Un equipo de científicos de la University of California Irvine en conjunto con instituciones docentes lograron diseñas complejas estructuras de carbón a escala nanométrica y con una resistencia y densidad que sobrepasan a la del diamante.

Se les ha denominado nanolattices o nanorejillas, se trata de estructuras que se componen de diversas placas unidas entre sí pero que no contienen vigas cilíndricas que fueron usados en otros materiales en el pasado.

Mediante análisis realizados, los científicos determinaron que la novedosa estructura es 639% más resistente y 522% más sólida que otras arquitectura cilíndricas formadas a base de vigas. Anteriormente, investigadores concluyeron que las nanorejillas usadas en diseños que se basan en la utilización de placas brindarían una mejor resistencia. Cabe destacar que las características conjuntas resistencia y densidad superan a las del diamante, uno de los materiales más resistentes que conocemos.

Cameron Crook, estudiante de posgrado de la University of California Irvine y autor del estudio, dijo en un comunicado:

La dificultad de elaborar estructuras siguiendo este patrón representaba que dicha teoría no había sido probada nunca, sin embargo lo hicimos y lo logramos”.

De acuerdo a Jens Bauer, para lograr el objetivo final, los científicos de EE.UU. tuvieron que efectuar un difícil procedimiento en el que usaron una imprenta tridimimensional con un láser. Además, los investigadores implementaron en su nueva estructura unas placas con unos pequeños huecos que podrían ser usados para obtener resina sobrante del material acabado. Durante la etapa final las redes fueron sometidas a pirólisis, es decir, el material se calentó a 900 grados centígrados en el vació por una hora.

Crean un material más resistente que el diamante
El material muy prometedor fue creado por los científicos de la University of California Irvine. Crédito: Cameron Crook / Jens Bauer – UCI

Según Bauer, el producto acabado representa una red cúbica de carbono vidrioso con una resistencia que los científicos anteriormente no habían logrado alcanzar en materiales porosos.

Lorenzo Valdevit, profesor de la University of California Irvine, dijo en un comunicado:

Aunque el rendimiento de las estructuras había sido predicho anteriormente, logramos ser los primeros en probarla en un experimento y testear que podía funcionar tan bien como se pensaba anteriormente. De la misma forma se mostró un material arquitectónico de rendimiento mecánico sin precedentes”.

Las nanorejillas de esta investigación representan un prometedor material para el sector aeroespacial. Los investigadores esperan que la resistencia y baja densidad ayuden a mejorar de buena forma el rendimiento de aeronaves y naves espaciales.

Fuente: Sputnik

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here