 2010, The NASA Conspiracies: The Truth Behind the Moon Landings, Censored Photos, and The Face on Mars (Las Conspiraciones de la NASA: La Verdad detrás del Alunizaje, Fotos Censuradas y la Cara Marciana) tras contactarse con un ex contratista del antiguo Proyecto Gemini[1], revela lo siguiente:

“Había evidencia de un pequeño grupo de individuos que no eran extraterrestres de algún sistema estelar distante en absoluto, sino que supuestamente representaban los últimos vestigios de una raza terrestre muy antigua de seres que, hace miles de años, tenían una civilización avanzada y aislada que fue responsable de las leyendas de la Atlántida e historias similares.  pero que se vieron obligados por las circunstancias a retirarse a lugares remotos y aislados para sobrevivir (por ejemplo, montañas, fondos marinos). En la actualidad, se preocupan principalmente por la guerra nuclear y la degradación del medio ambiente, y esto ha llevado a cierto grado a intentar influir en nuestra cultura. Sin embargo, sintieron que tenía que llevarse a cabo bajo la artimaña de que eran de sistemas estelares distantes para proteger lo que sentían que era su posición vulnerable, a pesar de su avanzada tecnología”. (Redfern. 2010. 113).

Antes de concluir con su informe, Puthoff impulsa la lectura del libro Mac Tonnies y sus Criptoterrestres para una mejor comprensión de su hipótesis sobre los Ultraterrestres.

El Regreso de la Hipótesis Criptoterrestre

“De hecho, la noción de criptoterrestres tiene un largo pedigrí. Para empezar, a menudo se ha imaginado que los misterios pueden estar ocultos dentro de la Tierra, como las cavernas profundas, como lo captó memorablemente la literatura de Julio Verne (1864). Luego, sobre la base de esta posibilidad, la gente ha especulado que estos reinos podrían albergar civilizaciones antiguas, ya sean humanas o de alguna otra especie, que eligieron ocultarse allí”. La hipótesis criptoterrestre, 2024.

En junio pasado dos académicos de la Universidad de Harvard, Tim Lomas, especializado en psicología, y Brendan Case, dedicado a la investigación, acompañados por Michael P. Masters, otro académico dependiente de la Universidad Tecnológica de Montana donde se desarrolla su cátedra sobre antropología biológica, presentaron un informe titulado: The cryptoterrestrial hypothesis: A case for scientific openness to a subterranean earthly explanation for Unidentified Anomalous Phenomena. (La hipótesis criptoterrestre: Un caso de apertura científica a una explicación terrestre subterránea para los fenómenos anómalos no identificados).

Su difusión se hizo a través del prestigioso Researche Gates.

Inspirados en nombres como Harold E. Puthoff y sobre todo Mac Tonnies, el documento intenta ensayar algunas respuestas a los interrogantes que desde 2017 en adelante volviera a posicionar al fenómeno OVNI, como actual centro de la escena mediática, especialmente tras conocerse las denuncias de los militares norteamericano. Así, según Lomas, Case y Masters, en este escrito se examinan cuatro escenarios posibles, postulados como origen del fenómeno OVNI.

Nuevamente se invoca la posibilidad de una antigua civilización disidente, y tecnológicamente avanzada, y que actualmente pudiera residir no solo bajo tierra, sino también dentro de los océanos. Un segundo elemento, y altamente controvertido debido a futuras implicancias, hace notar una especie de homínido anterior emparentado con los dinosaurios desaparecidos, y quizás altamente inteligente, haya podido continuar su evolución. Como tercer punto, la aceptación sobre un viejo rumor involucrando extraterrestres arribados a la tierra en un pasado lejano, y actualmente ocultos en ciertas regiones del planeta. Por último, no se descarta una cierta interacción del mítico mundo feérico, poblado por los llamados criptoterrestres mágicos tan celebrados por Jacques Vallée.

Antes de darse a conocer este trabajo, ya se había iniciado la difusión de esta información especialmente debido a la acción de Tim Lomas, que durante 2023 publicara en The Journal of Transpersonal Psychology, The ultraterrestrial hypothesis: A case for scientific openness to an “interdimensional” explanation for Unidentified Anomalous Phenomena (La hipótesis ultraterrestre: un caso a favor de la apertura científica a una explicación “interdimensional” de fenómenos anómalos no identificados), seguido por The Extraterrestrial Hypothesis: A Case for Scientific Openness to an Interstellar Explanation for Unidentified Anomalous Phenomena (La hipótesis extraterrestre: un argumento a favor de la apertura científica a una explicación interestelar para fenómenos anómalos no identificados), dado a luz en febrero de este año a través de Philosophy and Cosmology.

El científico de Harvard Tim Lomas, y una hipótesis que estremece por sus implicancias, la posibilidad de otra civilización conviviendo con nosotros

El científico de Harvard Tim Lomas, y una hipótesis que estremece por sus implicancias, la posibilidad de otra civilización conviviendo con nosotros. Crédito de imagen: Youtube

Pero quién realmente venía haciendo una exposición pública más precisa sobre las raíces del fenómeno OVNI es Michael P. Masters, autor de tres libros sobre el tema, Identified Flying Objects: A Multidisciplinary Scientific Approach to the UFO Phenomenon, 2019, (Objetos Voladores Identificados: Un Enfoque Científico Multidisciplinario del Fenómeno OVNI), The Extratempestrial Model, 2023, (El Modelo Extratempestrial), y por último, Revelation: The Future Human Past, 2023, ( Revelaciones: El Futuro del Pasado Humano).

La hipótesis Criptoterrestre explorada por Lomas, Case y Masters ha sido recibida con gran escepticismo. Quién se ha posicionado como uno de los primeros críticos es nada menos Avi Loeb, astrofísico también de Harvard, clamando por la presentación de mayores evidencias en cuanto a la posibilidad de un fenómeno OVNI de origen terrestre. Este cuestionamiento parece un tanto extraño por parte de Loeb, teniendo en cuenta la controversia que lo rodea desde hace algunos años, y que recordemos saltara a la fama durante 2017 por su posición en cuanto al objeto estelar Oumuamua. Loeb llegó a declarar aquello era obra de una antigua raza extraterrestre.

Conclusión:

Cada vez son más los científicos involucrados en la búsqueda de respuestas sobre el fenómeno OVNI, y que desde 2017 se viene instalando con fuerza luego que el gobierno norteamericano reconociera la existencia de su realidad. La discusión sobre una posibilidad criptoterrestre como origen del mismo, presenta una pista poco explorada, y que si se superan los prejuicios, y se profundiza su estudio, tal vez se obtengan pronto resultados. Es cuestión de animarse.

Curiosidad:

Poco después de su lanzamiento en Researche Gates, el estudio de Tim Lomas, Brendan Case, y Michael P. Masters desapareció misteriosamente del sitio. Dejó de estar en línea. Consultado Lomas, ya erigido como vocero del grupo, debió aclarar estaban trabajando en algunas modificaciones. Cuando el estudio regresó finalmente a internet, esta vez se publicó acompañado por una leyenda, y que entre otros puntos ratificaba la hipótesis Criptoterrestre pudiera considerarse falsa, aunque, aun así, merecía la pena su estudio. Y me pregunto, si éste último agregado obedece algún tipo de presión por parte del mundo académico. Le escribí a Tim Lomas buscando su palabra, pero no recibí respuesta.

Continuará.

[1] El Proyecto Gemini estuvo activo desde 1961 hasta 1965, y tuvo como objetivo acelerar los vuelos hacia la Luna.

Bibliografía:

Artículos:

  • Lomas, Tim. (2023). The Extraterrestrial Hypothesis: A Case for Scientific Openness to an Interstellar Explanation for Unidentified Anomalous Phenomena. En: Philosophy and Cosmology, vol 32.
  • Lomas, Tim. (2023). The ultraterrestrial hypothesis: A case for scientific openness to an “interdimensional” explanation for Unidentified Anomalous Phenomena. En: The Journal of Transpersonal Psychology.
  • Lomas, Tim; Case, Brendan; Masters, Michael P. (2024). The cryptoterrestrial hypothesis: A case for scientific openness to a subterranean earthly explanation for Unidentified Anomalous Phenomena. En: Philosophy and Cosmology.
  • Puthoff, Harold E. Ultraterrestrial Models. En: Journal of Cosmology, 2022.

Libros:

  • Masters, Michael. P. (2019). Identified Flying Objects: A Multidisciplinary Scientific Approach to the UFO Phenomenon.
  • Masters, Michael. P. (2023). The Extratempestrial Model.
  • Masters, Michael. P. (2023). Revelation: The Future Human Past.
  • Redfern, Nick. (2004). The NASA Conspiracies: Truth Behind the Moon Landings, Censored Photos, and The Face on Mars.
  • Swann, Ingo. (1998). Penetration.
  • Tonnies, Mac. (2004). After the Martian Apocalypse: Extraterrestrial Artifacts and the Case for Mars Exploration.
  • Tonnies, Mac. (2010). The Cryptoterrestrials: A Meditation on Indigenous Humanoids and the Aliens Among Us.

Sitios web:

  • CIA. (2016). Harold E. Puthoff. (en línea). https://www.cia.gov/readingroom/document/cia-rdp96-00787r000100220005-4 (consultado el 30/06/2024).
  • Sellars, Simon. (2007). UFOpunk: Mac Tonnies’ Strange Blue World. (en línea). https://www.simonsellars.com/ufopunk-mac-tonnies-strange-blue-world (Consultado el 30/06/2024).

Un artículo escrito por Débora Goldstern, para CodigoOculto.com

Tenemos algo para decirte: Visítanos en Facebook. Únete a la discusión en nuestra comunidad en Telegram. Y si te es posible, apoya nuestro trabajo invitándonos un café. También puedes unirte a la conversación, dejando un comentario. ¡Te lo agradecemos!

Crédito imagen de portada: depositphotos.com

Débora Goldstern

Débora Goldstern

Autor

Bibliotecaria de Profesión, natural de Buenos Aires, Argentina. Presta servicios en la Universidad Abierta Interamericana desde hace 16 años. Además es escritora e investigadora, dedicándose al estudio de las civilizaciones andinas desaparecidas por más de 20 años. Ha participado como consultora de la revista Ufo Brasil, ha sido expositora en diversos congresos y es regularmente convocada por programas de radio, tv, documentales, films y canales de Internet. Ha publicado dos libros: «Secretos subterráneos de los mundos olvidados - Cueva de los Tayos» y «Tierra Hueca». Débora es colabora permanente en CodigoOculto.com desde Diciembre de 2018.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Apoya nuestro trabajo

Con tu ayuda podremos seguir creando contenidos e informándote a diario. Apoya nuestro trabajo. ¡Gracias!

SUSCRÍBETE GRATIS A NOTICIAS

Síguenos en Telegram
Síguenos en TikTok / codigoocultocom

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine

También te podría interesar…