Vida microbiana ha sido hallada en las profundidades de la corteza terrestre debajo del fondo del océano.

Aunque la vida pueda parecer frágil, esta se ha extendido en lugares donde jamás hubiéramos pensado encontrarla: lugares con extremo calor, frío, acidez, etc.

Ahora, microorganismos han sido encontrados muy por debajo del fondo del mar, es decir en la corteza inferior de la Tierra.

Virginia Edgcomb, microbióloga de la Woods Hole Oceanographic Institution (WHOI) dijo en un comunicado:

La corteza oceánica inferior es una de las últimas fronteras de la exploración de la vida en la Tierra.

Edgcomb, junto al geólogo marino Jiangtao Li de la Tongji University en China, y un equipo de investigadores analizaron muestras de rocas perforadas en Atlantis Bank, una cresta submarina en el Océano Índico.

En Atlantis Bank la gran cantidad de magma creó una línea de falla que empujó las capas de tierra de la parte superior, dejan expuesta la corteza inferior. Esto hizo posible que los científicos accedieran a la capa geológica generalmente bloqueada por la corteza superior.

Hallan vida microbiana en las profundidades de la Tierra debajo del fondo del océano
Diagrama de la corteza oceánica en el sitio de perforación del Atlantis Bank. Crédito: Li et al., Nature, 2020

Extremófilos

Entre el magma solidificado, a 750 metros debajo del fondo marino, los investigadores encontraron una gran diversidad de microbios que lograron sobrevivir en la oscuridad.

Entre los organismos se incluyen Chroococcidiopsis, especies de cianobacterias conocidas por su capacidad de sobrevivir a condiciones extremas (extremófilos) y bacterias Pseudomonas, conocidas por sus capacidades para metabolizar la energía.

Paraskevi Mara, bioquímico de WHOI, dijo en un comunicado:

Los organismos que buscan una existencia muy por debajo del fondo marino viven en un ambiente hostil”.

Hallan vida microbiana en las profundidades de la Tierra debajo del fondo del océano
Chroococcidiopsis thermalis. Crédito: T. Darienko / Wikimedia Commons (CC BY-SA 4.0)

Muchos de los extremófilos son autótrofos, es decir poseen la capacidad de producir su propio alimento. Estos microbios metabolizan el metano y otros usan hidrógeno ubicado muy por debajo de la superficie terrestre.

Sin embargo, los investigadores también descubrieron que algunos de estos microbios en la corteza inferior no son tan autosuficientes.

Edgecomb dijo en un comunicado:

Aplicamos un cóctel de métodos completamente nuevo para tratar realmente de explorar estas preciosas muestras tan intensamente como pudimos”.

Viviendo de materia orgánica

Luego de los análisis, los científicos determinaron que algunos microbios obtienen su alimento mediante la descomposición de la materia orgánica. Probablemente se alimenten de moléculas orgánicas, aminoácidos y grasas que se filtran en las grietas de la corteza oceánica.

Hallan vida microbiana en las profundidades de la Tierra debajo del fondo del océano
Una sección delgada del núcleo de la roca muestra minerales distintos (coloreados) y una pequeña cavidad por la que puede haber fluido, entregando materia orgánica que alimenta los microorganismos del subsuelo. Crédito: Frieder Klein / WHOI

Algunos microbios poseen la capacidad de almacenar carbono en sus células, y otros pueden obtenerlo de moléculas resistentes denominadas hidrocarburos poliaromáticos.

Li y los demás investigadores escribieron en su artículo:

Estos microorganismos reciclan y almacenan eficientemente los compuestos orgánicos disponibles”.

Ahora, los investigadores tienen como tarea pendiente descubrir si existe vida en otras capas geológicas más inferiores de la Tierra. Aunque es poco probable que ocurra una detección debido a que no tendrían acceso a los nutrientes transportados por el agua. Sin embargo, hemos visto a lo largo de los años como la vida pueda sobrevivir en lugares realmente extremos.

Los hallazgos de la investigación han sido publicados en la revista Nature.

Fuente: EOS / WHOI

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here