¿Sabías qué existió un mamífero que cazaba dinosaurios? Un fósil hallado lo demuestra
Publicado el 18 Jul 2023
© Imagen: Michael Skrepnick

¿Creías que los dinosaurios no tenían otros rivales que no fueran dinosaurios? Piénsalo otra vez. Un fósil hallado ha revelado que un mamífero voraz y corajudo se dedicaba a cazar a los antiguos reptiles.

Los dinosaurios son a menudo pintados como depredadores, persiguiendo a todo pero a menudo pasamos por alto su papel como presa. Muchos dinosaurios eran la cena de dinosaurios más grandes, pero como revela un nuevo y fascinante fósil, algunos también eran el almuerzo de los primeros mamíferos.

Este fósil inusual y poco común tiene 125 millones de años y muestra a dos animales enzarzados en un combate mortal: un mamífero carnívoro atacaba a un dinosaurio herbívoro más grande. Según el coautor de un nuevo estudio, el Dr. Jordan Mallon, paleobiólogo del Canadian Museum of Nature, se trata de una de las primeras pruebas que demuestran que un mamífero depredó a un dinosaurio, y no al revés.

Mallon dijo:

“Creo que lo más interesante es el hecho de que este nuevo fósil muestra que las interacciones ecológicas entre dinosaurios y mamíferos iban en ambos sentidos; no eran sólo los dinosaurios más grandes los que se comían a los mamíferos más pequeños.

A veces, los mamíferos también eran capaces de comerse a los dinosaurios, incluso a los casi adultos”.

La escena del combate quedó congelada en el tiempo después de que la actividad volcánica enterrara a los combatientes al instante

La escena del combate quedó congelada en el tiempo después de que la actividad volcánica enterrara a los combatientes al instante. Crédito de imagen: Gang Han

Un mamífero que cazaba dinosaurios

El dinosaurio presa es una especie de Psittacosaurus, un grupo de dinosaurios herbívoros. En vida, tenían el tamaño de un perro grande, lo que no suena tan impresionante hasta que te enteras de que la especie de mamífero que lo cazaba, Repenomamus robustus, solo tenía el tamaño de un tejón. Bastante pequeño comparado con los mamíferos más grandes que viven hoy en día, pero era uno de los más grandes vivos durante el Cretácico, cuando los mamíferos aún no dominaban el paisaje.

Teníamos curiosidad por saber cómo se las arreglarían los dientes de un animal parecido al tejón contra la piel de un Psittacosaurus, algo que podríamos imaginar un poco correoso. Sin embargo, como nos explicó Mallon, probablemente no fueran demasiado duros.

Mallon dijo:

“Aunque hemos encontrado impresiones de piel de Psittacosaurus antes, no tenemos ninguna idea de lo gruesa que era la piel. Se trataba de un dinosaurio relativamente pequeño, por lo que no creo que tuviera una piel tan gruesa como la de los grandes elefantes o hipopótamos actuales. Repenomamus era un carnívoro conocido, por lo que creo que sin duda era capaz de desgarrar la carne, incluso la de los dinosaurios”.

Una ilustración que muestra la escena de la pelea

Una ilustración que muestra la escena de la pelea. Crédito de imagen: Michael Skrepnick

El curioso fósil fue recuperado en la provincia china de Liaoning en 2012, en una zona apodada “la Pompeya de los dinosaurios de China”. Ambos esqueletos están casi completos y proceden de una zona conocida como los yacimientos fósiles de Liujitun, donde muchos fósiles de dinosaurios, pequeños mamíferos, lagartos y anfibios quedaron enterrados después de que las erupciones volcánicas desataran avalanchas de lodo y diluvios de escombros.

Así lo demuestra el material volcánico hallado en la matriz rocosa del fósil del estudio, según confirmó el mineralogista Aaron Lussier, del Canadian Museum of Nature. Puede parecer una casualidad captar un momento así en el registro fósil, pero no es el único.

Mallon explica:

“Para preservar una interacción como ésta, es necesario enterrar rápidamente a los individuos. En el caso de los animales descritos en nuestro estudio, fueron sepultados por un rápido alud de lodo compuesto en su mayor parte por ceniza volcánica y escombros. Existe [también] una famosa pareja de ‘dinosaurios luchadores’ del desierto de Gobi que quedaron sepultados repentinamente por el derrumbe de una duna.”

Si el Repenomamus robustus lo hubiera sabido, merece la pena mantener un ojo en el horizonte mientras te lanzas sobre un dinosaurio.

Los hallazgos de la investigación han sido publicados en Scientific Reports.

[H/T: IFL]

¿Te gustó este contenido? Te invito a compartirlo con tus amigos. También puedes seguirnos en nuestra Fan Page, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestro Grupo Oficial y a nuestra comunidad en Telegram.

Te puede gustar:

Redacción CODIGO OCULTO

Redacción CODIGO OCULTO

Autor

La verdad es más fascinante que la ficción.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Apoya nuestro trabajo

Con tu ayuda podremos seguir creando contenidos e informándote a diario. Apoya nuestro trabajo. ¡Gracias!

SUSCRÍBETE GRATIS A NOTICIAS

Síguenos en Telegram
Síguenos en TikTok / codigoocultocom

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine

También te podría interesar…