Una de las aplicaciones que se le ha dado a la tecnología moderna consiste en crear armas y equipo bélico. Además, los avances en la robótica han permitido diseñar artefactos capaces de hacer lo que antes parecía imposible. Basta con pensar en los drones de insectos para espiar usados por la CIA en los años 1970. ¿De qué dispondrán, entonces, en este 2020?

Uso de insectos robóticos para espiar y transportar

No todos saben que, para la década de 1970, la CIA fue capaz de desarrollar un drone libélula con la finalidad de espiar durante la Guerra Fría. Para la fecha, esto sin duda supuso un verdadero adelanto, además de posicionar a esta agencia en un lugar privilegiado.

Esta información fue parte de proyectos secretos por mucho tiempo, pero ahora es posible conocerla. Estos documentos con detalles tan confidenciales han sido puestos a la luz pública gracias a los esfuerzos de Jonh Greenwald. Como fundador del sitio web theblackvault.com, presentó una solicitud para tener acceso a estos documentos clasificados.

La CIA tenía «drones insecto» en la década de 1970. Entonces, ¿qué tienen hoy? (Vídeo)
Insectothopter o drone libélula. Crédito: theblackvault.com / CIA

Gracias a ello se ha podido saber que no es la primera vez que instituciones gubernamentales, como la CIA, buscan disponer de animales robóticos. Previo al desarrollo del drone libélula, se intentó implantar un gato con micrófono, proyecto que no dio buenos resultados. También se quiso usar palomas con micro cámaras para los proyectos de espionaje.

Surge la necesidad de algo mucho más sigiloso

Ahora bien, cuando surgió la necesidad de disponer de un dispositivo de espionaje más pequeño y sigiloso, la libélula sirvió de diseño. La forma y habilidad con que vuela este insecto parece tomada de películas de ficción. Contar con un pequeño drone con sus características y aspecto era justo lo que hacía falta.

La idea de diseñar un drone libélula fue del subdirector de la Oficina de Investigación y Desarrollo de la CIA, Don Resier. Por su parte, Charles Adkins fue asignado para dirigir el proyecto que pretendía construir un dispositivo capaz de volar unos 200 metros. También se quería que pudiera entregar unos 0.2 gramos de perlas retro reflectoras con el mayor sigilo posible.

Fueron necesarios varios intentos para poder perfeccionar este robot acorde con las especificaciones dadas. Con un pequeño oscilador fluídico impulsado por el gas que producen los cristales de nitrato de litio, se intentó activar el prototipo. Se agregaron empujes adicionales ventilando el escape hacia atrás para lograr que transportara una carga de 0.2 gramos.

La CIA tenía «drones insecto» en la década de 1970. Entonces, ¿qué tienen hoy? (Vídeo)
Insectothopter o drone libélula. Crédito: theblackvault.com / CIA

Cómo controlar al pequeño dron en pleno vuelo

Las cuentas de cristal retro reflector servirían como los ojos del animal robótico para espiar objetivos. Ahora bien, para poder controlar al pequeño drone sin agregar peso adicional se usaron los mismos láseres y una unidad láser portátil. Este produciría un haz infrarrojo invisible que calentaría parte del sistema para controlar la velocidad, abriendo o cerrando el escape.

Finalmente, otro láser serviría de timón para darle al dron libélula la dirección correcta. Para la fecha, era lo más avanzado en robótica y tecnología, y no estamos seguros de cómo fue usado este dispositivo. Desde entonces, la ciencia y las innovaciones en ingeniería robótica han crecido exponencialmente, abriendo un sinfín de posibilidades.

Lo que podemos esperar para fechas recientes

La CIA tenía «drones insecto» en la década de 1970. Entonces, ¿qué tienen hoy? (Vídeo)
Insectothopter o drone libélula. Cortesía: theblackvault.com

La carrera armamentista que actualmente mantienen las grandes potencias mundiales ha sido el escenario perfecto para que la robótica sea financiada. Se invierten enormes cantidades de dinero en el diseño y producción de dispositivos cada vez más sorprendentes. El afán de conspiración y defensa mantiene encendida la creatividad de quienes los fabrican.

Para el año 2016, el Daily Mail informó del anuncio que el Gobierno Británico dio sobre su propio drone libélula. Por su parte, los EE.UU. afirmaron disponer de drones mucho más inteligentes. Actualmente se habla de enjambres de micro drones capaces de confundir las defensas antiaéreas de cualquier nación.

La CIA tenía «drones insecto» en la década de 1970. Entonces, ¿qué tienen hoy? (Vídeo)
Una libélula real. Crédito: Bergadder / Pixabay

No sabemos con qué animal robotizado pudieran sorprendernos en los próximos años. Con cada amenaza y complot perpetrado, son más y mejores los intentos por diseñar mecanismos de defensa y espionaje. La robótica y la biomimética no dejan de avanzar en su afán por satisfacer las demandas de corporaciones y entes de seguridad.

Aunque el audio del siguiente vídeo se encuentra en inglés, usted puede activar los subtítulos en español. En caso desconozca cómo hacerlo, puede consultar esta GUÍA.

Pueden leer el archivo desclasificado de la CIA en el siguiente enlace.

Por: Luisa Lugo

Referencias:

  • The CIA Had Insect Drones in the 1970s… So What Do They Have Today?
    https://themindunleashed.com/2020/03/the-cia-had-insect-drones-in-the-1970s-so-what-do-they-have-today.html
  • Insectothopter, CIA’s UAV from the 1970s
    https://www.theblackvault.com/documentarchive/insectothopter-cias-uav-from-the-1970s/

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia y uso en otros medios, sin autorización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here