Descubren primeros animales híbridos creados con “bioingeniería” en la antigua Mesopotamia
Publicado el 16 Ene 2022
© Imagen: Internet Archive Book Images (1905) / Glenn Schwartz

Gracias a antiguos registros de 4.500 años y un examen de ADN, un equipo de investigadores han descubierto la existencia de un animal usado para diversas actividades en la antigua Mesopotamia que era producto de la bioingeniería, siendo hasta ahora los primeros animales híbridos en la historia.

Los mesopotámicos usaban híbridos de burros domesticados y asnos salvajes para tirar de sus carros de guerra hace 4.500 años, al menos 500 años antes de que se criaran caballos para ese propósito, revela un nuevo estudio publicado en Science Advances.

Análisis de ADN

El análisis del ADN antiguo de huesos de animales desenterrados en el norte de Siria resuelve una cuestión de larga data sobre qué tipo de animales eran los “kungas” descritos en fuentes antiguas como tiradores de carros de guerra.

Eva-Maria Geigl, una genómica del Institut Jacques Monod de París y coautora del estudio, dijo en un comunicado:

“Por los esqueletos, sabíamos que eran équidos [animales parecidos a caballos], pero no se ajustaban a las medidas de los burros ni a las medidas de los asnos salvajes sirios. Así que de alguna manera eran diferentes, pero no estaba claro cuál era la diferencia”.

Híbridos llamados “kungas”

Sin embargo, el nuevo estudio muestra que los kungas eran híbridos fuertes, rápidos y, sin embargo, estériles de una burra doméstica hembra y un asno salvaje sirio macho, o hemiona, una especie de équido nativa de la región.

Los registros antiguos mencionan a los kungas como bestias muy apreciadas y caras, lo que podría explicarse por el difícil proceso de criarlos, dijo Geigl.

Existen varias fuentes iconográficas y escritas que hacen referencia a los kungas

Existen varias fuentes iconográficas y escritas que hacen referencia a los kungas. Crédito: E. Andrew Bennett

Debido a que cada kunga era estéril, como muchos animales híbridos como las mulas, tenían que ser producidos apareando una burra domesticada hembra con un asno salvaje macho, que tenía que ser capturado, dijo.

Esa fue una tarea especialmente difícil porque los asnos salvajes podían correr más rápido que los burros e incluso los kungas, y eran imposibles de domar, dijo.

Geigl dijo:

“Realmente crearon bioingeniería para estos híbridos. Hubo los primeros híbridos de la historia, hasta donde sabemos, y tenían que hacer eso cada vez por cada kunga que se producía, así que esto explica por qué eran tan valiosos”.

Burros de guerra

Los kungas se mencionan en varios textos antiguos en escritura cuneiforme sobre tablillas de arcilla de Mesopotamia, y se los representa tirando de carros de guerra de cuatro ruedas en el famoso “Estandarte de Ur”, un mosaico sumerio de hace unos 4.500 años que ahora se exhibe en el Museo Británico en Londres.

Los arqueólogos habían sospechado que eran una especie de burro híbrido, pero no sabían con qué équido se había hibridado, dijo Geigl.

Algunos expertos pensaron que los asnos salvajes sirios eran demasiado pequeños, más pequeños que los burros, para ser criados para producir kungas, dijo.

El panel de guerra del "Estandarte de Ur", un mosaico sumerio de 4.500 años de antigüedad ahora en el Museo Británico, muestra equipos de kungas tirando de vagones de cuatro ruedas

El panel de guerra del “Estandarte de Ur”, un mosaico sumerio de 4.500 años de antigüedad ahora en el Museo Británico, muestra equipos de kungas tirando de vagones de cuatro ruedas. Crédito: Thierry Grange / IJM / CNRS-Université de Paris

La especie ahora está extinta, y el último asno salvaje sirio, de no mucho más de un metro de altura, murió en 1927 en el zoológico más antiguo del mundo, el Tiergarten Schönbrunn en Viena, Austria; sus restos ahora se conservan en el museo de historia natural de esa ciudad.

En el nuevo estudio, los investigadores compararon el genoma de los huesos del último asno salvaje sirio de Viena con el genoma de los huesos de un asno salvaje de 11.000 años de antigüedad desenterrados en el sitio arqueológico de Göbekli Tepe, en lo que ahora es el sureste de Turquía.

Esa comparación mostró que ambos animales eran de la misma especie, pero el antiguo asno salvaje era mucho más grande, dijo Geigl. Eso sugiere que la especie de asno salvaje sirio se ha vuelto mucho más pequeña en los últimos tiempos de lo que había sido en la antigüedad, probablemente debido a presiones ambientales como la caza, dijo.

Mesopotamia antigua

Antiguos registros asirios

Antiguos registros asirios. (Public domain)

Los historiadores creen que los sumerios fueron los primeros en criar kungas antes del 2500 a. C., al menos 500 años antes de que se introdujeran los primeros caballos domesticados de la estepa al norte de las montañas del Cáucaso, según un estudio de 2020 en la revista Science Advances realizado por muchos de los mismos investigadores.

Los registros antiguos muestran que los estados sucesores de los sumerios, como los asirios, continuaron criando y vendiendo kungas durante siglos, y un panel de piedra tallada de la capital asiria Nínive, ahora en el Museo Británico, muestra a dos hombres conduciendo un asno salvaje que tenían capturado.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Los huesos de kunga para el último estudio provienen de un complejo funerario principesco en Tell Umm el-Marra en el norte de Siria, que data de alrededor de la Edad del Bronce entre el 3000 a. C. y el 2000 a. C.; se cree que el sitio son las ruinas de la antigua ciudad de Tuba mencionada en las inscripciones egipcias.

La coautora del estudio, Jill Weber, arqueóloga de la University of Pennsylvania, excavó los huesos hace unos 10 años. Weber había propuesto que los animales de Tell Umm el-Marra eran kungas porque sus dientes tenían marcas de arneses y patrones de desgaste que mostraban que habían sido alimentados a propósito, en lugar de dejarlos pastar como burros normales, dijo.

Los huesos de los kungas fueron excavados hace unos 10 años en un túmulo funerario en Tell Umm el-Marra, en el norte de Siria, por la arqueóloga Jill Weber de la University of Pennsylvania

Los huesos de los kungas fueron excavados hace unos 10 años en un túmulo funerario en Tell Umm el-Marra, en el norte de Siria, por la arqueóloga Jill Weber de la University of Pennsylvania. Crédito: Glenn Schwartz / Johns Hopkins University

Los kungas podían correr más rápido que los caballos, por lo que la práctica de usarlos para tirar de los carros de guerra probablemente continuó después de la introducción de los caballos domesticados en Mesopotamia, dijo.

Pero eventualmente los últimos kungas murieron y no se criaron más burros y asnos salvajes, probablemente porque los caballos domesticados eran más fáciles de criar, dijo Geigl.

Los hallazgos de la investigación han sido publicados en Science Advances.

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestra Página de Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestra comunidad en Telegram.

Te recomendamos leer:

Fuente: livescience
Redacción CODIGO OCULTO

Redacción CODIGO OCULTO

Autor

La verdad es más fascinante que la ficción.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine
Ahora:
Total:

¡DALE AL PLAY! ▶

También te podría interesar…