Voyager encuentra el límite definitivo del sistema solar


1.4k shares
Voyager encuentra el límite definitivo del sistema solar
Representación de la sonda Voyager atravesando el espacio interestelar. Crédito: NASA

Científicos han revelado detalles de lo que sucedió cuando la Voyager 2 abandonó el sistema solar y entró en el espacio interestelar, y los expertos dijeron que existe un «límite definitivo» entre las dos regiones.

La Voyager 2 se lanzó el 20 de agosto de 1977. En diciembre del año pasado, la NASA anunció que la nave espacial había abandonado el sistema solar, y dijo que los datos devueltos sugirieron que hubo un cambio importante en el ambiente espacial, con un marcado aumento en los rayos cósmicos galácticos y una disminución en partículas heliosféricas del Sol.

Ahora los científicos ahora han demostrado cómo la nave espacial experimentó un salto en la densidad del plasma de manera similar a la Voyager 1 cuando entró en el medio interestelar en 2012.

Nuestro sistema solar está rodeado por una burbuja protectora conocida como heliósfera. Dentro de esto se encuentra la vaina heliótica, que es donde el viento solar del Sol comienza a disminuir e interactuar con el medio interestelar. El borde de la heliósfera se conoce como heliopausa y más allá de esto está el espacio interestelar. Aquí, el Sol ya no tiene ninguna influencia sobre el medio ambiente.

Representación artística de la sonda Voyager
Representación artística de la sonda Voyager. Crédito: NASA

La Voyager 1 ingresó a este espacio interestelar en 2012, con instrumentos a bordo que mostraron cambios en el campo magnético y un salto en la densidad del plasma. El plasma es gas ionizado. En nuestro sistema solar, proviene del sol. En el espacio interestelar, proviene del material expulsado por las estrellas que explotaron hace millones de años. Sin embargo, el instrumento de plasma a bordo del Voyager 1 estaba dañado, por lo que los datos devueltos estaban incompletos. Esto significaba que determinar el punto en el que la Voyager 1 dejó el sistema solar fue más difícil.

Con Voyager 2, el instrumento de plasma no sufrió daños. Esto significó que los científicos pudieron demostrar que hubo un cambio significativo en el plasma que lo rodeaba el 5 de noviembre de 2018, lo que sugiere que esta fue la fecha exacta en que la Voyager 2 dejó el sistema solar. La Voyager 1 abandonó el sistema solar cuando había viajado 122.6 UA, casi 18.5 mil millones de kilómetros. La Voyager 2 partió a una distancia de 119.7 UA, algo más de 17.7 mil millones de kilómetros.

Debido a que la nave espacial dejó el sistema solar en diferentes partes de la heliósfera, este hallazgo sugiere que esta es bastante simétrica.

Los investigadores también dicen que los cambios correspondientes a la densidad de plasma registrados en las Voyager 1 y 2 sugieren que hay un borde muy claro para el sistema solar.

Don Gurnett, de la University of Iowa y uno de los autores del estudio, dijo en un comunicado:

En un sentido histórico, la vieja idea de que el viento solar se irá reduciendo gradualmente a medida que avanzas en el espacio interestelar simplemente no es verdad. Mostramos con Voyager 2, y anteriormente con Voyager 1, que hay un límite distinto por ahí. Es asombroso cómo los fluidos, incluidos los plasmas, forman límites”.

Representación de la heliosfera (en gris) y del medio interestelar (en rojo). Las dos sondas Voyager se adentran en esa última región
Representación de la heliosfera (en gris) y del medio interestelar (en rojo). Las dos sondas Voyager se adentran en esa última región. Crédito: NASA/JPL

Tener otro conjunto de datos sobre lo que sucede cuando un objeto sale del sistema solar ayudará a los científicos a comprender mejor la heliósfera y el espacio interestelar.

Bill Kurth, investigador de la University of Iowa, dijo:

Es como mirar a un elefante con un microscopio. Dos personas se acercan a un elefante con un microscopio, y se les ocurren dos medidas diferentes. No tienes idea de lo que está pasando en el medio. Lo que hacen los modelos es tratar de tomar la información que tenemos de esos dos puntos y lo que he aprendido a través del vuelo y he creado un modelo global de la heliósfera que coincide con esas observaciones”.

Las naves espaciales Voyager ahora continuarán a lo largo de sus trayectorias. El próximo encuentro cercano de la Voyager 1 con otra estrella será en poco más de 40.000 años, cuando llegará dentro de 1.6 años luz de la estrella Gliese 445. La Voyager 2 pasará a la enana roja Ross 248 a una distancia de 1.7 años luz en aproximadamente 40.000 años.

Los hallazgos de las investigaciones han sido publicados en Nature Astronomy.

Fuente: Newsweek


Like it? Share with your friends!

1.4k shares
Redacción CODIGO OCULTO
La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *