Científicos resuelven un vacío de 20.000 años en la historia de la humanidad
Publicado el 26 Mar 2024
© Imagen: depositphotos.com

Un equipo de científicos afirman haber llenado un vacío en la historia de la humanidad al descubrir la primera patria del Homo sapiens luego de salir de África.

Se sabe desde hace tiempo que nuestros antiguos antepasados abandonaron el continente hace unos 70.000 años y se extendieron por Asia y Europa hace 45.000, pero dónde pasaron el tiempo intermedio ha sido un misterio durante mucho tiempo.

Un equipo de investigadores internacionales determinó que unos mil de estos viajeros vivieron en una zona que abarcaba Oriente Próximo, conocida como la meseta persa.

Para llegar a esta conclusión se utilizó ADN antiguo, reservas genéticas modernas y pruebas paleoecológicas que demuestran que esta región habría representado un hábitat ideal antes de que siguieran asentándose en Asia y Europa.

Luca Pagani, de la University of Padova (Italia) y autor principal del estudio, dijo en un comunicado:

“Nuestros resultados ofrecen la primera imagen completa del paradero de los antepasados de todos los no africanos actuales en las primeras fases de la colonización de Eurasia”.

Analizaron genomas de Eurasia y China

El equipo analizó genomas antiguos de Eurasia Centro-Occidental y China, y descubrió que los antepasados de los actuales euroasiáticos emergieron del centro hace 45.000 años y colonizaron la mayor parte de Eurasia y Oceanía.

A continuación se crearon simulaciones para retroceder en el tiempo hasta el paisaje y el clima de la meseta persa, que revelaron que era más elevado en la época en que llegó el Homo sapiens.

La cueva de Pebdeh, situada en el actual Irán, al sur de los montes Zagros, fue ocupada por cazadores-recolectores hace 42.000 años.

La cueva de Pebdeh, situada en el actual Irán, al sur de los montes Zagros, fue ocupada por cazadores-recolectores hace 42.000 años. Crédito de imagen: Mohammad Javad Shoaee

Esto, según los investigadores, dio a nuestros antepasados una ventaja sobre las zonas circundantes.

En el estudio publicado en Nature se indica:

“Además, la presencia de una zona viable situada a ambas orillas del Mar Rojo y que se extiende a lo largo del Mar Mediterráneo parece ofrecer un hábitat adecuado”.

Pequeños grupos móviles de cazadores-recolectores

Según los investigadores, estos pueblos vivían en pequeñas bandas móviles de cazadores-recolectores. La ubicación del centro ofrecía una variedad de entornos ecológicos, desde bosques hasta praderas y sabanas, que fluctuaban con el tiempo entre intervalos áridos y húmedos.

Según Michael Petraglia, coautor del estudio y profesor de la Griffith University de Australia, los cazadores-recolectores disponían de abundantes recursos y cazaban gacelas, ovejas y cabras salvajes.

Petraglia dijo:

“Su dieta se componía de plantas comestibles y animales de caza de pequeño y gran tamaño”.

Los grupos de cazadores-recolectores parecían haber practicado un estilo de vida estacional, viviendo en las tierras bajas en los meses más fríos y en las regiones montañosas en los meses más cálidos”.

La gente que habitaba el centro en aquella época tenía la piel y el pelo oscuros, tal vez parecidos a los gumuz o anuak que viven actualmente en algunas zonas de África oriental.

Pagani dijo:

“El arte rupestre apareció simultáneamente en cuanto la gente abandonó el centro. Por tanto, estos logros culturales podrían haberse gestado durante su estancia en el centro”.

Sin embargo, en la PLatea persa no se han recuperado restos fósiles de Homo sapiens, pero sí en Arabia y Levante; este grupo sería descendiente directo de los del centro, según el estudio.

La meseta persa (también conocida como meseta iraní) está situada al este de los montes Zagros (en rosa púrpura).

La meseta persa (también conocida como meseta iraní) está situada al este de los montes Zagros (en rosa púrpura). Crédito de imagen: Wikimedia Commons (CC BY-SA 3.0 DEED)

El Homo sapiens no fue la primera especie humana que vivió fuera de África, incluida la zona que abarca el centro. El antiguo mestizaje de nuestra especie ha dejado una pequeña contribución neandertal al ADN de los modernos no africanos.

Vallini afirma:

“Los neandertales están documentados en la zona antes de la llegada del Homo sapiens, por lo que es muy posible que esa interacción se produjera en el centro”.

Los hallazgos de la investigación han sido publicados en la revista Nature Communications.

Fuente: Griffith University

Tenemos algo para decirte: Visítanos en Facebook. Únete a la discusión en nuestra comunidad en Telegram. Y si te es posible, apoya nuestro trabajo invitándonos un café. ¡Te lo agradecemos!

Crédito imagen de portada: depositphotos.com

Te puede gustar:

Redacción CODIGO OCULTO

Redacción CODIGO OCULTO

Autor

La verdad es más fascinante que la ficción.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Apoya nuestro trabajo

Con tu ayuda podremos seguir creando contenidos e informándote a diario. Apoya nuestro trabajo. ¡Gracias!

SUSCRÍBETE GRATIS A NOTICIAS

Síguenos en Telegram
Síguenos en TikTok / codigoocultocom

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine

También te podría interesar…