Jimmy Carter «Cuando los OVNIs arribaron a la Casa Blanca»


4 comments, 1.8k shares
Jimmy Carter «Cuando los OVNIs arribaron a la Casa Blanca»
Crédito: AP / Twitter / Fernando T.

“Una cosa es segura, nunca me burlaré de las personas que dicen haber visto objetos no identificados en el cielo. Si me convierto en Presidente, haré que toda la información que este país tenga sobre avistamientos de OVNIs, esté disponible para el público y los científicos”. Jimmy Carter 1976.

Hoy vamos a repasar la historia del ex presidente norteamericano Jimmy Carter, quién durante su mandato promediando los setenta, llevó a cabo gestiones internas buscando interesar a su gobierno, en la problemática OVNI. Sin embargo, sus intenciones sufrieron serios reveses, motivado por un escenario político poco propicio en aquel entonces, que impidió avances en su propuesta. Conozcamos su trastienda.

Jimmy Carter que en 1976, se convirtió en la esperanza norteamericana
Jimmy Carter que en 1976, se convirtió en la esperanza norteamericana. Cortesía: pbs.org

Jimmy Carter – El Presidente Predicador

“En una nación que estaba orgullosa del trabajo duro, las familias fuertes, las comunidades unidas y nuestra fe en Dios, muchos de nosotros ahora tendemos a adorar la autocomplacencia y el consumo. La identidad humana ya no se define por lo que uno hace, sino por lo que uno posee. Pero hemos descubierto que poseer cosas y consumirlas, no satisface nuestro anhelo de significado”. Discurso pronunciado por Jimmy Carter en julio de 1979, conocido como el sermón del malestar.

Jmmy Carter antes de incursionar en la política se desenvolvió como granjero. Aquí en un fotograma que lo muestra caminando, en los campos de su Georgia natal
Jmmy Carter antes de incursionar en la política se desenvolvió como granjero. Aquí en un fotograma que lo muestra caminando, en los campos de su Georgia natal. Cortesía: otrcat.com

Retrocedamos a 1974. Richard Nixon acaba de renunciar a la presidencia de Estados Unidos, salpicado por el escándalo de Watergate, amenazando la seguridad nacional como nunca antes. Un electorado decepcionado, y aún sensibilizado por los eventos de Vietnam, clama por cambios inmediatos, donde por primera vez se cuestionan métodos hasta entonces aceptados como cotidianos en la política estadounidense. El desconcierto social amenaza con una anarquía inédita, haciendo a la primera potencia tambalear.

Se encumbra a Gerald Ford como sustituto del repudiado Nixon, de quién oficiara como vicepresidente. La transición durará hasta 1977, cuando un nativo de Georgia, se eleve al poder. Su nombre James Earl Carter Jr.

Quién más tarde sería el trigésimo noveno mandatario de los Estados Unidos, vino al mundo un primero de octubre de 1924. Su infancia transcurrió en el sureño estado de Georgia, marcado por su ambiente rural, donde desde temprana edad ofició como agricultor, así como asiduo practicante de la Iglesia Bautista, erigiéndose como orador eficaz.

Jimmy Carter brillante estudiante que se destacó en la marina norteamericana, aunque luego abandonaría su carrera militar para dedicarse a tareas rurales. Fotograma de 1946
Jimmy Carter brillante estudiante que se destacó en la marina norteamericana, aunque luego abandonaría su carrera militar para dedicarse a tareas rurales. Fotograma de 1946. Cortesía: politico.com

Durante su adolescencia destacó como estudiante brillante, que lo llevara a licenciarse en una de las mejores academias navales de su país. Aunque su carrera militar parece marchar viento en popa, el fallecimiento de su progenitor, lo sume en una depresión, renunciando a su sueño de convertirse en un servidor destacado. Luego de su dimisión se vuelca al cultivo de maní, y en paralelo, decide regresar como educador de catecismo, acogido como diácono bautista.

Pero la política lo reclama, y empieza a transitar su ascenso imparable haciendo campaña por el partido demócrata, favorecido por una imagen presentada como candidato intachable, grandes dotes de elocuencia, y su compromiso con los valores cristianos.

De pronto Jimmy Carter, para sorpresa de muchos, se convierte en un rival de peso imponiendo su figura y que en nada vincula a la vieja camada política de Washington, muy cuestionada por aquellos días. El 20 de Enero de 1977, el nativo de Plains, Georgia, vence a sus oponentes, y se erige como presidente de un sensible Estados Unidos. Su asunción sin embargo viene precedida por inquietantes rumores, que hablan de Carter y su interés, acerca del fenómeno OVNI. Veamos.

La noche que Jimmy Carter vio un OVNI

“Si llego a ser presidente pondré a disposición del público, y de los científicos, todos y cada uno de los elementos de información que éste país posee sobre avistamientos de ovnis. Estoy convencido de que los ovnis existen porque yo mismo vi uno”. Extractos de una entrevista brindada por Jimmy Carter al National Enquirer, mayo de 1976.

Jimmy Carter retratado en la Convención Nacional Demócrata, Madison Square Garden, durante sus días de campaña, 1976
Jimmy Carter retratado en la Convención Nacional Demócrata, Madison Square Garden, durante sus días de campaña, 1976. Cortesía: politico.com

Cuando Carter inició su campaña presidencial, centró muchos de sus discursos en la problemática OVNI, cautivando a los futuros votantes con la promesa de liberar información sobre un tema, que desde 1947 producido el incidente Roswell, parecía infranqueable en cuanto a desclasificar documentación. Aunque no era el primer mandatario en hacer uso de este recurso, Carter elevó la apuesta al hablar de su propia experiencia con el fenómeno, mencionando un evento ocurrido en 1969.

El informe de su contacto recién se imprimió en 1973, incorporado a los archivos del NICAP (Comité Nacional de Investigaciones sobre Fenómenos Aéreos, 1956-1980), a través de un cuestionario. Allí se mencionaba como en octubre de 1969 (aunque otros estudiosos señalan enero, como el mes preciso), siendo las 7.15 PM de la tarde, fue avistado en la localidad de Leary, Georgia, un objeto que durante unos 10 -12 minutos sobrevoló la zona.

Según se describe:

La Luna no era visible pero si las estrellas, y no se observó más que un solo objeto. Este objeto era más brillante que el fondo celeste y, en un momento tan brillante como la Luna. El objeto se detuvo, y cambió su brillo, cambió el tamaño y cambió el color. Carter dice textual: Pareció acercarse hacia nosotros desde lejos, pero se alejó parcialmente –regresó, y luego partió. Primero apareció en tono azulado, luego rojizo, luminoso, no sólido. No se apareció ningún otro objeto en las cercanías, ni soplaba el viento. La observación fue a simple vista, sin ayuda de instrumentos ópticos. No se apreció ningún sonido ni ruido. El perfil del objeto se destacaba claramente y era auto-luminoso.

El tamaño del objeto era aproximadamente el mismo de la Luna, en todo caso un poco menor. Varió de un tamaño algo mayor, que el de los planetas visibles al tamaño aparente de la Luna. Nuestro grupo estaba compuesto de diez o doce personas, que observaron todo el fenómeno atraídas por la luminosidad del objeto. Estábamos en el exterior, esperando el comienzo del mitín que debía comenzar a las 7:30 de la tarde. En las cercanías no había ningún aparato aéreo convencional.

La distancia que se encontraba el OVNI de nosotros debía oscilar entre las 300 y las 1000 yardas. Aproximadamente debía estar a unos 30º sobre el horizonte. Los demás testigos eran miembros del Leary Georgia Lions Club. El objeto surgió desde el oeste. En aquella zona no existe ningún aeropuerto ni instalación militar, gubernamental ni de investigación. Nunca había otro objeto de naturaleza desconocida. No poseo fotografías ni películas del fenómeno. Nadie me obligó a guardar silencio sobre la visión del fenómeno”.

La narrativa resulta muy significativa, teniendo en cuenta Carter hace un recuento preciso de lo observado. Años después en una reunión con gobernadores sureños, Carter añadiría:

Ya no me río de la gente cuando dicen han visto ovnis. Yo mismo he visto uno. Fue la cosa más atrevida que he visto nunca. Era grande, era brillante, cambiaba de color y tenía el tamaño de la Luna”.

Su propia madre Lilian, declaró como aquel avistamiento impresionó a su hijo, alterando su percepción para siempre.

Dijo:

El OVNI causó un gran impresión en Jimmy. Me habló del avistamiento muchas veces. Siempre ha sido un chico muy sensato, y el avistamiento, en lo que a mí respecta, es tan firme como el dinero en el banco”.

Recorte de prensa de un medio italiano, haciéndose eco sobre las declaraciones de Carter, acerca del incidente ovni protagonizado en 1979
Recorte de prensa de un medio italiano, haciéndose eco sobre las declaraciones de Carter, acerca del incidente ovni protagonizado en 1979. Cortesía: solexmalidiomauniversale

Debemos señalar en julio de 1977 a pocos meses de su asunción, los investigadores escépticos embistieron contra el testimonio de Carter llamando aquello, una confusión. Quién lideró la movida fue Robert Sheaffer, pomposamente proclamado, vicepresidente del Subcomité OVNI, para la Investigación Científica de las Reclamaciones de lo Paranormal, argumentando sus dudas sobre lo observado en 1969. Para fijar su posición, Shaffer refirió sus objeciones contra los testimonios de «testigos oculares», acusándolos de poco confiables, y careciendo los mismos de todo fundamento. Para Shaffer la visión de Carter vinculaba a Venus, aunque más tarde su opinión se inclinaría a una nube de bario. A pesar de estas diferencias, Carter sostuvo lo ocurrido en esa noche de Georgia, sin alarmarse por las críticas. Su secretario de prensa, Jody Powell, al preguntársele sobre ese incidente narraría:

Recuerdo que Jimmy dijo que, de hecho vio una luz u objeto extraño en el cielo nocturno, que no parecía ser una estrella, o un planeta, ni nada que pudiera explicar. Si esa es su definición de un Objeto Volador No Identificado, entonces supongo que eso es correcto. Me atrevería a decir, que probablemente haya visto cosas más extrañas e inexplicables que eso solo, durante su tiempo en el gobierno”.

Sin embargo para Carter los escépticos serían el menor de los problemas, cuando la censura OVNI se manifestara con fuerza dentro de su propio gobierno.

Estudio de Comunicación Extraterrestre Carter

“El conocimiento siempre gobernará la ignorancia; y un pueblo que quiere ser sus propio gobernador, debe armarse con el poder que el conocimiento da”. James Madison, cuarto presidente de los Estados Unidos, y uno de los artífices de la constitución.

Jimmy Carter mostrando su faceta deportiva, fotografiado trotando, en las cercanías de la Casa Blanca, 1978
Jimmy Carter mostrando su faceta deportiva, fotografiado trotando, en las cercanías de la Casa Blanca, 1978. Cortesía: CNN

Una de las consignas más escuchadas por Carter durante su campaña, fue ayudaría en la divulgación OVNI, tema que lograra entusiasmar a muchos de sus votantes. Por eso cuando en mayo de 1977 se autorizó el proyecto, «Estudio de Comunicación Extraterrestre», que contara con su entusiasta iniciativa, fue saludado como un soplo de aire fresco.

Quién figuró como asesor principal, fue el reconocido Alfred Webre, hoy un reconocido activista del controversial movimiento de Exopolítica, y que en aquel entonces fuera prestigioso abogado recibido en Yale. Ya por entonces, principios de los setenta, Webre había publicado un revolucionario informe denominado, «Teoría de la comunicación contextual de los extraterrestres, que sustentada ciertas leyes, podían interpretar los fenómenos extraterrestres».

Una toma de la fotógrafa Linda Arosemana, retratando extraños objetos en Panamá, mientras Carter parte en uno de los helicópteros, durante su visita de 1977
Una toma de la fotógrafa Linda Arosemana, retratando extraños objetos en Panamá, mientras Carter parte en uno de los helicópteros, durante su visita de 1977. Cortesía: files.asu.se

La Universidad de Stanford de carácter liberal en sus ideas, apadrinó el proyecto de Carter, incluyendo en su departamento dedicado al estudio de política social, un temario, donde se «estudiarían las comunicaciones extraterrestres».

Según declararía más tarde Webre:

El propósito general del Estudio de Comunicación Extraterrestre de la Casa Blanca de Carter de 1977, era crear, diseñar, y llevar a cabo una recopilación de investigación independiente y dirigida por civiles, y la evolución que sugirieran una presencia inteligente extraterrestre y/o interdimensional en la proximidad del Medio Ambiente”.

También se señaló la propuesta buscaba:

Llenar un vacío existencial en el conocimiento científico civil del OVNI (fenómeno de objeto voladores no identificados), entidades biológicas extraterrestres (EBE) y fenómenos relacionados. Esta brecha de conocimiento fue creada y mantenida por prácticas y regulaciones de secreto excesivo del Departamento de Defensa de EE.UU. Y agencias de inteligencia en las diversas generaciones de sus programas de OVNIs, desde fines de la década de 1940, incluidos, entre otros Project Grunge y Project Blue Book, así como otros supuestos programa secretos”.

Jimmy Carter retratado en la Casa Blanca, 1977
Jimmy Carter retratado en la Casa Blanca, 1977. Cortesía: thedailybeast.com

Otras acciones del proyecto proponían la creación de una base de datos sobre OVNIs, con información aportada por organismos públicos, y privados, así como la incorporación de un soporte científico en su implementación. Dentro de esta etapa se buscarían involucrar a la NASA, como agencia consultiva, a la poderosa SRI Internacional (anteriormente conocida como Stanford Research Institute – centrada en la labor tecnológica y científica), además de asesores calificados.

Pero el proyecto tan acariciado que intentara instalar la agenda OVNI como prioridad del gobierno de Carter, sufrió un serio revés, cuando el Pentágono decidió su abrupta cancelación, postulando la inexistencia del fenómeno OVNI. Tal vez falto de experiencia, y a pesar de sus buenas intenciones, Carter reabría una herida invisible, que por décadas buscó controlar cualquier acceso a la verdadera realidad oculta tras la cuestión OVNI. Ignoraba la existencia de una oposición casi maníaca, que de pronto despertaba de un largo letargo, azuzada por un público ávido por respuestas. La situación era intolerable, y pronto desembocaría en una guerra silenciosa, donde Carter acusaría la peor parte.

OVNI – Secreto Clasificado como de Seguridad Nacional

“Quizás haya una posibilidad esperanzadora aquí en la conquista del espacio exterior. La actividad interplanetaria bien puede darnos paz planetaria. Una vez que descubramos naves espaciales marcianas, que se ciernen sobre el espacio aéreo de la Tierra, todos nos uniremos”. Palabras pronunciadas por Lester B. Pearson ex primer ministro de Canadá al recibir el Premio Nobel de la paz en 1957.

Cuando Jimmy Carter asumió el gobierno de Estados Unidos una de sus primeras medidas fue preparar el terreno para tratar de liberar información sensible, como por ejemplo la de los ovnis. Ya en 1966 se había aprobado la Ley de Libertad de Información, conocida como FOIA, que permitía a los ciudadanos disponer de un mejor acceso a documentos gubernamentales, aunque las restricciones seguían siendo importantes.

Carter trabajó para fortalecer esa ley tan poco utilizada, y logró su desregulación mediante la introducción de «la prueba de equilibrio de interés público», obligando a los tribunales norteamericanos a dar un giro en su postura, obligándolos a adoptar una postura de lenta apertura, de los llamados documentos altamente clasificados.

Pero no todos parecieron estar complacidos con estos cambios como lo demuestra, una intimidante carta que Carter recibiera poco antes de su entrada a la Casa Blanca, por parte de «trece miembros de la Cámara de Representantes quejándose de la información relacionada con las «Estimaciones de Seguridad Nacional», instándolo a «mantener el proceso como prístino e incontaminado». Carter de inmediato respondió, evitaría liberar cualquier información importante, que pudiera afectar la seguridad nacional. Una referencia de su asesor de prensa, Walter Wurfel, pareció ahogar aún más cualquier esperanza de divulgar promesas de campañas.

Él (Carter) está comprometido con la máxima apertura posible en el gobierno y apoyaría la divulgación completa del material que no fuera sensible a la defensa que pudiera estar relacionado con los OVNIs. Sin embargo, no se comprometió a poner a disposición del público toda información relacionada con los OVNIs. Puede haber algunos aspectos de algunos avistamientos que tendrían implicaciones de defensa que posiblemente deberían protegerse contra la divulgación inmediata y completa“.

En este subrayado que remarco, podemos leer una contradicción dentro de este discurso disuasivo, teniendo en cuenta el Pentágono negaba importancia al fenómeno OVNI.

George W. Bush posando en el vestíbulo de la CIA. Fotograma sin fecha
George W. Bush posando en el vestíbulo de la CIA. Fotograma sin fecha. Cortesía: whowhatwhy.org

La prestigiosa NASA también esquivaba cualquier implicancia, declarando uno de sus funcionarios a un periódico de la época, «no hay evidencia medible de OVNIs, como un pedazo de metal, carne o tela. Ni siquiera tenemos señales de radio. Una fotografía no es una medida»

Otros integrantes de la NASA fueron aún más lejos, al enunciar en forma despectiva, «todas estas personas que ven objetos en el cielo, están probablemente un poco tocadas de la cabeza». Quién moldeaba mucha de estas opiniones era la propia Fuerza Aérea, molesta ante la reapertura de un tema archivado, ante la falta de respuestas, y sentenciado a muerte al cerrarse el controvertido Proyecto Libro Azul, que desde 1952 hasta 1969 había intentado investigar el fenómeno. Pero regresemos a nuestro punto ¿Si los OVNIs no existían, porque de pronto ese nerviosismo al ser cuestionados? ¿A qué le temían? ¿Qué sabían realmente las agencias gubernamentales?

Carter descubrió su grial cuando interrogó a uno de los altos dirigentes de la CIA, por entonces un tal George Bush. Muchos asesores narran que en cuanto el nuevo ocupante presidencial asumió su cargo, citó al poderoso Director de la Agencia Central de Inteligencia, a quién le dijo:

Quiero tener la información que tenemos sobre los OVNIs, y la inteligencia extraterrestre. Quiero saber sobre esto como presidente”.

George Bush jr posa divertido, con un artículo que lo vincula al secreto ovni, y que su padre defendiera de cualquiera indiscreción. Fotograma del 2000, tan sólo un año después sucedería el enigmático atentando de las Torres Gemelas
George Bush jr posa divertido, con un artículo que lo vincula al secreto ovni, y que su padre defendiera de cualquiera indiscreción. Fotograma del 2000, tan sólo un año después sucedería el enigmático atentando de las Torres Gemelas. Cortesía: nytimes.com

Bush de inmediato le negó la posibilidad de profundizar en su inquietud, alegando, «la simple curiosidad del presidente no era la adecuada», o mejor dicho, no bastaba para hacerlo partícipe de esa información, fundada tan sólo, en su «necesidad de saber».

En una palabra, Jimmy no era el hombre correcto a quién se pudiera confiar un secreto semejante, y clasificado, como de seguridad nacional. Hay quién dice se le reprochaba no mantener la boca cerrada en estos asuntos, y como sabemos a diferencia de Bush padre, destacado miembro de los Skull and Bones (calavera y huesos), Carter no pertenecía a ninguna logia iniciática. Poco tiempo después George Bush sería despedido de la CIA, en un intento por «limpiar la imagen», según se dijo, del célebre organismo de inteligencia.

Las desinteligencias Carter – Bush pusieron en aprietos una apertura esperada por todos los estudiosos, porque sin dudas Bush fue desde siempre hombre clave dentro del puzzle OVNI. Considerado miembro destacado de la clase política norteamericana, para algunos casi «dinastía real», sus conexiones y posición, hacían su nombre fuera considerado una de las llaves, donde la información ovni parecía descansar. La pregunta que todos se hacían es ¿cuánto sabía realmente George Bush? Rara vez rompía su silencio sepulcral, cultivado con celo sagrado, sin embargo a lo largo del tiempo, se logró arrancarle algunas definiciones no menos inquietantes. Uno de esos episodios ocurrió en 1988 cuando Charles Huffer un investigador OVNI lo interpeló, siendo Bush entonces vicepresidente, recibiendo definiciones inesperadas.

Jimmy Carter junto a Ronald Reegan, su sucesor en el cargo, que tan sólo alcanzó un solo período. Ambos presidentes compartieron su pasión por los OVNIs. Toma de 1981
Jimmy Carter junto a Ronald Reegan, su sucesor en el cargo, que tan sólo alcanzó un solo período. Ambos presidentes compartieron su pasión por los OVNIs. Toma de 1981. Cortesía: CNN

Huffer un investigador OVNI lo interpeló, siendo Bush entonces vicepresidente, recibiendo definiciones inesperadas.

Veamos el diálogo revelador relatado por Grant Cameron:

Señor Bush, señor presidente, preguntó el señor Huffer (en la emoción del momento en que señor Huffer lo llamó presidente) ¿Le dirás a la gente la verdad sobre los OVNIs? Sí respondió Bush. Luego, al darse cuenta de lo que acaba de decir Bush agregó: Sí podemos encontrar qué es. Estamos realmente interesados“.

En 2015 poco antes de su fallecimiento en un evento para recaudar fondos, Bush declaró ante un grupo de periodistas presentes, «los ciudadanos de Estados Unidos no están preparados para conocer la verdad sobre los OVNIS», y volviendo a insistir ante la pregunta de un asistente al evento, que después se supo pertenecía al célebre MUFON (Mutal Ufo Network), «los estadounidense no pueden manejar la verdad».

A pesar de su enfrentamiento público con Bush, se dice Carter logró arrancarle algunas confesiones al antiguo jefe de la CIA, que decidió mantener en secreto porque entendió sus revelaciones tenían como implicancia cuestiones religiosas. Algunas filtraciones posteriores sobre Carter y los OVNIs, tuvieron extrañas declaraciones como por ejemplo la protagonizada por actriz Shirley Maclaine, quién contó al popular conductor Larry King, sobre un supuesto OVNI estrellado, rodeado por ocupantes extraños, historia que le habría revelado el propio presidente. Otros rumores sobre Carter, relatan un encuentro con OVNIs y humanoides, que habría tenido lugar cerca de la Base Andrew Air Force, estado de Maryland, aunque esta filtración por parte de un agente del FBI, jamás se pudo probar.

Otra cuestión tiene a Daniel Sheehan, abogado prestigioso, asesor de Carter sobre la problemática extraterrestre, y quién luego sería uno de los participantes del famoso The Disclosure Project, 2000. Aunque su testimonio resulta controversial, Sheehan declaró que durante su acceso a los sótanos de la Biblioteca del Congreso, en un sector reservado donde se archivan antiguos expedientes del clausurado Proyecto Libro Azul, encontró un rollo antiguo de película mostrando un OVNI estrellado, así como extraña escritura rodeándolo. Según dijo Sheehan la Tierra estaría siendo visitada por inteligencias espaciales, de seis tipos distintos, provenientes algunas de otros sistemas solares. Hasta aquí.

Conclusión

Muchos de los lectores que lean el artículo encontrarán cierta frustración con el caso Carter que pudo cambiar la historia del movimiento ufológico, sin alcanzar su meta.

La realidad es que el período de Carter fue uno de los más difíciles de sortear, donde la política casera, poco favorable, caracterizada por una depresión económica, ayudó poco y nada a sus aspiraciones iniciales. Sus importantes logros en materia de política exterior, sufrieron un duro golpe con la toma de rehenes en 1979, durante la explosión de la revolución iraní, que quizás le costara su posterior relección presidencial.

La Sonda Voyager I que en 1977, llevara hacia el espacio, un mensaje de hermandad
La Sonda Voyager I que en 1977, llevara hacia el espacio, un mensaje de hermandad. Cortesía: musicaememoria.com

Querer alterar un enquistado poder fuera de todo control, dominado por un poderoso complejo militar, que sintió cercenado sus decisiones, ante la audacia de este presidente que hizo recortes inauditos e imperdonables, queriendo poner un alto a tanta locura guerrera, sin dudas, condenaron también cualquier impulso dirigido hacia la pretendida revelación extraterrestre.

Pero a pesar de estos obstáculos, el período comprendido entre 1977-1981, significó una era de esperanza, con dos hitos fundamentales para rescatar, como son el envío de la sonda Voyager I 1977, plagada por un sentido mensaje de hermandad, y donde Carter escribiera:

Si una de estas civilizaciones intercepta el Voyager y puede entender estos contenidos grabados, aquí está nuestro mensaje: estamos trabajando para sobrevivir a nuestro tiempo para que podamos vivir en el suyo. Esperamos que algún día, una vez resueltos los problemas que enfrentamos, nos unamos a una comunidad de Civilizaciones Galácticas”.

Y un segundo hito es la histórica discusión sobre ovnis, en el seno de la ONU durante 1978, tema del cuál hablamos en este mismo espacio durante nuestro artículo sobre Eric Gairy. Sin Jimmy Carter nada de esto hubiera sido posible, estamos en deuda. A la salud del presidente de los ovnis.

Curiosidad:

Aunque la NASA y el Pentágono trataron de despegar al tema ovni de sus propias agendas, en 1976 poco antes de la asunción del Jimmy Carter, se produjo uno de los casos OVNIs más impactantes ocurrido en Teherán, Irán, y que a pesar de su reticencia, llevó a Estados Unidos a clasificar el incidente, como uno de los mejores avistamientos jamás registrados.

Uno de los incidentes ovnis más extraordinarios de todos los tiempos, ocurrido en Teherán, Irán, 1976 y que el Pentágono norteamericano clasificara como un caso perfecto e inexplicado
Uno de los incidentes ovnis más extraordinarios de todos los tiempos, ocurrido en Teherán, Irán, 1976 y que el Pentágono norteamericano clasificara como un caso perfecto e inexplicado. Cortesía: ovnisyufos.wordpress

A las autoridades norteamericanas les impactó saber, el OVNI logró bloquear todos los sistemas de defensas durante el duelo con avezados pilotos iraníes, así como sus poderosos efectos electromagnéticos, imposibles de disuadir.

¿Cómo lidiar con lo desconocido e indomable? Posiblemente esas eran las implicancias que el público no podría manejar según intuyera Bush, o tal vez como había dicho la NASA, expresando una sinceridad pocas veces escuchada en palabras de uno de sus colaboradores.

Para hacer la investigación tenemos que tener un punto de partida. Con los que nos enfrentamos es con un fenómeno informativo, no con hechos concretos. No sabemos cómo investigar sobre esto, no somos parapsicólogos. No podemos relacionarnos con el público, a través de los detectores de mentiras. La NASA estaría de acuerdo que algunos fenómenos son extremadamente reales, para las personas que los experimentan”.

Continuará.

Bibliografía

Libros

  • Bryant, L. Ufo Politics at the White House. Estados Unidos: Galde Press, 2015.
  • Clark, J. The UFO Encyclopedia : The Phenomenon from the Beginning. Estados Unidos: Omnigraphics Inc. 1998.
  • Dolan, R. UFOs and the National Security State: The Cover-Up Exposed, 1973-1991. Estados Keyhole Publishing Company, 2013.
  • Eizenstat, S. President Carter: The White House Years. Estados Unidos: Thomas Dunne Books, 2018.
  • Holcombe, L. The Presidents and UFOs: A Secret History from FDR to Obama. Estados Unidos: Bargain Price, 2015.

Sites

  • Aldrych, C.
    Jimmy Carter tuvo una experiencia extraterrestre antes de convertirse en presidente. (Enlace)
  • Astúa, A.
    El encuentro del Presidente Jimmy Carter. (Enlace)
  • Barrows, R.
    Conmemorando el verano del 76′. (Enlace)
  • Bongiovanni, G.
    Los extraterrestres y los jefes de estado. Mensajes de los seres de luz en misión sobre la Tierra. (Enlace)
  • ¿Creencia o prueba? La ufología y el dilema de la verificación. (Enlace)
  • El PRESIDENTE de Estados Unidos que vio un OVNI. (Enlace)
  • ENCUENTROS en la tercera fase, Steven Spielberg y teorías de la conspiración. (Enlace)
  • Filer’s Files #44 – 2015 President Carter Saw UFOs – PART I (Enlace)
  • Fraga, R.
    Presidente Jimmy Carter Avistou Um Ovni Em 1973. (Enlace)
  • González Yuste, J.
    El veto de Carter al bombardero B-1 desata una polémica nacional. (Enlace)
  • Hanks, M.
    George HW Bush: guardián pionero de los secretos clasificados de Estados Unidos. (Enlace)
  • Harvey, I.
    Jimmy Carter informó sobre un avistamiento de ovnis antes de convertirse en presidente. (Enlace)
  • ¿Hay poderes ocultos que encubren la actividad ovni?. (Enlace)
  • Huyghe, P.
    Archivos Ovnis. La Historia no revelada. (Enlace)
  • IL Y A 40 ANS : Jimmy Carter envoyait un message aux extraterrestres. (Enlace)
  • Jimmy Carter y Dennis Kucinich: ¿Los “candidatos extraterrestres”? (Enlace)
  • JIMMY CARTER. (Enlace)
  • JIMMY CARTER. (Enlace)
  • Jimmy Carter – El Presidente OVNI. (Enlace)
  • Kucinich, D.
    El ex presidente discute la experiencia ovni. (Enlace)
  • El ex presidente de Estados Unidos Jimmy Carter también vio un ovni. (Enlace)
  • EL INCIDENTE ovni de Teherán (Enlace)
  • Morgenstern, M.
    Time Capsule: cuando Jimmy Carter fue atacado por un conejo. (Enlace)
  • Moynihan, D.
    Cómo América perdió su mente. (Enlace)
  • O’Grady, J.
    Cómo el enfrentamiento de Jimmy Carter con un conejo cambió la presidencia. (Enlace)
  • Pratt, B.
    El caso ovni ‘clásico’ del Pentágono. (Enlace)
    http://www.cohenufo.org/iran.htm
  • PRESIDENTE Jimmy Carter su historia de ovnis. (Enlace)
  • PRESIDENTE JAMES E. “JIMMY” CARTER – DISCURSO ANOTADO NO FIRMADO CIRCA 1976 – HFSID 286045 (Enlace)
  • REVISTA MUNDO DESCONOCIDO (Enlace)
    La Promesa de Carter.
  • Robert
    MENTE Y EXTRATERRESTRES: El susurro vino de lo más profundo de la conciencia del cosmonauta X. (Enlace)
  • Rocki, H.P.
    El musical de Jimmy Carter se estrenará fuera de Broadway. (Enlace)
  • Sheaffer, R.
    El avistamiento de un ovni de Jimmy Carter (y Rosalynn de un fantasma). (Enlace)
  • Shaffer, R.
    El avistamiento ovni de Jimmy Carter – ¿Era Venus, o una nube espacial?. (Enlace)
  • Shaffer, R.
    ‘Unexplained’ Cases Only If You Ignore All Explanations. (Enlace)
  • Shenanigans presidenciales: Jimmy Carter y el OVNI. (Enlace)
  • SPUTNIK
    Jimmy Carter: “En 242 años de su existencia, Estados Unidos ha estado en paz solo durante 16 años”. (Enlace)
  • Szondy, D.
    Calling all aliens: What’s the best way to contact our galactic neighbors? (Enlace)
  • They Also Ran Good Jimmy Carter. (Enlace)
  • UFOS y presidentes los cinco mejores encuentros. (Enlace)
  • Victorio, J.
    El ovni de Jimmy Carter. (Enlace)
  • Webre, A.
    El Estudio de Comunicación Extraterrestre de la Casa Blanca Carter de 1977 (Enlace)
  • Webre, A.
    Is Jimmy Carter UFO/ET Abductee? (Enlace)
  • Zelizer, J.
    Cómo Jimmy Carter hizo algo que nadie ha hecho desde entonces. (Enlace)
  • ZlandCommunications NewsNetwork
    El ex abogado jesuita dice que al presidente Jimmy Carter se le negó el archivo ovni de George Bush Sr. (Enlace)

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia sin autorización.


Like it? Share with your friends!

4 comments, 1.8k shares
Débora Goldstern
Bibliotecaria de Profesión, natural de Buenos Aires, Argentina. Presta servicios en la Universidad Abierta Interamericana desde hace 16 años. Además es escritora e investigadora, dedicándose al estudio de las civilizaciones andinas desaparecidas por más de 20 años. Ha participado como consultora de la revista Ufo Brasil, ha sido expositora en diversos congresos y es regularmente convocada por programas de radio, tv, documentales, films y canales de Internet. Ha publicado dos libros: «Secretos subterráneos de los mundos olvidados - Cueva de los Tayos» y «Tierra Hueca». Débora es colabora permanente en CodigoOculto.com desde Diciembre de 2018.

4 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Este hombre fue uno de los tantos que salvo la vida de mi padre a traves de enviar a Patricia Derian, a Argentina, como representante para evaluar la situacion de los derechos humanos en Argentina en epocas de la dictadura militar argentina.

    1. Hola Rubén. Gracias por comentar, y desde ya muy fuerte tu relato, una emoción leerte. Mil gracias por expresarte, y animarte a contar. Fuerte abrazo y te acompaño en todo! Debbie

    1. Hola Luis, falta mucho por conocer pero el sol no se puede tapar con las manos aunque no se comprenda. Algún día conoceremos la verdad.