Durante el año 2018, un equipo de investigadores de enfermedades infecciosas de la University of Hong Kong (UHK) detectaron un paciente inusual.

Se trataba de un hombre de 56 años que había sido sometido a trasplante de hígado y mostraba funciones hepáticas anormales sin una causa aparente.

Los análisis indicaron que su sistema inmune estaba respondiendo a la Hepatitis E; sin embargo no pudieron encontrar una cepa humana del virus de la hepatitis E (HEV) en la sangre del individuo.

La hepatitis E es una enfermedad hepática que también puede causar fiebre, ictericia y un agrandamiento del hígado. El virus viene en cuatro especies, que circulan en diferentes animales; en ese momento, se sabía que solo uno de estos cuatro infectaba a los humanos.

Un aviso de veneno para ratas en un callejón en Hong Kong en noviembre de 2018.

Hepatitis E en humano

Con los exámenes realizados de diagnóstico negativo para cepa humana de HEV, los científicos crearon una prueba de diagnóstico, que permitió descubrir que por primera vez en la historia, la transmisión de hepatitis E de rata en un humano.

Dr. Siddharth Sridhar, un microbiólogo e investigador de UHK dijo en un comunicado:

“De repente, tenemos un virus que puede saltar de las ratas callejeras a los humanos. Fue una infección tan inusual y sin precedentes que el equipo se preguntó si se trataba de un incidente único, un paciente que estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado”.

Sin embargo, ocurrió nuevamente, y luego otra vez.

Desde ese primer estudio, otras 10 personas han dado positivo para hepatitis E de rata, denominada HEV de rata.

El caso más reciente ha ocurrido hace solo una semana, un hombre de 61 años con función hepática anormal ha dado positivo el día 30 de abril; sin embargo podrían haber cientos de personas más que hasta ahora no han sido diagnosticadas, dijo Sridhar.

Se ha encontrado una posible causa de la transmisión de la hepatitis E al humano, y esta sería por medio del agua potable, según informa la Organización Mundial de la Salud.

Nadie sabe cómo se infectan las personas

Crédito parcogg / Pixabay

La nueva cepa de la rata trae consigo un misterio: hasta ahora no se sabe exactamente cómo las personas se están infectando.

Desde su descubrimiento, dos años atrás, los investigadores no han logrado identificar la ruta precisa de transmisión de las ratas a los humanos. Existen teorías, algunas relacionan esto con agua contaminada como la cepa humana habitual, o por manipulación objetos contaminados, pero nada se ha comprobado definitivamente.

Existe una particularidad, el más reciente paciente infectado de 61 años, tiene a las autoridades particularmente perplejas, ya que no existían excrementos de ratas en el hogar, y ningún otro miembro de su hogar ha mostrado síntomas y no tiene antecedentes de viajes recientes.

El Centre for Health Protection de Hong Kong dijo en un comunicado este 30 de abril:

“Hasta ahora, el hombre aún se encuentra en el hospital y la investigación se encuentra en marcha”.

Investigaciones realizadas

Las autoridades e investigadores siguen tratando de comprender esta nueva amenaza para la salud desde 2018. Hasta ahora han realizado algunos progresos, como el mejoramiento de pruebas y análisis en ratas en toda la ciudad para tratar de identificar grupos que pueden saltar a los humanos. Esto ha permitido saber cuántos roedores de la ciudad portan HEV de ratas.

Calles de Hong Kong. Crédito: DesignOil / Pixabay

Sin embargo, hay muchas cosas que se desconocen. No se sabe cuánto tiempo dura el período de incubación del virus, es decir se desconoce cuánto tiempo tardan los pacientes en enfermarse luego de exponerse. Aún se está buscando un tratamiento, debido a que el medicamento usado para tratar la hepatitis E humana ha tenido resultados no completamente positivos.

Y la principal incógnita que sigue rondando las cabezas de los investigadores es el cómo se transmite al humano.

Y, por supuesto, la mayor incógnita que sigue molestando a los científicos es el cómo.

Sridhar dijo en un comunicado:

“Lo que sabemos es que las ratas en Hong Kong son portadoras del virus, y evaluamos a los humanos y encontramos el virus. Pero cómo exactamente salta entre ellos, ya sea que las ratas contaminen nuestros alimentos o haya otro animal involucrado, no lo sabemos. Ese es el eslabón perdido”.

Se ha propuesto como solución el deshacerse de todas las ratas en Hong Kong, sin embargo erradicarlas completamente es una larga y complicada «hazaña» no muy factible.

Por ahora, las autoridades instan a las personas a tomar medidas de prevención, como lavarse las manos antes de comer, almacenar los alimentos de forma adecuada o en el refrigerador y mantener la casa limpia y desinfectada para evitar anidación de los roedores.

Una infección que podría estar surgiendo en todas partes

Crédito: Simon / Pixabay

Los investigadores creen que el HEV puede estar infectando a personas en otros lugares del mundo, como Nueva York o París, y hasta ahora se desconoce ya que nadie lo está analizando.

Sridhar dijo:

“Mi sensación es que esto ha estado sucediendo durante mucho tiempo. 2017, 2018 definitivamente no es la primera vez que sucede en el mundo”.

Los 11 casos confirmados en Hong Kong probablemente sean solo la punta del iceberg, dijo Sridhar. Podría haber otros cientos de casos en la comunidad. Además, muchas personas infectadas con hepatitis E solo experimentan síntomas leves y a veces ni se enteran que están infectadas.

Sin embargo, el virus causa consecuencias graves para la salud, principalmente en pacientes con inmunidad debilitada. Las personas vulnerables pueden sufrir daño hepático a largo plazo o cicatrización de tejidos.

Un caso ha sido confirmado a nivel mundial hasta ahora, y ocurrió en Canadá, se trata de un hombre que había llegado de África.

La única razón por la cual las autoridades detectaron este caso fue porque usaron un tipo amplio de prueba que detecta muchas hebras del virus de la hepatitis E, dijeron los investigadores en el informe, que se publicó en el Journal of Infectious Diseases. De no haberse realizado dicho examen, «el diagnóstico podría haberse perdido», dijo el informe.

Estamos ante un problema grave, muchos países no están haciendo pruebas para detectar el HEV de ratas, dijo Sridhar. Se necesita realizar una prueba especializada para buscar el HEV de rata en humanos.

Actualmente el mundo está prácticamente ocupado con la pandemia del COVID-19 o nuevo coronavirus, por lo que un golpe nuevo como representa el hepatitis E de rata podría llegar sigilosamente y empezar un nuevo brote en muchos países. Hasta hace poco nadie pensaba que el HEV era una amenaza para los humanos.

El estudio científico ha sido publicado en Journal of Infectious Diseases.

Fuente: CNN

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí