Un equipo de científicos han elaborado un plan para la ONU, publicado este lunes con el objetivo de evitar la sexta extinción masiva en la Tierra.

El plan lanzado por la ONU, indica que el 30 por ciento de la superficie de la Tierra a través del aire y mar tendrá que convertirse en áreas protegidas para el año 2030 para poder garantizar la viabilidad de los ecosistemas esenciales para el bienestar humano.

La propuesta busca detener la degradación de la naturaleza y el ritmo acelerado de la pérdida de especies. El plan será examinado en el mes de octubre por 200 países en una cumbre de biodiversidad.

Sin embargo, hasta ahora todos los objetivos propuestos por la ONU para el cuidado o restauración de los ecosistemas han fallado debido a la ausencia de apoyo de los gobiernos.

Científicos lanzan un plan desesperado para evitar la sexta extinción masiva en la Tierra

Urgente necesidad de actuar

Aunque se presenten trabas en el camino de la propuesta, la necesidad de actuar es urgente, debido a anteriores informes de la ONU que alertaron que un millón de especies de plantas y animales se encuentran en peligro de extinción.

La causa de todos estos problemas viene del humano. En las últimas dos décadas, la humanidad ha acabado con muchas especies llevándolas al borde de la desaparición, y ha colocado a otras en el límite.

De acuerdo a los expertos, el calentamiento global ha comenzado a pasar factura, mostrando impactos cada vez peores.

La propuesta también exige la reducción de la contaminación por pesticidas, nutrientes y plásticos en al menos un 50 por ciento, así como más trabajo para controlar y erradicar las especies invasoras.

Otro objetivo importante es introducir un 30 por ciento más de «soluciones basadas en la naturaleza» para el esfuerzo de mitigación necesario para lograr los objetivos de reducción de emisiones del Acuerdo de París.

El sexto evento de extinción masiva es un término utilizado por algunos científicos para describir el colapso actual de la flora y la fauna en todo el mundo. Ha habido cinco extinciones masivas anteriores en los últimos 500 millones de años como resultado de impactos de meteoritos, erupciones volcánicas y glaciaciones. Sin embargo, este es el resultado de la actividad humana, y está causando la amenaza de extinción de decenas de miles de especies en una escala comparable (si no peor) a estos eventos.

Ahora, con la crisis tocando a nuestra puerta principal, el planeta no tendrá otra década para retrasar la acción.

Pueden leer la propuesta de la ONU en el siguiente enlace.

Fuente: Science Alert

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here