En una iniciativa y desarrollo tecnológico que debería difundirse e imitarse alrededor del mundo, una compañía de Suiza ha creado un automóvil que opera con agua salada y que lógicamente emite cero emisiones de carbono.

La compañía suiza, NanoFlowcell, ha desarrollado un nuevo vehículo que funciona mediante agua salada (agua de mar) y que no emite gases contaminantes.

El proyecto ha sido denominado «Quantino» y ha visto su realización luego de 5 años. El automóvil es impulsado por un sistema de batería con electrolitos líquidos (con sales metálicas, de forma simplificada), y que tienen la ventaja de ser inocuas y no inflamables.

Desarrollan un automóvil que funciona con agua salada
Cortesía: NanoFlowcell

El alto nivel tecnológico alcanzado por NanoFlowcell es tal, que un kilogramo de sus baterías podría almacenar hasta 20 veces más energía que una actual batería de litio usada en otros vehículos. Gracias a esto, «Quantino» puede recorrer hasta 2.000 kilómetros.

De acuerdo a la compañía, el objetivo de su diseño es entregar un automóvil eficaz, tecnológico y sostenible.

Desarrollan un automóvil que funciona con agua salada
Cortesía: NanoFlowcell

Hasta ahora se tienen tres modelos del «Quantino» y han completado más de 150 mil kilómetros. Sin embargo, aún no está a la venta y no se tienen detalles de cuándo estará disponible.

Esperamos que esta tecnología prospere y logre su aceptación en todo el mundo, y además, no sea frenada por los oscuros intereses de las industrias petroleras.

También puede leer: Empresa china habría creado un vehículo que recorre hasta 500 km solo con agua.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here