El año pasado se cumplieron 25 años del fallecimiento de Andreas Faber-Kaiser. Para las generaciones actuales criadas al calor del Internet, su nombre tal vez no encuentre demasiado eco, aunque sus libros, y algunas semblanzas biográficas circulantes, sirvan como testimonio de ese legado.

Aunque no podemos hablar de destrato en cuanto a memoria, la ausencia de una obra específica narrando su vida, torna un tanto difícil ordenar aspectos de su apasionado trabajo. Pero como los imposibles no existen, conscientes de nuestros obstáculos, vaya aquí nuestro intento de condensar momentos claves, de un hombre en lo personal admirado, y de gran inspiración especialmente para quién escribe. Este es mi homenaje.

Andreas Faber- Kaiser El Hijo de las Estrellas

Un año antes de finalizar el conflicto de la Segunda Guerra Mundial, 5 de abril de 1944, nacía en Barcelona, España, Andreas Faber Kaiser. Sus padres Emma, y Will Kaiser fueron inmigrantes alemanes que en la década del 30, decidieron abandonar Alemania tras la asunción del nazismo.

Will Kaiser artista autodidacta, alcanzaría grandes logros como ilustrador, pintor y diseñador gráfico, convirtiéndose en una pequeña celebridad en el mundo del arte. Sus contactos posibilitaron al joven Andreas, conocer algunos de sus primeros referentes del misterio, como es el caso de Antonio Ribera.

Por aquellos días Andreas ya destacaba como un astrónomo nato, aunque nunca realizó estudios formales. No obstante en 1972 cuando cumplió 28 años, logró obtener su primer galardón, al concedérsele el Premio Nacional de Astronáutica, «Julio Marial», por su estudio Repercusión de la Astronáutica en la vida del hombre. Paralelamente a estas habilidades Andreas, ya se había graduado en Filosofía y Letras. Estas aspiraciones sin embargo, luego se vieron trasladadas al mundo de los enigmas, donde el incipiente movimiento ufológico, atraparía la atención del inquieto universitario.

A su amigo Juan José Benítez quién le hiciera una entrevista reservada, le revelaría algunos pormenores de su elección, narrando su interés en los «no identificados», se había disparado en los sesenta.

Retrato de Andreas Faber Kaiser en plena acción literaria. Toma realizada en la década del 70′. Como fondo se observa un cuadro de su padre, el famoso artista plástico, Will Faber, quién en 1930 escapó del nazismo, y se radicara en España. Cortesía: Sergi Faber.

Diría:

Me gustaba observar el firmamento de noche, y cavilaba que en aquel inmenso espacio debía de haber otros seres aparte de nosotros. El ansia de entrar en contacto con ellos aumentó con la lectura de noticias en los periódicos de aquella época, que referían avistamientos de objetos volantes no fabricados por el hombre. Finalmente, la lectura del libro El gran enigma de los platillos volantes, de Antonio Ribera, aparecido en 1966, me decidió definitivamente a investigar lo que había detrás de todo aquel fenómeno”.

Pronto esta adhesión se reflejaría en la publicación de Mundo Desconocido, donde Faber Kaiser daría rienda suelta a toda su inventiva a través de su proyecto quizás más ambicioso, desatando una verdadera revolución en el ambiente del misterio.

En 2019 se cumplieron 25 años de su desaparición, siendo objeto de varios homenajes en España. Cortesía: elojocritico.info

Mundo Desconocido. Revista de otro planeta

“Para no dejarse arrastrar por la corriente solo queda un recurso. Afortunadamente al alcance de todos, y cada uno de nosotros: pensar. Uno puede estar limitado por el medio en que se ve obligado a moverse, pero lo que no puede permitir jamás, es que otros decidan por él”. Andreas Faber Kaiser.

Inspirada quizás en la prestigiosa Planète francesa, fundada por el mítico Jacques Bergier, autor del inspirador El Retorno de los Brujos entre otros trabajos, Mundo Desconocido supo acuñar en su seno esa misma visión, condición que le granjearía convertirse en un clásico instantáneo.

Su primer número apareció en junio de 1976, y de inmediato logró capturar la atención mediática, por entonces fascinada ante esa apuesta inusual. Mundo Desconocido significó un alto hito en la carrera de Andreas Faber Kaiser, que como director y editor supo brillar como nadie.

A su lado como figura secundaria y no menos importante en el proyecto, aparece el nombre de un argentino, Alejandro Vignati, 1934-1983, escritor, periodista, poeta, y sobre todo formidable investigador, quién por muchos años supo acompañar al maestro barcelonés en sus andanzas, siendo además uno de sus pocos amigos cercanos, falleciendo más tarde trágicamente. Prometo algún día ocuparme de su caso. Pero continuemos con Mundo Desconocido.

Andreas Faber Kaiser, el pionero del misterio. Cortesía ivoox.com

Por sus páginas pasaron algunas de las personalidades más descollantes del misterio, dándose cita autores como «Jerome Clark, Michel Coquet, Erich von Däniken, William Dick, Raymond Drake, Jimmy Guieu, J. Allen Hynek, Friedrich Jürgenson, Dileep Kumar Kanjilal, Peter Kolosimo, Peter Krassa, Aimé Michel, Louis Pawels, Roberto Pinotti, Scott Rogo, Zecharia Sitchin, Andrew Tomas, Iván Trilha, Jacques Vallée, Colin Wilson, Juan G. Atienza, V.-J. Ballester Olmos, J. J. Benítez, J. Salvador Freixedo, Fernando Jiménez del Oso, Manuel Osuna, Domingo Pastor Petit, Antonio Ribera, J. M. Rodríguez Delgado y Enrique de Vicente», síntesis de una lista interminable, y que hoy día sería imposible de reunir.

La fama de Mundo Desconocido alcanzó su listón más importante, cuando en 1980 obtuviera el premio Scinter,  galardón a una de las tres mejores labores divulgativas en su género. Todo un hito. Mundo Desconocido continuó activo hasta 1982, finalizando su labor luego de seis años agotadores. Andreas Faber Kaiser se había probado así mismo, y nada parecía detener su espíritu de irreverencia. Una sorpresa mayor aguardaba.

Jesús Vivió y Murió en Cachemira – Herejía Bíblica

Antes de abordar este trabajo es necesario mencionar Andreas Faber Kaiser ya había dado rienda suelta a su talento como escritor de misterios, siendo su primera obra ¿Sacerdotes o cosmonautas?, que diera a luz en 1971, donde el autor español empezaba a plantearse interrogantes sobre el accionar de los visitantes aéreos desconocidos, buscando pistas en el pasado de la tierra.

La cuestión ufológica tenía desconcertado a Faber-Kaiser, quién empezaba a ver un patrón regular al observar esas enigmáticas incursiones. Nuevamente recurrimos a Juan José Benítez, quién en 1985 logra arrancar a Faber-Kaiser, algunas pinceladas sobre el tema.

Los ovnis como tales, simplemente lo que sus siglas indican: objetos volantes no identificados. Entre ellos cabe incluir a una larga lista de objetos volantes que –por sus características y por el momento histórico en que hacen su aparición- no responden al nivel tecnológico de la correspondiente generación de la raza humana conocida. Su origen debe buscarse por lo tanto en otra inteligencia ajena a la de esta raza humana”.

A este interesante aporte seguiría Los Grandes Enigmas del Cielo y de la Tierra, 1973, que sería la única colaboración junta entre Andreas Faber- Kaiser y Alejandro Vignati, donde ambos autores bucean en hechos inexplicables. Pero en 1976 Andreas Faber-Kaiser irrumpiría con su trabajo más controversial, Jesús Vivió y Murió en Cachemira, que lo lanzaría al estrellato literario.

En diciembre pasado publicamos un artículo sobre Jesús, donde dimos a luz información sobre sus años perdidos, aquellos que van desde los 13 años hasta los 30. Mencionamos a Nicolás Notovich un estudioso ruso que escribiera Jesús residió secretamente durante 17 años en la India y Tíbet, siendo conocido en esas latitudes como el santo Issa.

De alguna manera esta fue la tesis seguida por Faber-Kaiser, y que Erich von Däniken había popularizado en 1975 a través de uno de sus libros, Viaje a Kiribati. Las Misteriosas Islas Perdidas de los Extraterrestres, aunque tratando el tema en forma muy acotada.

Pero Faber-Kaiser apostó por más y su dedicado trabajo, Jesús Vivió y Murió en Cachemira, se convirtió en un éxito editorial que en 1976 traspasó fronteras, y fascinó a miles de lectores.

Gesto adusto, de un hombre siempre comprometido con el mundo del misterio. Sin medias tintas. Cortesía: andremalby.blogspot.com

Claro que aquella temeridad trajo resquemores especialmente de la Iglesia Católica que lo acusara de difamar la figura del hijo de Dios, con insinuaciones sobre un Faber-Kaiser de simpatías musulmanas, que buscaba socavar aquella sagrada creencia. Fue una investigación reveladora, que supuso para Andreas un antes y después.

Andreas Faber–Kaiser, y la desclasificación de archivos OVNIs

“Me decidí a investigar el fenómeno porque desde el momento en que parecía existir y ser la manifestación de una inteligencia superior distinta a la nuestra, merecía la pena averiguar todo lo averiguable sobre la misma y conocer hasta sus últimos extremos la relación que podía existir entre esta otra inteligencia y nosotros”.  Andreas Faber Kaiser, 1985, respondiendo a cuestionario ovni realizado por su amigo Juan José Benítez.

Luego del impacto causado por Jesús Vivió y Murió en Cachemira, 1976, los próximo trabajos de Andreas Faber-Kaiser se enfocaron en el enigma ufológico, siendo uno de los primeros investigadores en proceder a difundir material desclasificado por los servicios de inteligencia norteamericano.

Entre 1980 y 1981 se publicaron, Ovnis; el Archivo de la CIA. Documentos y Memorandos, y Ovnis: el Archivo de la CIA –Informes de Avistamientos. Faber-Kaiser alimentaba una gran desconfianza en el fenómeno OVNI, desconcierto que iba en aumento, ante los casos denunciados de naturaleza cada vez más bizarra. Algo no encajaba.

En otro párrafo del cuestionario leemos:

El ser humano del planeta Tierra es un producto fabricado por seres inteligentes que poblaron el universo o parte del mismo mucho antes de nuestra existencia. Estos seres no han puesto en el planeta que hoy poblamos y siguen controlando de cerca nuestra evolución. Nunca han dejado de encauzar sutilmente el curso de nuestra historia”.

Después de estas entregas Andreas Faber-Kaiser continuará la senda OVNI, siendo 1984 su último año destacado en el género, que progresivamente irá abandonando por otros intereses luego a reseñar.

En esta etapa su primer volumen será Las Nubes del Engaño. Crónica Extrahumana Antigua, sintetizando lo siguiente:

Quiero puntualizar que en este trabajo no intento interpretar ni dar soluciones. Únicamente enumero en él unos acontecimientos en una sucesión (hasta dónde sea posible) cronológicamente ordenada, para que estos hechos no caigan en el olvido y sirvan en cambio de instrumento para todo buscador sincero. Es un repaso actualizado y seleccionado en cuanto a su rigor documental de la incidencia del fenómeno extraterrestre en nuestra propia existencia”.

Un segundo volumen continuando con este mismo enfoque encarnaría en Fuera de Control. Crónica Extrahumana Moderna, también del 84′. Según nos narra el propio Andreas:

Fuera de Control presenta las evidencias que poseemos de la presencia, especialmente en nuestra atmósfera, de objetos volantes cuyo origen, propósitos y características desconocemos, pero que se identifican con aquellos otros que en épocas pasada fueron interpretadas como signos divinos en el cielo y sus tripulantes recibidos como seres divinos por el hombre terrestre. Fuera de Control, por imperativos de la dinámica del fenómeno y de sus implicaciones, no se limita a la exposición de una fenomenología o casuística de avistamientos, sino que aporta adicionalmente actitudes de determinados sectores de la comunidad científica y de la comunidad dirigente frente al fenómeno expuesto”.

Aún con fuerzas se dio el lujo ese inolvidable 1984, año orwelliano si lo hay de publicar el sorprendente La Caverna de los Tesoros, un hermoso tratado recogiendo antiguas tradiciones esotéricas cargadas de enorme simbolismo. Y donde Andreas Faber Kaiser se entrega como pez en el agua, trazando una próxima ruta que lo alentarían a conducir dos exploraciones excepcionales.

Asia, Oceanía, Sudamérica, continentes, donde Andreas Faber-Kaiser realizara, algunas de sus más inolvidables expediciones. Cortesía: Sergi Fabre.

Pero el ritmo del teclado imparable, sería seguido, sin salirnos de este año bisagra para Andreas Faber-Kaiser, de un viaje increíble hacia la remota Micronesia, con insospechadas derivaciones en su carrera como investigador. Ajusten los cinturones.

Nan Madol – Hoja perdida de Lemuria

“Mirando a través del agua clara, tuve la impresión de que las construcciones parecían «crecer», sobre la isla, siendo sus formas arquitectónicas como la prolongación de algo más profundo, algo que nos lleva al concepto legendario de «la fuente sagrada” ¿No es posible que en vez de una fuente, se tratara de un acceso a una instalación subterránea de tal envergadura? Erich von Däniken. El Mensaje de los Dioses, 1973.

Hace poco en un artículo anterior referenciamos algunos secretos de la Isla de Micronesia, y citamos el libro de Andreas Faber-Kaiser, Sobre el Secreto. La isla mágica de Pohnpei y el secreto de Nan Matol, que aunque gestado en 1985, viera la luz un año después.

El monumental viaje que legaría una de las visiones más personales del memorable Faber-Kaiser, y favorita de quién escribe, tuvo como motor principal, una vez más a su amigo Erich von Däniken, quién incluyera su inquietud, como parte de un temario dentro del explosivo, El Oro de los Dioses, 1972, donde el escritor suizo lanzaba al mundo su bomba sobre Tayos, así como en El Mensaje de los Dioses, 1973, una especie de continuación. Pero los enigmas de Oceanía con Nad Matol (también Madol) como tema principal, solo merecieron algunas notas coloridas, sin dedicarle más tiempo. Däniken no se inmutó.

Según rememora Faber-Kaiser en su libro, la expedición que lo llevaría a Nad Madol comenzó a gestarse en 1981, en una reunión donde participara Däniken, junto a otros colegas amigos. Su entusiasmo como ya dijimos, no despertó las ganas de Däniken, por acompañarlo. Tan sólo le dijo: «pero piensa que te marchas al último rincón del mundo». Se equivocaba a medias con la sentencia, después veremos porqué.

Esta investigación quizás la más aguada luego de sus aportes al affaire Cachemira-Jesús, encuentra a un Faber-Kaiser más adulto en su mirada, presagiando su evolución, como un investigador graduado en altos misterios. Y es que Andreas va enfrentar un reto pocas veces visto, sobre enigmas ancestrales muy bien resguardados, bajo el halo de un poder que luego lo volverá a cruzar en su próxima expedición al oriente del Ecuador.

Cortesía: nocreasnada.com

Pero siguiendo con Nad Madol, aquí nuestro maestro barcelonés, será testigo de extraños rituales y secretismo a ultranza sobre un pasado aún por reconstruir. Primer acercamiento de Faber-Kaiser a un centro ceremonial iniciático, rozando lo prohibido. Esta experiencia lo marcará para siempre. Uno de los hallazgos más significativos realizados por Fabber-Kaiser, desprendido en Sobre el Secreto. La isla mágica de Pohnpei y el secreto de Nan Matol, es la importancia del mundo subterráneo en el complejo entramado de la enigmática construcción.

Así en una de sus páginas más intrigantes incluido en su trabajo, Nueve y el Pulpo, Andreas expresará lo siguiente:

El número nueve es el que corresponde a todo cuanto sucede en el submundo, y a los acontecimientos subterráneos. El nueve se erige en el delicado comodín cabalístico —lo vimos como símbolo del nacimiento— de la vida y de la muerte: al nacer morimos y nacemos al morir. Es el renacimiento permanente de las propias cenizas. Esta dualidad está presente en la esencia de Pohnpei: siendo roca sagrada de la nueva tierra, se respira en toda su historia —y aún hoy— un intenso olor a muerte. Por ende, la sensibilidad religiosa de los habitantes de este santuario del supuesto continente desaparecido —Ma, Mu, Lemuria— gira en torno a la presencia y actuación efectiva de los espíritus de los difuntos: espíritus, espectros y fantasmas de los antepasados presiden la vida de los actuales habitantes de Pohnpei (¿enclave de Lemuria?). La lemuria está dedicada en Roma a los espíritus de los difuntos: espíritus, espectros y fantasmas de los antepasados. Ambos ambientes están presididos por la clave nueve”.

¿Nad Madol un antiguo santuario vinculado a la antigua Lemuria-Mu? Tal es la síntesis que parece arribar Andreas Faber Kaiser, donde gigantes, tecnología desconocida, túneles subterráneos, y otras extrañezas, forman parte de uno de los enclaves más fascinantes del planeta y habitado alguna vez, por los llamados reyes del sol.

Tayos – La Cruz del Diablo

“Es usted el primer extranjero que ha tenido el arrojo de ir solo hasta las cuevas. Otros lo han intentado, pero nunca nadie había ido solo. Ha crecido enormemente mi respeto por usted, por lo que, la próxima vez que venga, le prometo acompañarle a la selva. Solamente le pido a cambio que no publique absolutamente nada de lo que ha visto ni de lo que le he estado explicando”. Extracto de una charla entre János Móricz y Andreas Faber -Kaiser, más tarde transcripto en su artículo, La Cruz del Diablo. En el umbral de la Cueva de los Tayu. Visita en solitario a los últimos guardianes del mundo subterráneo. Revista Más Allá, 1986.

Poco después de regresar de su histórico viaje a Oceanía, Andreas Faber Kaiser va embarcarse en otra aventura, esta vez con rumbo al Oriente Ecuatoriano. Hablamos del año 1986.

En aquel entonces la denuncia de János Móricz sobre túneles desconocidos y su extraño legado, que reportara hallado en la Cueva de los Tayos, cantón de Morona-Santiago, tiene suspirando a los medios españoles, especialmente gracias a Erich von Däniken quién en 1972 lo comentara ampliamente en El Oro de los Dioses.

Para Andreas, quién paulatinamente fuera abandonando su visión ufológica desencantado ante los pocos avances, aquel reporte de Móricz, tiene el efecto de un llamado irresistible. En forma atrevida Andreas se decide a hurgar en ese misterio, que como descubriera en su paso por Nad Madol, parece ocultar un secreto prohibido.

Poco se conoce sobre lo ocurrido en este viaje, ya que Andreas apenas legara algunas visiones que más tarde diera a conocer el su célebre artículo La Cruz del Diablo. En el umbral de la Cueva de los Tayu. Visita en solitario a los últimos guardianes del mundo subterráneo, 1992, publicado dos años antes de su fallecimiento. Allí somos testigos de sus desavenencias con Móricz, quién aunque lo recibiera con grandes halagos, pareció luego fastidiado por su sorpresiva intromisión. Móricz hizo posible por desalentarlo o mejor despistar a Faber-Kaiser, con quién no pareció sintonizar en su confianza.

El célebre artículo publicado en la Revista Más Allá, 1992, donde Andreas Faber Kaiser, reveló sus desventuras ecuatorianas. Archivo Personal / Débora Goldstern

En otra parte de su informe sobre Tayos, Andreas incluso llega a emitir un reproche hacia su amigo Erich von Däniken, a quién acusa de mentir sobre el caso, actitud curiosa si pensamos Däniken había incentivado casi todas sus expediciones. Su enojo también abarcó a otros colegas españoles como Juan José Benítez, e incluso aunque sin mencionar, Salvador Freixedo, con quién sí Móricz logró conexión.

Y es que Andreas sin quererlo, era presa de un tema que iba a resultar fatal para todos aquellos rozados por el enigma, donde tarde o temprano, se detonaba en el buscador, las más variadas reacciones, definida como la maldición de Tayos. Aun así con estos contratiempos, Faber-Kaiser, quien a pesar de no descender en los dominios de la caverna más famosa del planeta, consigue a pesar de todo, abordar algunos de sus secretos.

Así en su final enigmático relatando las peripecias de su aventura ecuatoriana, Andreas escribe en su artículo:

Pocas son en estos momentos las personas que conocen las claves correctoras para llegar a la biblioteca de oro. Este reportaje te muestra la cerradura. Pero si no posees la llave, nunca llegarás a abrir la puerta. Si intentas forzarla, reventarás en el intento. Lee, escucha, documéntate en otras fuentes, en otros textos, en otros libros. Existen. La llave existe, por fortuna para los auténticos buscadores. Solamente hay que ser sincero consigo mismo, ser honesto, y saber leer cada frase en varios sentidos. De la habilidad y limpieza de propósitos del buscador depende —exclusivamente— el dar con la llave de este legado. Recuerda siempre que solamente llega aquél que realmente merezca llegar”.

Últimos años del Hombre que Supo

“Una supercivilización cósmica recurrió a la ingeniería genética para dar origen al ser humano: a nosotros. Pero, ¿es posible concebir el organismo humano —aquí no entraremos en la discusión de la parte espiritual, anímica o energética de nuestras personalidades, que ocupa este organismo durante el lapso de tiempo de cada una de nuestras vidas individualizadas— como una fabricación, entendiendo esta fabricación en el sentido más amplio de la palabra, y no como una auténtica ‘creación’, sino como manipulación de los elementos disponibles?”. Andreas Faber-Kaiser. El Muñeco Humano, 1989.

Después de su experiencia en Ecuador, Andreas Faber-Kaiser va enfrentar uno de sus momentos más difíciles, que tiene a 1988 como el año decisivo. El escándalo del Aceite de la Colza que puso en riesgo la salud de cientos de españoles, contaminados por sus efectos, fue eje de Pacto de Silencio, donde Andreas va a realizar, su denuncia más demoledora y dramática. Hace poco Código Oculto reseñó el tema, y no volveré al mismo, guardando a futuro una opinión personal sobre todo lo ocurrido, y que afectara seriamente la vida de Andreas por sus derivaciones.

Andreas Faber-Kaiser. Cortesía: Marcos Brosel / Wikimedia Commons (CC BY 3.0)

Paralelamente a estos dolorosos hechos, Andrea Faber Kaiser se vuelca a la radio a través de programas ya míticos como, ¿Què Volen Aquesta Gent? Difundiendo la temática extraterrestre dentro de Catalunia, siendo otros de sus ciclos, el célebre Sintonía Alfa de corte más esotérico, y especiales a través de L’Arxiu Secret.

Un año después en 1989 aparece su último libro, El Muñeco Humano, quizás su testamento más perturbador. Aquí vuelve a la atención sobre una creación dirigida y manipulable de la actual Humanidad, por entes desconocidos que parecen interactuar en las sombras.

Un Andreas reflexivo escribe:

Algunos científicos de avance y los legados más antiguos de nuestra historia convergen en una explicación lógica para el origen de la humanidad: una civilización cósmica para nosotros desconocida nos fabricó en un pasado remoto. Más adelante alguien —ya sea el mismo programador original u otro distinto— efectuó una mutación en el ser programado, para encarrilar nuestro desarrollo genético hacia nuestra condición humana actual. Pero, ¿qué hicieron nuestros programadores después de habernos fabricado y posiblemente mutado en un estado más tardío? ¿Nos abandonaron a nuestra suerte? ¿O, más bien, han venido controlando el desarrollo de nuestra existencia? Existen suficientes ejemplos que evidencian que en el pasado y también hoy en día alguien más —y por lo menos tecnológicamente, más avanzado— se mantuvo y se mantiene cerca de nosotros, acompañándonos a lo largo de toda nuestra historia. Pero no solamente se han dedicado a controlarnos, sino que en determinados momentos históricos decisivos para la marcha de la humanidad, han intervenido directamente para encauzarla en uno u otro sentido”.

Durante este período es elegido coordinador internacional y consejero editorial de la revista Más Allá de la Ciencia, cargo que ocupara hasta 1992. Sus últimos años centrarán su pensamiento en el devenir del hombre, abogando por su liberación mental, y atenta observación, ante la extrañeza de hechos muchas veces incompresibles sin la posesión de claves correctas.

Su fallecimiento conmocionó al mundo del misterio, aún no repuesto de su temprana partida. Cortesía: pressreader.com

El 14 de Marzo de 1994, Andreas Faber-Kaiser con tan solo 49 años de edad verá apagada su luz, atravesado por una cruel enfermedad. En 2002 su amigo Juan José Benítez dedicará en Mágica Fe, un capítulo conmovedor y más que revelador, narrando algunos sucesos sincrónicos acaecido su fallecimiento, invito al lector ahonde en su lectura. Y es que Andreas Faber-Kaiser por si no lo sabían, es una eterna caja de sorpresas. Hasta Aquí.

Conclusión

Andreas Faber Kaiser rara avis del misterio, aún sigue deslumbrando por su entrega, y constancia, y cuyo legado actualmente tiene a su hijo Sergi Faber como su máximo exponente, escuchen sino el canal de Youtube Sintonía Secreta, y sabrán que digo. Abogo como dije en los inicios de este artículo, por la realización de una pronta biografía sobre la vida de este excepcional investigador. ¡Ojalá alguien recoja el guante! ¡Qué así sea!

Bibliografía

Libros

  • Benítez, J.J. Mágica Fe. Barcelona: Planeta, 2002.
  • Faber-Kaiser, A. Cosmos. Cronología General de la Astronaútica. España: ATE, 1973.
  • Faber-Kaiser, A. El Muñeco Humano. España: Kaideda, 1989.
  • Faber-Kaiser, A. La Caverna de los Tesoros. España: Obelisco, 1984.
  • Faber-Kaiser, A. Jesús vivió y murió en Cachemira. España: ATE, 21976.
  • Faber-Kaíser, A. Fuera de Control. Crónica Extrahumana Moderna. España: Planeta, 1984.
  • Faber-Kaiser, A. Las Nubes del Engaño. Crónica Extrahumana Antigua. España: Planeta, 1984.
  • Faber-Kaiser, A. Ovnis: El archivo de la CIA –Documentación y Memorandos. España: ATE, 1980.
  • Faber-Kaiser, A. Ovnis: El archivo de la CIA – Informes de Avistamiento. España: ATE, 1981.
  • Faber-Kaíser, A. Pacto de Silencio. España: Compañía General de las Letras, 1988.
  • Faber-Kaiser, A. ¿Sacerdotes o Cosmonautas? España: Plaza&Janés, 1971.
  • Fáber-Kaiser, A. Sobre el Secreto. La Isla Mágica de Pohnpei y el secreto de Nan Matol. España: Plaza&Janés, 1985.
  • Vignati; Faber-Kaiser. Los Grandes Enigmas del Cielo y de la Tierra. España: Obelisco, 2011.

Sitios web

  • Andreas Faber Kaiser
    Cosmos. Cronología General de la Aeronáutica.
    https://andreas.faber.cat/libros/cosmos/
    Cuestionario Ovni
    https://andreas.faber.cat/articulos/otros/cuestionario-ovni/
    El Muñeco Humano
    https://andreas.faber.cat/articulos/extraterrestres/el-muneco-humano/
    El Singular Viaje del Cadáver de Adán al centro de la Tierra: El Gólgota.
    https://andreas.faber.cat/articulos/otros/el-golgota/
    Fuera de Control. Crónica Extrahumana Moderna.
    https://andreas.faber.cat/libros/fuera-de-control/
    La Caverna de los Tesoros.
    https://andreas.faber.cat/libros/la-caverna-de-los-tesoros/
    La Cruz del Diablo. En el umbral de la Cueva de los Tayu.
    Visita en solitario a los últimos guardianes del mundo subterráneo.
    https://andreas.faber.cat/articulos/civilizaciones-ocultas/la-cruz-del-diablo/
    La Mentira del Aceite de la Colza
    https://andreas.faber.cat/articulos/denuncia/sindrome-toxico/
    Las Nubes del Engaño. Crónica Extrahumana Antigua.
    https://andreas.faber.cat/libros/las-nubes-del-engano/
    La vida secreta de Jesús.
    https://andreas.faber.cat/articulos/jesus/la-vida-secreta-de-jesus/
    Pacto de Silencio
    https://andreas.faber.cat/libros/pacto-de-silencio-sindrome-toxico-aceite-colza/
    ¿Sacerdotes o Cosmonautas?
    https://andreas.faber.cat/libros/sacerdotes-o-cosmonautas/
  • El Ojo Crítico
    Carballal, M. El espíritu de Andreas Faber Kaiser renace en Sintonía Secreta.
    http://elojocritico.info/el-espiritu-de-andreas-faber-kaiser-renace-en-sintonia-secreta/
  • Escépticos
    Esteban, C. Pohpnpei. La Isla del Secreto.
    https://www.escepticos.es/repositorio/elesceptico/articulos_pdf/ee_39/ee_39_ponhpei_la_isla_del_secreto.pdf
  • Infociudad
    Ifran, G. El Tiempo de Vignati.
    https://infociudadsag.com.ar/2016/08/19/el-tiempo-de-vignati/
  • Mundo Desconocido
    Faber-Kaiser, A. Jesús vivió y murió en la India.
    ‘https://issuu.com/indix/docs/md04
    https://issuu.com/indix/docs/mundo-desconocido-05
  • Periódico de Ibiza
    Sebastián, A. El pintor alemán que huía del fascismo.
    https://www.periodicodeibiza.es/pitiusas/ibiza/2016/12/26/238822/pintor-aleman-huia-del-fascismo.html

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia y uso en otros medios, sin autorización.

2 Comentarios

  1. extraordinario artículo! Y de quien podía ser? de Débora Goldstern! Felicitaciones. Muy bien redactado, sobre todo con mucho respeto.. Adelante por más artículos como este.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here