Chac mool, misteriosas esculturas precolombinas que la arqueología no ha podido explicar
Publicado el 27 Dic 2023
© Imagen: Pinterest / Wallpaperswide

En 1875, el explorador Augustus Le Plongeon y su esposa, Alice Dixon, realizaron un sorprendente descubrimiento en el sureste de México mientras buscaban pruebas para respaldar sus “ideas peculiares”, como la afirmación de que la cultura egipcia tenía su origen en la península de Yucatán. Descubrieron unas esculturas sorprendentes: los chac mool.

Durante su expedición de dos años por la selva, exploraron las ruinas de la civilización maya en la región, elaboraron mapas, tomaron fotografías de los templos y documentaron los murales que encontraron. A pesar de no encontrar pruebas para sus teorías sobre el origen de los egipcios, su hallazgo más destacado fue una efigie de un hombre semirrecostado en la ciudad de Chichen Itzá, a la que Le Plongeon llamó “chac mool”, que en maya significa “tigre rojo”.

Te puede gustar:

Este descubrimiento marcó el inicio de la presencia de esculturas de chac mool en diversas regiones de Mesoamérica, una vasta área cultural que se extiende desde el centro de México hasta Costa Rica y que fue el hogar de grandes civilizaciones. A lo largo de los años, los arqueólogos han debatido sobre la identidad, función y origen de estas enigmáticas esculturas.

El misterio de Chac Mool

Fotografía de un chac mool del año 2007 en Chichen Itzá

Fotografía de un chac mool del año 2007 en Chichen Itzá. Crédito de imagen: Mike Sharp / Wikimedia Commons

Aunque los Le Plongeon nombraron y documentaron la escultura en 1875, esta fue solo una de las numerosas piezas descubiertas que datan desde aproximadamente el año 600 a. C. hasta más allá del 1500 d. C. A pesar de su prominencia en palacios y pueblos prehispánicos, no hay representación ni explicación de los chac mool en documentos históricos de culturas como la tolteca, mexica, maya o purépecha.

Los arqueólogos han formulado teorías sobre diversos aspectos de los chac mool, incluido su origen, función y significado. El debate se ha centrado en si estas esculturas pertenecen a las culturas del centro de México, la región maya o el norte de Mesoamérica, así como en si surgieron en el periodo clásico, epiclásico o posclásico temprano.

Además, ha habido especulación sobre la función de los chac mool, como si eran utilizados como mesas de ofrendas, recipientes de corazones o piedras de sacrificios. También se ha discutido si representan a víctimas de sacrificios, militares, sacerdotes, personajes históricos, “hombres-dioses”, mensajeros divinos o deidades.

La diversidad de las esculturas de chac mool, con variaciones en la posición de la cabeza, el rostro, los adornos, la posición del abdomen, las piernas y las bases, ha llevado a los arqueólogos a concluir que tanto la forma como el significado de estas piezas cambian según su ubicación geográfica, cronológica y cultural.

¿Posible origen?

Chac mool en Teotihuacán

Chac mool en Teotihuacán. Crédito: لا روسا / Wikimedia Commons

Un consenso entre los estudios sugiere que el chac mool podría haber viajado a lo largo de los siglos, ya que una de las piezas más antiguas, datada entre 600 y 900 d. C., se documentó en Chalchihuites, una región del norte mesoamericano. Los toltecas, asentados lejos de Yucatán, tuvieron una influencia significativa en los mayas de lugares como Chichen Itzá, lo que sugiere que las migraciones podrían explicar la presencia de estas esculturas en diversas culturas y territorios.

Aunque el chac mool se asocia comúnmente con la cultura maya, algunos expertos sugieren que su influencia proviene del centro de México. Los toltecas, asentados a cientos de kilómetros de Yucatán, tuvieron influencia en los mayas, quienes a su vez influyeron en la región de la península y Centroamérica.

El chac mool ha sido considerado como un personaje intermedio o un mensajero “entre el mundo de los hombres y el de los dioses”. Se cree que estas esculturas estaban destinadas a colocar ofrendas, como se evidencia por la ara o superficie plana que poseen algunas de estas figuras. Aunque investigaciones pasadas han sugerido que podrían haber servido para colocar también sacrificios, la tecnología y la ciencia actuales podrían proporcionar más certezas sobre su función.

A pesar de que el nombre “chac mool” persiste en la literatura científica, el conocimiento actual podría permitir una nueva denominación. “Waxanuti“, que significa “el que está sentado en un patio” en la lengua del pueblo purépecha que dominó Michoacán, es una alternativa para la pieza encontrada en Pátzcuaro.

Es válido afirmar que el chac mool sigue siendo un enigma en la arqueología mesoamericana, y los arqueólogos continúan investigando para desentrañar su identidad, función y significado a través de herramientas tecnológicas y científicas modernas.

¿Te gustó este contenido? Te invito a compartirlo con tus amigos. Síguenos en nuestra Página de Facebook, para recibir a diario nuestras noticias. También puedes unirte a nuestro Grupo Oficial y a nuestra comunidad en Telegram. Y si está en tu posibilidad puedes apoyar nuestro trabajo invitándonos un café. ¡Te lo agradecemos!

Erick Sumoza

Erick Sumoza

Autor

Escritor especializado en la investigación de ciencia, tecnología, teorías alternativas e historia oculta. Siempre trabajando por la verdad y en contra de la censura.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Apoya nuestro trabajo

Con tu ayuda podremos seguir creando contenidos e informándote a diario. Apoya nuestro trabajo. ¡Gracias!

SUSCRÍBETE GRATIS A NOTICIAS

Síguenos en Telegram
Síguenos en TikTok / codigoocultocom

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine

También te podría interesar…