En este artículo nos sumergimos en los misterios de Ron Hubbard, y uno de los cultos más intrigantes, fundado el siglo pasado, la Cienciología. Es muy difícil reconstruir una historia, donde verdad y fantasía, atraviesan cada datos, peto intentaremos eludir las balas, y sacar a la luz algunos de sus secretos. Aquí vamos. Ajusten sus cinturones, se avecina un viaje apasionante.

Lafayette Ronald Hubbard. Biografía, más allá de la ciencia ficción

El futuro líder de la Cienciología, vino al mundo bajo el nombre de Lafayette Ronald Hubbard, nacido en Tilden, Nebrasca, mayo 13 de 1911. Hijo único de Leonora May, y Harry Ross Hubbard, quién fuera destacado, como un antiguo oficial de marina. De su madre, heredaría su futura pasión por los textos clásicos, y la filosofía, ya que Leonora, se desempeñó como profesora. Ya de niño Ron mostró inquietud por la vida salvaje, destacando como un jinete avezado. Por esa misma época, se destaca una experiencia inusual, siendo uno de. Sus primeros acercamientos al terreno mágico.

Cienciología y Ron Hubbard: orígenes de uno de los cultos más intrigantes
Ron Hubbard retratado, durante sus primeros años como escritor de ciencia ficción. Cortesía: freedommag.es

Aunque como en una constante eterna sus biógrafos, el relato no siempre es sostenido, pero lo cierto es que ente los 4 y seis años, según se lea, tuvo contacto con una tribu de su Montana natal, los  Pies Negros. Según narra John Atack en L. Ronald Hubbard. Scientology. A piece of blues sky, 1990, Ron habría conocido a un viejo hechicero llamado Old Tom. Dice Attack:

A lo largo de su juventud, estuvo fascinado por los chamanes y los magos. Cuando era un niño en Montana, un anciano curandero llamado Old Tom Madfeathers, lo convirtió en hermano de sangre de los indios Blackfeet. Hubbard afirma que el viejo Toma hacía demostraciones de magia, saltando quince pies de altura, desde una posición sentado, y posándose en la parte superior de su tipi. Hubbard observa:-hace mucho tiempo aprendí, que el hombre tiene sus estándares de credulidad, y cuando la realidad choca con estos, se siente desafiado”.

Esta temprana experiencia, más tarde serían un recurso utilizado introducido en Buckskin  Brigades, donde Hubbard plasmaría en 1937, aquellos primeros recuerdos, personificado en la figura de su protagonista, Cabello Amarillo, una especie de alter ego personal. Pero retomemos sus años escolares, regida por una etapa de pocos logros académicos, como si Ron Hubbard fuera incapaz de adaptarse a la rigidez de entonces.

Advertido su padre de esa situación, decidirá implementar una rápida disciplina para moldear su carácter, la Marina, derivando en su inclusión en la fuerza naval. Esa nueva vida estará acompañada de viajes al Oriente, siendo China uno de los países que durante dos años lo tendrá como un observador curioso. Aquellas notas marcarán el nacimiento de una nueva concepción.

Cienciología y Ron Hubbard: orígenes de uno de los cultos más intrigantes
Buckskin Brigade, don Ron Hubbard relata su vínculo con la tribu Pies Negros. Cortesía: dustjackets.com

En escritos posteriores Ron confesaría:

Desde los dieciséis hasta cerca de los veintiuno pasé una gran cantidad de tiempo en el Oriente, dónde me familiarizara con varias escuelas. Cuando regresé a mi hogar, mi padre me forzó a tomar ciencias físicas como una religión, proporcionándome conocimientos en matemáticas y física. Mi interés básico era el campo de la religión; el budismo, el taoísmo, eran fascinantes para mí. Sin embargo, no pensé eran muy buenos para la gente, o que simplemente pudieran contener todas las respuestas, por esta razón: la gente que la practicaba era pobre, con mala salud, y con muy mala relación en el universo físico”.

A los 21 años Ron Hubbard es admitido en la Universidad George Washington. Se dice Ron habría manifestado interés en el campo de la Etnología, pero debió doblegarse a los deseos paternos, que lo aconsejó profundizar en ingeniería civil. Un nuevo fracaso marcó esta etapa, signado por interrogantes de tipo existenciales, que lo seguían atormentado.

Escribiría:

No teníamos un principio básico de la existencia. No había un punto de partida para la mente humana, o el estudio del espíritu humano. Ni siquiera sabíamos que era un espíritu. No teníamos una definición para ello. Decíamos a dónde iba el espíritu y que le pasaría y cómo sería castigado, pero nunca dijimos qué era, o como se vinculaba”.

Estas cuestiones derivaron en una profunda crisis, que llevaron a Ron Hubbard a desertar de sus estudios universitarios. Pero sus esfuerzos se concentraron nuevamente en la escritura, que nunca había abandonado. Narrativa de ciencia ficción, además de otros géneros como misterio, westerns, detectives, le granjearon una gran reputación. Su producción literaria alcanzó cuotas elevadas, registrándose cerca 138 títulos, realizados en tiempo récord. Esta pluma febril llamó incluso la atención de Hollywood, quien le o contrataría como guionista. Hubbard sin embargo no se rendía e intuía su destino ya estaba marcado, por otras ideas. No se equivocaba.

Excalibur. La Espada Oscura

“No creo que Excalibur haya vuelto loco a nadie, aunque no puedes estar seguro. Tengo la sensación de que, sin duda, si Excalibur estuviera en manos de todas las personas del mundo, el mundo sería muy diferente de lo que es ahora”. Sí, hubo un libro llamado Excalibur por L. Ron Hubbard. Arthur J. Burks. The Aberee, 1961.

La historia sobre un legendario texto llamado Excalibur, cuyos rumores llevan décadas circulando, y los actuales cieciólogos, como manuscrito invalorable, remonta su primera irrupción a 1938. Forrest J.Akerman quién fuera uno de sus editores narró lo siguiente sobre el caso:

Ron me dijo que, durante la guerra, había en una mesa de operaciones y había muerto. ¿Y justo después de morir, se encontró en forma de espíritu, y volvió a mirar el cuerpo que había estado allí, pero luego se encogió de hombros y dijo bien, a donde vamos desde aquí, me pregunto? Y dijo que su atención se sintió atraída por lo que era una especie de gran muralla de porcelana, con una fantástica y ornamentada gran puerta adornada por allí, y pensó bueno, eso parece interesante, creo allí iré e investigaré eso. ¿Entonces él se acercó a la puerta, y como sucede en todas las películas de misterio, por qué? Al otro lado de ésta puerta se extendió como una mezcla heterogénea intelectual como el total sumo del conocimiento humano”.

Otra versión de esta historia informa según entrega P.R. Tony McClelland, quién en su libro La trampa de la libertad local, narra:

Hubbard había experimentado una peculiar alucinación en 1938, mientras estuvo bajo los efectos del óxido nitroso, durante una operación dental. Creía que había muerto durante la operación, y mientras estuvo muerto le habían sido mostradas una gran riqueza de conocimientos”.

Forrest Ackerman, ya citado entrega una pista que remite luego en la futura Dianética:

Toda esta información llegó inundándolo, mientras él estaba absorbiendo, hubo una especie de susurros en el aire, sintiendo como un largo cordón umbilical tirando de él hacia atrás. ¡Él estaba diciendo, no, no todavía no! Pero fue retirado de todos modos. Después que las puertas se cerraron, se dio cuenta, de que había vuelto a entrar en su cuerpo”.

La realidad que como consecuencia de esta profunda visión, Ron Hubbard, empezó a la redacción de Excalibur, nombre que le fue sugerido por Arthur J.Burks, apelando a la leyenda del Rey Arturo y su espada mágica. Siendo una de las pocas personas quién afirmo leer el manuscrito esquivo, en el prólogo de Excalibur Hubbard escribió:

Acerca de un rey que reunió a todos sus sabios y les dijo que preparara y trajeran toda la sabiduría del mundo, contenida en 500 libros. En el transcurso del tiempo, tuvieron éxito, y el rey estaba muy complacido, pero igualmente los alentó a reducir 500 libros en tan sólo 100. Esta vez les tomó un poco más de tiempo, pero lo hicieron y regresaron e insistieron en que toda la sabiduría del mundo estaba contenida en estos 100 libros. Él rey dijo: ahora deben hacerlo de nuevo, y reducir todo en un libro. Esto fue todo un truco, peto lo hicieron, y regresaron algunos años después y, de hecho habían reducido toda la sabiduría del mundo en un solo libro. Entonces volvió a darles otea tarea, traer toda la sabiduría mundo en una palabra”.

Cienciología y Ron Hubbard: orígenes de uno de los cultos más intrigantes
Excálibur, legendario libro de Ron Hubbard, nunca vio la luz

La conclusión extraída de ésta fábula introductoria, es que el ábrete sésamo para decodificar este cuento, Hubbard lo denominó Supervivencia. Excalibur que también se pensó agregar La Espada Oscura, nunca vio la luz. Una pista de supresión la encontramos en Astounding, una investigación realizada por Alec Nevala-Lee,da a conocer una infidencia perturbadora sobre Excalibur, en base a una correspondencia privada, entre Ron Hubbard y John Campbell, colega que lo frecuentara en sus días como escritor de ciencia ficción. Notifica Campbell en 1949:

Hubbard había buscado tratamiento medico para sus problemas psicológicos, que también trató de abordar de manera poco convencional. Mientras vivía en Savannah, Georgiano, comenzó a revisar Excalibur, un manuscrito inédito sobre la mente humana que había escrito años antes. En una carta a su agente, Hubbard dijo que el libro, tenia información de cómo violar a las mujeres sin que lo supieran, y que no estaba seguro si quería usarlo para abolir la Iglesia Católica, o encontrar una propia”.

En otras de sus alocuciones y siguiendo una misma tónica, sugirió Excalibur, es capaz de comunicar mensajes de suicidios a los enemigos mientras duermen, ayudar a destruir el comunismo y otros consejos para el hogar. Una verdadera lindeza. Como para volverse loco. Pero sus aparentes absurdidades no caerían en saco roto.

Cienciología y Ron Hubbard: orígenes de uno de los cultos más intrigantes
En mayo de 1950 Ron Hubbard lanzó Dianética en Astounding Science Fictions. Fue una revolución.

Dianética. Misteriosa Ciencia de la Mente

“Cuando liberas a un hombre y lo separas del castigo pasado, encuentras que es bueno. Eso fue algo mas bien fabuloso. Así que nos encontramos a la mitad de una ciencia moral y ética, que tiene que ver, ni más ni menos, con el espíritu humano”.

La obsesión de Ron Hubbard a pesar del fracaso de dar a luz Excalibur, su libro revolucionario, continuaron, así como sus necesidades de seguir investigando los enigmas de la mente y espíritu. Fue en 1945 cuando esta visión tuvo su punto cero. Ocurrió en plena Segunda Guerra Mundial, Ron, fue asignado como capitán de corbeta. Flota que comandó en el área del Pacifico. Otras voces señalan, se desempeñó como teniente durante un período de ocho meses, realizando tareas en el Hospital Naval de Oak Knoll, donde hizo su mayor descubrimiento. Más tarde contó:

El tema que estaba en juego, específicamente, era el destino de quince ex prisioneros de los campos de concentración japoneses, quiénes, después de casi morir de hambre en el transcurso del confinamiento, se encontró no podían asimilar proteínas, aún bajo un tratamiento intensivo de testosterona, generalmente efectiva en miles de casos como aquél; estos quince desafortunados continuaron, en general, a punto de morir de inanición”.

Hubbard dedujo que «si la mente rigiera al cuerpo, y el cuerpo no rigiera a la mente, entonces el sistema endocrino no respondería a hormonas, si existiera un bloqueo mental». Nacía la Dianética. El cóctel que produciría una de las técnicas más insólitas y revolucionaria del pasado siglo veinte, incluía la tesis introducida por Sigmund Freud y los recuerdos reprimidos, como fuente de enfermedades, El término Dianética fue acuñado por los griegos significando Día (a través) y Nous (mente). Otros autores sugieren, Dian vincula a la diosa romana Diana, también como Artemisa, la famosa Mujer Escarlata de tinte babilónico, referenciado por ocultista. Y esto nos conduce a un campo donde Hubbard estuvo muy involucrado, donde la figura de Aleister Crowley, emerge como una influencia notable. Y aquí debemos referirnos a un libro que lanzara en 1929, conocido como The Máster Therion y reimpreso luego, Magick in Theory and Practice.

Allí un pasaje sobresale como de particular interés, en cuánto la Dianética

“Habiendo permitido que la mente regrese una cien veces a la hora del nacimiento, debería alentarse a esforzarse por penetrar más allá de ese período. Si se entrena adecuadamente hacia atrás, habrá pocas dificultades para hacerlo”.

Otras alegaciones referencian como Ron Hubbard, hizo uso de la escritura automática y clarividencia, como fuentes en su investigación. Hubbard también se habría sentido interesado por el movimiento rosacruz, cuya membresía, data de 1940, según mencionan los archivos de la orden. Algunos de sus grados más secretos, fueron luego reflotados por Hubbard, en su invención de la Cienciología, encarnado especialmente en uno de sus símbolos más representativos, la cruz de ocho lados, configurando la vida y sus diferentes dinámicas, extendiéndose desde el ser hasta Dios.

Es imposible abreviar en este informe la complejidad de la Dianética, nos llevaría mucho tiempo de elaboración, pero en este primer abordaje pisemos sintetizar su lectura como un conocimiento que re-educa la mente para así lograr un mejor funcionamiento del cuerpo. Hubbard habla de una guerra interna que desde el nacimiento somete al ser a una prisión interna. Si no logra vencer estos obstáculos, siempre según la Dianética, será un Aberrado.

Solo la Dianética podrá ayudar a reparar esta máquina defectuosa según esta tesis, convirtiendo al individuo en Claro, consciente de su espíritu. La iniciación se logra mediante Auditores. Tal es la breve síntesis expuesta por la Dianética. Ron Hubbard, tardó cuatro años en redondear sus ideas, hasta que en 1949 inició contactos con varias asociaciones psicoanalíticas,

Ninguna se interesó, quizás, por la carencia de títulos académicos, de los que como expusimos, Hubbard no disponía. Tuvo que esperar un año, 1950, para ver su tesis expuesta, gracias a sus viejos conocidos en el ámbito de la ciencia ficción, Astounding Science Fictions, donde dio a conocer Dianética. La evolución de una ciencia. El trabajo provocó una reacción inesperada, e hizo historia. La rápida aceptación llevó a Hubbard la planificación de un libro, y cuyo éxito lo llevó a la cima mediática y ventas insospechadas. La revolución de la Dianética había comenzado.

Cienciología y Ron Hubbard: orígenes de uno de los cultos más intrigantes
Xenu, y el pasado alienígena de la tierra. Base de la actual Cienciología. Cortesía: shartak.com

Cienciología ¿Culto alienígena?

“Los ciegos vuelven a ver, los cojos caminan, los enfermos se recuperan, los locos se vuelven cuerdos, y los cuerdos se vuelven más cuerdos”. The History Man. Ron Hubbard.

Dos años de la explosiva Dianética, Ron Hubbard continuó sus búsquedas sobre respuestas al comportamiento humano. Su respuesta se llamó Cienciología, palabra que deriva del latín Scio (saber) y Logia (del griego estudio o saber). La diferencia en esta segunda etapa de su investigación centraba sus observaciones en la complejidad del alma, ya na tan sólo la mente. Aunque la Cienciología también referenciada como Cientología, parecía obra genuina de Hubbard, un temprano erudito alemán el Dr. A. Nordenholz, registraba en 1934 un trabajo titulado Cientología, la ciencia de la estructura y validez del conocimiento. Más allá de esta sospechosa curiosidad, no existe vinculación más allá del nombre.

Pero Hubbard siempre negaría esta asociación. Y es que la Cienciología iría más allá, al presentar una cosmología completa, que ponían en acento, no solo en las vidas pasadas, sino también en la cuestión extraterrestre, tan en boga en la década del cincuenta, y fuente infinita para un género, que Hubbard manejaba muy bien, la ciencia ficción.

Fue a través de The History of Man, donde la Cienciología se evidenció, nuevamente a través de una mezcla donde se combinaba como dirían algunos de sus críticos, «ficcion escolar y bases pseudo científicas». La Cienciología parecía una reescritura de los enunciados por Darwin, en su visión evolutiva. Un segundo libro ideado por Hubbard para brindar más sustento a la Cienciología, fue Scientology: 8-8008, en su prólogo Hubbard escribió:

Con este libro, se establece la capacidad de hacer que el cuerpo sea viejo o joven a voluntad, la capacidad de curar a los enfermos sin contacto físico, la capacidad de curar a los locos y, a los incapacitados, para el médico, el legó, el matemático y el físico”.

A estas pomposas definiciones, sumemos otras cuestiones que hacen a la Cienciología. Su corazón parece remitirse a una serie de pasos, que todo neófito debe atravesar. Se conoce como El Puente de la Libertad Total, y que actualmente consta de 27 niveles. Su objetivo final es la creación del llamado Thetan Operativo. Para Hubbard el Thetan es nada menos que el espíritu. Si se logra educar el Thetan, el hombre es capaz de causar efectos a distancia, utilizando tan solo la voluntad e intención. La diferencia de un Thetan con respecto al espíritu cristiano, es que el mismo no está dormido, sino que es «consciente de ser consciente». Además, le otorga un vínculo cósmico, ya que el Thetan en realidad arribó a la Tierra hace billones de años, heredera de una avanzada civilización galáctica. Profundicemos.

Cienciología y Ron Hubbard: orígenes de uno de los cultos más intrigantes
Crédito: Angela_Yuriko_Smith / Pixabay

Xenu – El dictador galáctico

Para entender esta historia, debemos remontarnos a 1967, cuando Hubbard, anunció iba a brindar a sus fieles una revelación importante. Dijo un año antes, 1966, mientras investigaba en Norte de África, se topó con un incidente extraterrestre ocurrido 75 millones de años atrás. Según revela Jon Atack, un antiguo miembro del culto, el cuento es el siguiente:

Hace 75 millones de años atrás, Xenu, el gobernante de 76 planetas, tomó a la mayoría de habitantes de su imperio, y los transportó a la Tierra. Aquí exterminadas en volcanes, usando bombas de hidrógeno, y los espíritus o thetans, coleccionados en anillos electrónico. Desorientados por la masacre, los Thetan inmateriales, fueron sujetos a 36 días de implantación hipnótica y agrupados juntos”.

En definitiva, cada ser humano llevaría esta carga espiritual negativa y que la Cienciología propone eliminar del hombre. Como siempre en estos casos, Hubbard, relató esta fantástica memoria digna de un programa de Ancient Aliens, en su libro Revolt in The Stars. Los cienciólogos actualmente tienen esta historia en alta consideración, a pesar y forma parte de uno de sus niveles finales. Aunque el lector no lo crea. Hasta aquí.

Conclusión

Esta es nuestra primera aproximación de una historia, que esperamos continuar en el futuro. La obra de Ron Hubbard, fallecido en 1986, a pesar de sus controversias, continúa a más de medio siglo de fundada la actual Iglesia de la Cienciología, teniendo gran impacto, como uno de los primeros cultos en establecer una psicoterapia revolucionaria, que logró captar en mundo miles de fieles en todo el planeta. Sepa el lector desde 1957 a 1967, el culto fue declarado excepto de impuestos. Continuará.

Bibliografía

Libros

  • Hubbard, R. Dianética. La Ciencia Moderna de la Salud Mental. Los Ángeles: Bridge Publications, 1987.

Sitios web

  • Gracia g, D. Excalibur. Una puerta al manicomio.
    http://lermanet.org/sources.html
  • Iglesia de la Cienciología
    Atack, J. Hubbard y el Ocultismo.
    http://www.gbasesores.com/observatorio/sectas/ciencio_ocultismo.html
  • Lermonet
    Las fuentes de Ron Hubbard para crear la Scientology.
    http://lermanet.org/sources.html
  • Mundo Desconocido
    Vicente, E. Doctrina, Práctica y persecución de Scientology.
    https://issuu.com/indix/docs/md20
  • Para acabar con el Juicio de Freud
    Psicoterapias de Ciencia Ficcion
    http://paraterminarconeljuiciodefreud.blogspot.com/2012/05/
  • Xenu
    Burks, A. Si, hubo un libro llamado Excalibur por L. Ron Hubbard.
    http://www.xenu.net/archive/oca/burks.html

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia y uso en otros medios, sin autorización.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here