El aumento de los mares traerá una inundación global al planeta, y los científicos ahora predicen lo que ocurriría.

El peligroso aumento de nuestros mares está empujando las mareas, las olas y las tormentas más tierra adentro de nuestras costas, tanto que en el próximo siglo, los científicos predicen que enormes extensiones de tierra serán inundadas regularmente por el agua.

Para 2100, si no hemos logrado poner defensas y no hacer nada para frenar nuestras emisiones globales, una nueva investigación ha encontrado que las inundaciones costeras podrían aumentar en casi un 50 por ciento.

Ian Young, ingeniero de la University of Melbourne en Australia, dijo en un comunicado:

“Estamos tratando de entender la magnitud de los impactos a escala global de las futuras inundaciones costeras. A nivel mundial, debemos entender que se producirán cambios de esta naturaleza para 2100 y debemos planificar cómo vamos a responder”.

Con 600 millones de personas viviendo en costas a menos de 10 metros sobre el nivel del mar, incluso un aumento constante en el nivel del mar significa dejar poblaciones enteras, hogares e infraestructura a los caprichos del mar.

Se aproxima una inundación global y los científicos lo predicen de esta forma
Crédito: Matt Hardy / Unsplash

En el peor de los casos examinados en el estudio, unas 287 millones de personas, el 4 por ciento de la población mundial, podrían verse afectados por las inundaciones costeras.

Para aquellos más inclinados a pensar en dólares, este escenario amenaza los activos costeros por un valor aproximado de US $ 14 billones, o el 20 por ciento del PIB mundial.

Curiosamente, la mayor parte se debe a eventos de mareas y tormentas, que se están arrastrando hacia el interior y se están agitando por el cambio climático. Solo el 32 por ciento se proyecta específicamente a partir del aumento regional del nivel del mar.

Ebru Kirezci, ingeniero de infraestructura, también de la University of Melbourne dijo a The New York Times:

“A pesar de que el nivel promedio del mar aumenta relativamente lento, descubrimos que estos otros riesgos de inundación, como las mareas altas, la marejada ciclónica y las olas rompientes, serán mucho más frecuentes e intensas. Es importante tenerlos en cuenta”.

Se aproxima una inundación global y los científicos lo predicen de esta forma
Distribución global del nivel extremo del mar proyectado en 2100. Crédito: Scientific Reports

El modelo utilizado está lejos de ser perfecto, y los autores advierten que sus hallazgos no modelan con precisión las predicciones a nivel local, sino más bien una estimación global más amplia. Estas estimaciones se basan en investigaciones costeras de todo el mundo, y se han validado ampliamente contra datos de mareógrafos en condiciones normales y más extremas.

Predecir la inundación global

Predecir el futuro es notoriamente difícil, y cuando se considera la complejidad de los sistemas atmosféricos y oceánicos a nivel global y regional, se vuelve aún más desalentador. Pero intentarlo también es muy necesario cuando se considera la inmensidad de la crisis a la que nos enfrentamos.

«Dentro de los supuestos requeridos para hacer posible un estudio a escala global», los autores afirman haber creado una estimación de «primer paso» de los impactos globales del aumento del nivel del mar.

Se necesita hacer más trabajo para descifrar los detalles, especialmente a nivel regional. Dicho esto, hay algunas partes del mundo que ya parecen particularmente vulnerables a los episodios de inundaciones.

En EE.UU., estos puntos críticos incluyen Carolina del Norte, Virginia y Maryland. En Europa, incluye el Reino Unido, el norte de Francia y el norte de Alemania. En Asia, incluye China, Bangladesh, Bengala Occidental y partes de la India. Y en el sur global, incluye el Territorio del Norte de Australia.

Se aproxima una inundación global y los científicos lo predicen de esta forma
«Puntos críticos» para inundaciones costeras en 2100 en el escenario extremo. Crédito: Scientific Reports

En las islas del Pacífico, donde el aumento del nivel del mar representa una amenaza particularmente existencial, el aumento de las mareas podría ahogar los suministros de agua dulce al inundar la capa freática.

Desafortunadamente, en este punto, el mundo está encerrado en una cierta cantidad de aumento del nivel del mar y el cambio climático. Y aunque todavía tenemos la oportunidad y el tiempo de reducir seriamente el daño que causará, necesitamos darles una ventaja y un buen comienzo si queremos prepararnos para el futuro.

Estimaciones como esta nos dan la mejor oportunidad de hacer precisamente eso. Porque si no planeamos lo peor, lo peor vendrá, listo o no.

El estudio fue publicado en Scientific Reports.

Fuente: Science Alert

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here