Científicos “reviven” virus de 50.000 años que estuvo congelado en Siberia
Publicado el 25 Nov 2022
© Imagen: 8moments / Pixabay

Un equipo de científicos ha realizado una investigación en el que lograron “revivir” virus zombies del permafrost en Siberia. Uno de esos virus tiene casi 50.000 años.

A medida que el mundo se calienta, se están derritiendo grandes extensiones de permafrost, liberando material que ha permanecido atrapado en su hielo durante años. Esto incluye una serie de microbios que han permanecido inactivos durante cientos de milenios en algunos casos.

Para estudiar los microbios emergentes, los científicos han revivido varios de estos “virus zombies” del permafrost siberiano, incluido uno que se cree que tiene casi 50.000 años, una edad récord para un virus congelado que vuelve a un estado capaz de infectar a otros organismos.

El equipo que ha realizado este trabajo, dirigido por el microbiólogo Jean-Marie Alempic, del French National Centre for Scientific Research, afirma que estos virus reanimadores son potencialmente una amenaza importante para la salud pública, y que es necesario realizar más estudios para evaluar el peligro que podrían suponer estos agentes infecciosos al despertar de su sueño helado.

Siberia

Crédito: Miller_Eszter / Pixabay

Los investigadores escribieron en su estudio:

“Una cuarta parte del hemisferio norte está cubierta por un suelo permanentemente congelado, denominado permafrost.

Debido al calentamiento del clima, el permafrost que se está descongelando de forma irreversible está liberando materia orgánica congelada durante hasta un millón de años, la mayor parte de la cual se descompone en dióxido de carbono y metano, potenciando aún más el efecto invernadero”.

Virus de decenas de miles de años

El virus de la ameba de 48.500 años de antigüedad es en realidad uno de los 13 descritos en un nuevo estudio actualmente en preimpresión, y se cree que nueve de ellos tienen decenas de miles de años. Los investigadores establecieron que cada uno de ellos era distinto de todos los demás virus conocidos en cuanto a su genoma.

Mientras que el virus que batió el récord se encontró bajo un lago, otros lugares de extracción incluían lana de mamut y los intestinos de un lobo siberiano, todos ellos enterrados bajo el permafrost. Utilizando cultivos de amebas unicelulares vivas, el equipo demostró que los virus aún tenían el potencial de ser patógenos infecciosos.

También estamos viendo cómo se libera un gran número de bacterias en el medio ambiente a medida que el mundo se calienta, pero teniendo en cuenta los antibióticos que tenemos a nuestra disposición se podría argumentar que serían menos amenazantes. Un nuevo virus -como el SARS-CoV-2- podría ser mucho más problemático para la salud pública, especialmente a medida que el Ártico se va poblando.

Los investigadores escribieron:

“La situación sería mucho más desastrosa en el caso de enfermedades vegetales, animales o humanas causadas por el resurgimiento de un antiguo virus desconocido.

Por lo tanto, es legítimo ponderar el riesgo de que antiguas partículas víricas sigan siendo infecciosas y vuelvan a circular por el deshielo de antiguas capas de permafrost”.

Virus antiguos

Crédito: qimono / Pixabay

Récord de antigüedad

Este equipo se ha caracterizado por desenterrar con diligencia virus en Siberia, con un estudio anterior que detallaba el descubrimiento de un virus de 30.000 años de antigüedad. Al igual que el nuevo récord, también se trataba de un pandoravirus, un gigante lo suficientemente grande como para ser visible mediante microscopía de luz.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El virus revivido ha recibido el nombre de Pandoravirus yedoma, que reconoce su tamaño y el tipo de suelo de permafrost en el que se encontró. Los investigadores creen que hay muchos más virus por encontrar, además de los que sólo se dirigen a las amebas.

Muchos de los virus que se liberarán a medida que el hielo se descongele serán completamente desconocidos para nosotros, aunque queda por ver cómo de infecciosos serán estos virus una vez que se expongan a la luz, el calor y el oxígeno del ambiente exterior. Todas estas son áreas que podrían investigarse en futuros estudios.

El virólogo Eric Delwart, de la University of California en San Francisco, está de acuerdo en que estos virus gigantes son sólo el comienzo cuando se trata de explorar lo que se esconde bajo el permafrost. Aunque Delwart no participó en el estudio actual, tiene mucha experiencia en la resucitación de antiguos virus vegetales.

Delwart dijo a New Scientist:

“Si los autores aíslan realmente virus vivos del antiguo permafrost, es probable que los virus de mamíferos, aún más pequeños y sencillos, también sobrevivan congelados durante eones”.

Los hallazgos de la investigación aún no ha sido revisados por pares, pero están disponibles en bioRxiv.

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestra Fan Page, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes visitarnos directamente AQUÍ. O puedes unirte a nuestro Grupo Oficial, y a nuestra comunidad en Telegram.

Te recomendamos leer:

Fuente: sciencealert
Redacción CODIGO OCULTO

Redacción CODIGO OCULTO

Autor

La verdad es más fascinante que la ficción.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine
Ahora:
Total:

También te podría interesar…