Se han detectado una serie de señales de radio provenientes del espacio profundo, específicamente de una enorme galaxia espiral a 500 millones de años luz de distancia.

La detección ha determinado que estas ráfagas de radio rápidas, o FRB, provinen de una región donde se forman estrellas con una extraña forma de V en la galaxia; sin embargo qué las produce es un misterio.

Estas señales de radio o FRB se caracterizan por durar pocos milisegundos, y debido a su corta duración solo son detectadas luego de que han pasado por la Tierra, lo que causa que sea difícil rastrear su fuente original.

En los últimos años se han descubierto más de 100 FRB, y la mayor parte de ellas han sido eventos únicos. Investigadores han señalado posibles cataclismos en el espacio profundo como causas de estas FRB, por ejemplo: colapso de agujeros negros o estrellas de neutrones en colisión.

Sin embargo, se han detectado FRB repetidos, lo cual deja sin efecto la explicación anterior, ya que no podría explicar todas las señales de radio.

Ráfagas de radio rápidas

El primer FRB repetitivo fue detectado en el año 2017 y se le denominó FRB 121102. Más tarde se descubrió que procedía de una galaxia enana a 3 mil millones de años luz de distancia. En 2010 se descubrió otro FRB repetitivo. Se le llamó FRB 180916.

Detectan señales de radio provenientes de una extraña forma de V en una galaxia espiral
Representación artística de una rápida rápida de radio detectada por radiotelescopios. Crédito: Danielle Futselaar / artsource.nl

Ahora, en una investigación publicada en la revista Nature, un equipo de científicos han rastreado el FRB 180916 hasta su galaxia de origen, determinando que es muy diferente de la que originó el FRB 121102.

En cambio, si las galaxias tuvieran propiedades similares, se podría haber sugerido una posible opción que esté produciendo las ráfagas de radio.

Según el autor del estudio, Jason Hessels, del Netherlands Institute for Radio Astronomy, el FRB 180916 proviene de una gigantesca galaxia espiral parecida a la Vía Láctea y ubicada a 500 millones de años luz de distancia.

Un FRB singular

Hessels dijo que se trata del FRB mejor localizado hasta la fecha, seis veces mejor ubicado en comparación con el FRB 121102.

Hessels dijo en un comunicado:

Tiene aproximadamente 100 veces más estrellas que la galaxia FRB 121102. Mientras que el FRB 121102 tenía una fuente de radio persistente asociada, que se ha supuesto que representa una nebulosa circundante o un agujero negro cercano, no vemos tal fuente cerca de FRB 180916″.

El FRB 180916 también se diferencia de los demás porque parece provenir de un brazo espiral exterior relacionado a una misteriosa región de formación de estrellas con forma de “V”

Detectan señales de radio provenientes de una extraña forma de V en una galaxia espiral
Imagen del telescopio Gemini North que muestra la galaxia local de la ráfaga de radio rápida (el cursor blanco indica la ubicación de la señal). Crédito: Observatorio Shriharsh Tendulkar / Gemini

Hessels dijo en un comunicado:

Sabemos que esta es una región de formación estelar porque medimos el gas ionizado en ese lugar, y la fuente de ionización (energía) es consistente con la que proviene de estrellas jóvenes. La forma en V de esta región es bastante extraña.

Una especulación es que podría ser una galaxia enana satélite interrumpida de la galaxia espiral. Si es así, esa podría ser una forma de hacer que la situación sea más similar a lo que vimos con FRB 121102, pero actualmente esa es una hipótesis muy inestable”.

El misterio continúa

A la fecha se desconoce que podría causar estas ráfagas. Incluso los investigadores no pueden explicar el origen de los FRB.

Hessels dijo en un comunicado:

Realmente me estoy rascando la cabeza. Para FRB 121102, un joven magnetar, una estrella de neutrones súper magnetizada, parecía un modelo muy plausible.

Para FRB 180916, un magnetar un poco más viejo aún podría ajustarse a los datos, pero me pregunto si tal vez sea una fuente diferente de energía, por ejemplo, la interacción entre dos objetos cercanos, como el chorro de un agujero negro que incide en el fuerte campo magnético de una estrella de neutrones, no podría ser la respuesta.

Ese escenario también ha sido hipotetizado para FRB 121102, pero anteriormente fue considerado menos plausible por muchos”.

Hessels agregó que es posible que la fuente del FRB 121102 era una nebulosa extremadamente enérgica que la rodeaba.

Representación artística de una ráfaga de radio rápida o FRB.

Hessels dijo en un comunicado:

La falta de fuente de radio persistente con FRB 180916 es bastante desconcertante… Tal vez FRB 180916 tenía una nebulosa (y fuente de radio) pero se ha desvanecido porque la fuente es mucho más antigua”.

Los investigadores ahora esperan usar el Telescopio Espacial Hubble para observar la posición del FRB 180916 más de cerca.

El estudio científico ha sido publicado en la revista Nature.

Fuente: West Virginia University

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here