Detectan un fragmento de corteza terrestre de 4.000 millones de años debajo de Australia
Publicado el 11 Jul 2022
© Imagen: Curtin University

Un fragmento de corteza terrestre de 4.000 millones de años ha sido detectada debajo de Australia, y podría proporcionar datos sobre lo que se oculta bajo la superficie y cómo la Tierra pasó de ser un mundo inhabitable a uno lleno de vida.

Los científicos pueden utilizar varias pistas para averiguar lo que hay bajo la superficie de la Tierra sin tener que excavar, incluso disparando láseres superfinos más finos que un cabello humano a los minerales encontrados en la arena de la playa.

Esta técnica se ha utilizado en un nuevo estudio que apunta a un fragmento de corteza terrestre de 4.000 millones de años, del tamaño de Irlanda, que ha estado asentado bajo Australia Occidental y ha influido en la evolución geológica de la zona durante millones de milenios.

Nos cuenta una parte de la historia de la Tierra

Podría proporcionar pistas sobre cómo nuestro planeta pasó de ser inhabitable a albergar vida.

Los investigadores creen que la enorme extensión de la corteza habría influido mucho en la formación de las rocas al mezclarse los materiales antiguos con los nuevos, habiendo aparecido por primera vez como una de las primeras formaciones de protocostra del planeta y sobreviviendo a múltiples eventos de construcción de montañas.

Maximilian Dröellner, de la Curtin University (Australia), doctorado en geología y autor principal de la investigación, dijo en un comunicado:

“Al comparar nuestros hallazgos con los datos existentes, parece que muchas regiones del mundo experimentaron un momento similar de formación y conservación de la corteza primitiva”, afirma el estudiante de doctorado en geología y autor principal, Maximilian Dröellner, de la Universidad de Curtin (Australia).

Esto sugiere un cambio significativo en la evolución de la Tierra hace unos 4.000 millones de años, cuando el bombardeo de meteoritos disminuyó, la corteza se estabilizó y la vida en la Tierra comenzó a establecerse”.

Los láseres se utilizaron para vaporizar granos del mineral circón, tomados de la arena muestreada en ríos y playas de Australia Occidental.

Ubicaciones actuales de las unidades de la corteza discutidas en este trabajo

Ubicaciones actuales de las unidades de la corteza discutidas en este trabajo. Cortesía: Curtin University

El método, conocido técnicamente como “laser ablation split stream-inductively coupled plasma-mass spectrometry” o “espectrometría de masas con plasma de acoplamiento inductivo por ablación láser”, permite a los científicos datar los granos y compararlos con otros para ver de dónde podrían proceder.

De este modo, el equipo pudo conocer el subsuelo cristalino de la superficie de la Tierra en esta región en concreto, mostrando de dónde procedían los granos, las fuerzas utilizadas para crearlos y cómo se había construido la geología de la región a lo largo del tiempo.

Además de la importancia de que los restos de protocostra sigan ahí -unos 100.000 kilómetros cuadrados-, los límites del bloque también ayudarán a los científicos a averiguar qué otras cosas se esconden bajo la superficie de la Tierra y cómo pueden haber evolucionado hasta llegar a su estado actual.

Milo Barham, geólogo de la Curtin University y supervisor de la investigación, dijo en un comunicado:

“El borde del antiguo trozo de corteza parece definir un importante límite de la corteza que controla el lugar donde se encuentran minerales de importancia económica. Reconocer estos antiguos restos de la corteza es importante para el futuro de la exploración optimizada de recursos sostenibles”.

Luego de 4.000 millones de años

Como era de esperar, después de 4.000 millones de años no queda mucho de la corteza original de la Tierra para estudiar, lo que hace que hallazgos como éste sean aún más interesantes y útiles para los expertos, ya que nos ofrecen una importante ventana al pasado lejano.

Australia Occidental

(Public domain)

El desplazamiento de la corteza terrestre y el remolino del manto caliente que hay debajo son difíciles de predecir y de trazar retrospectivamente. Por eso, cuando se encuentran pruebas del movimiento interior y de la geología en la superficie, los científicos están muy interesados en aprovecharlas.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Más adelante, los resultados del estudio descrito aquí también podrían ayudar a los científicos que estudian otros planetas: el modo en que se forman estos planetas, cómo se forma su corteza más temprana e incluso cómo podría establecerse la vida extraterrestre en ellos.

Barham agregó:

“Estudiar la Tierra primitiva es un reto, dada la enormidad de tiempo transcurrido, pero tiene una profunda importancia para comprender la importancia de la vida en la Tierra y nuestra búsqueda para encontrarla en otros planetas”.

Los hallazgos de la investigación ha sido publicada en la revista Terra Nova.

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestra Página de Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestro Grupo oficial de Facebook, y a nuestra comunidad en Telegram.

Te recomendamos leer:

Fuente: sciencealert
Redacción CODIGO OCULTO

Redacción CODIGO OCULTO

Autor

La verdad es más fascinante que la ficción.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine
Ahora:
Total:

¡DALE AL PLAY! ▶

También te podría interesar…