Mientras un hombre se realizba un examen de vista en una clínica oftalmológica el resultado fue algo misterioso y sorprendente: su iris parecía brillar.

No, no se trata de Sauron, Voldemort o la Capitán Marvel; se trata de un trastorno bastante extraño; según informaron los especialistas.

El informe publicado describe cómo el hombre, de unos cuarenta años, acababa de mudarse a una nueva área y, por lo tanto, había concertado una cita con un nuevo oftalmólogo.

Había antecedentes de glaucoma, una enfermedad que daña el nervio óptico, que conecta el ojo con el cerebro, en su familia, y ya le habían diagnosticado presión ocular alta y estaba tomando medicamentos para reducirla.

Cuando el médico realizó el examen de la vista, con una luz brillante en el ojo, como la mayoría de ustedes habrá experimentado, descubrieron «transiluminación circunferencial del iris en forma de radio» en ambos ojos.

Iris brillante

El iris es la estructura circular coloreada alrededor de la pupila que se dilata y contrae, controlando la cantidad de luz que llega a la retina. En este caso, la luz brillaba a través del iris debido a la falta de pigmentación. Es una característica defectuosa que a menudo se encuentra en el albinismo, aunque no exclusivamente.

Un examen de vista reveló que un hombre posee unos iris muy brillantes
Un examen de vista reveló que un hombre posee unos iris muy brillantes. Crédito: The New England Journal of Medicine © 2019

Con la transiluminación del iris, el iris es translúcido, lo que permite el paso de la luz, que luego rebota en los bordes de la lente óptica, haciéndola visible para la persona que dirige la luz al ojo provocando un resplandor tipo Dark Phoenix. Así es también como funciona el vidrio unidireccional utilizado en las salas de interrogatorios policiales.

Los autores del informe diagnosticaron al hombre con síndrome de dispersión de pigmento (SDP), un trastorno que ocurre cuando el pigmento se desprende de la parte posterior del iris y flota alrededor, eventualmente acumulándose en la cámara anterior (entre el iris y la superficie más interna de la córnea), y obstruye el sistema de drenaje del ojo.

Sus ojos mantienen la presión produciendo un líquido llamado humor acuoso. A medida que esto fluye hacia los ojos, debe fluir la misma cantidad, pero si se obstruye, como en este caso, y el líquido no sale del ojo, aumenta la presión. Esto puede dañar el nervio óptico y, en aproximadamente el 30 por ciento de los casos, puede provocar glaucoma pigmentario.

Síndrome raro

El síndrome de dispersión pigmentaria es bastante raro, y generalmente ocurre en personas de entre 20 y 40 años, que es más joven que otros tipos de glaucoma. Aunque ocurre en hombres y mujeres en igual número, es tres veces más probable que se convierta en glaucoma en los hombres.

Examen ocular
Examen ocular (imagen referencial)

Se puede tratar con gotas para los ojos y cirugía con láser, que es lo que el paciente optó. Se sometió a una trabeculoplastia con láser selectivo para drenar el líquido del ojo y continuó usando sus gotas oculares existentes para reducir la presión.

Los hallazgos de la investigación han sido publicados en New England Medical Journal.

Fuente: IFL Science

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here