Hallan materia orgánica extraterrestre en montañas de Sudáfrica


1.3k shares
Hallan materia orgánica extraterrestre en montañas de Sudáfrica
The Barberton Greenstone Belt. Crédito: Fyre Mael/Flickr

Las montañas Makhonjwa de Sudáfrica son el hogar de algunas de las rocas más antiguas del planeta, pero no todo en este magnífico paisaje se originó en la Tierra. Los científicos dicen que han descubierto rastros de evidencia de materia orgánica extraterrestre enterrada en sedimentos volcánicos desde hace más de 3.300 millones de años.

Frances Westall, astrobióloga del CNRS Centre for Molecular Biophysics, dijo en un comunicado:

Esta es la primera vez que encontramos evidencia real de carbono extraterrestre en rocas terrestres”.

Durante miles de millones de años, la Tierra ha sido bombardeada por meteoritos que impactan violentamente y reorganizan la superficie del planeta. ¿Qué dejan estas rocas espaciales atrás cuando llegan aquí? Podría ser mucho.

Origen de la vida en el espacio

Muchos científicos piensan que algunos de los bloques de construcción para la vida en nuestro planeta pueden haber llegado como moléculas espaciales. El nuevo descubrimiento en Sudáfrica agrega más peso a esta posibilidad tan tentadora.

En un depósito volcánico llamado Josefsdal Chert, que forma parte de la región de las montañas Makhonjwa (también conocida como el cinturón de piedra verde de Barberton), Westall y su equipo descubrieron una capa de roca de 2 mm de espesor caracterizada por dos señales «anómalas».

Usando la espectroscopia de resonancia paramagnética electrónica (EPR), los investigadores encontraron que la roca de 3.3 mil millones de años contenía dos tipos de materia orgánica insoluble, los cuales sugieren orígenes extraterrestres (la materia orgánica extraterrestre más antigua jamás identificada).

En las montañas Barberton Makhonjwa están algunas de las rocas sedimentarias más antiguas del planeta. Allí se encontraron restos orgánicos alienígenas
En las montañas Barberton Makhonjwa están algunas de las rocas sedimentarias más antiguas del planeta. Allí se encontraron restos orgánicos alienígenas. Crédito: EFE

Una de las señales de EPR se parece a algo que los científicos han visto antes en condritas carbonosas: antiguas muestras de meteoritos que contienen compuestos orgánicos.

Procedente de un lugar muy lejano

La otra lectura anómala, que sugiere nanopartículas de níquel, cromo y hierro, no es algo que generalmente se ve en las formaciones de roca terrestre, y también refuerza el argumento de que partes de esta capa de roca delgada originalmente procedían de un lugar mucho más lejano.

Didier Gourier, ingeniero químico de la PSL Research University, dijo en un comunicado el año pasado:

Las espinelas de cromo ricas en Ni, también conocidas como ‘espinelas cósmicas’, se forman durante la entrada de objetos extraterrestres en la atmósfera de la Tierra”.

En cuanto a cómo estas dos señales EPR diferentes y contradictorias podrían existir dentro de Josefsdal Chert en el mismo momento en la historia, el equipo de investigación dice que es difícil saberlo con seguridad.

Tipos de material carbonoso en el Josefsdal Chert, Sudáfrica
Tipos de material carbonoso en el Josefsdal Chert, Sudáfrica. Crédito: researchgate.net

Los investigadores escriben en su artículo:

Es difícil imaginar un evento de impacto único que conserve la materia orgánica y las partículas de espinela en una capa sedimentaria tan delgada. Por un lado, la materia orgánica hidrogenada puede sobrevivir solo si la temperatura de la materia que cae no excede unos pocos cientos de grados. Por otro lado, las espinelas cósmicas están formadas por un alto grado de fusión del objeto, ya que cae hacia la superficie de la tierra”.

Una lluvia de micrometeoritos

En su hipótesis, los investigadores proponen que las consecuencias de una lluvia de micrometeoritos podrían haberse mezclado en la atmósfera con nubes de ceniza volcánica, y a medida que la materia descendía lentamente hacia la superficie de la Tierra, se conservaron rastros de carbono extraterrestre junto con espinelas cósmicas recién formadas, y juntos fueron conservados durante miles de millones de años.

Westall dijo a New Scientist:

La materia orgánica de los meteoritos ricos en carbono debe haber estado lloviendo a un ritmo bastante alto”.

Por supuesto, todo esto sigue siendo muy hipotético por ahora. E incluso si este escenario fuera como sucedió, no sabemos qué forma tomó esta antigua materia orgánica, ni podemos estar seguros de que esté lloviendo sobre la Tierra de alguna manera relacionada con la evolución de la vida tal como la conocemos hoy.

Los hallazgos de la investigación han sido publicados en Geochimica et Cosmochimica Acta.


Like it? Share with your friends!

1.3k shares
Redacción CODIGO OCULTO
La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *