La humanidad se está volviendo bastante buena al mirar profundamente en el espacio. Hemos observado más de 13 mil millones de años luz . Hemos visto dos estrellas de neutrones chocando. Nos estamos acercando a descubrir los secretos de los fast radio bursts, y estamos a punto de ver, por primera vez, el horizonte de eventos de un agujero negro. Pero todavía hay algunas sorpresas por ahí, incluso en nuestro propio rincón del Universo.

Mientras observaban un cúmulo globular cercano, un equipo de astrónomos que utilizaban el Telescopio Espacial Hubble capturaron accidentalmente a un «fotobombrador» galáctico que no se había visto anteriormente en la distancia. La galaxia recién descubierta se llama Bedin I, y es casi tan antigua como el Universo.

La misión era buscar las estrellas más débiles en NGC 6752, un cúmulo globular a 13.000 años luz de distancia dentro del halo de la Vía Láctea, donde un grupo de cúmulos globulares simplemente cuelgan.

Bedin I al acecho

Pero en la distancia, a unos 30 millones de años luz, aproximadamente 2.300 veces más distante que la estrella a la que apuntaban, Bedin I estaba al acecho.

Los investigadores escribieron en el informe que describe el hallazgo:

Informamos el descubrimiento de Bedin I, una galaxia esferoidal enana demasiado débil y demasiado cercana al núcleo de NGC 6752 para ser detectada en estudios anteriores.

Hemos descubierto este objeto por casualidad con imágenes del Telescopio Espacial Hubble extraordinariamente profundas obtenidas con el propósito de investigar la secuencia de enfriamiento enana blanca del cúmulo globular NGC 6752″.

Bedin I es pequeño, aislado y antiguo. Solo tiene 3.000 años luz de diámetro, en comparación con los 100.000 años luz estimados de la Vía Láctea, y es aproximadamente 1.000 veces más débil. Ha sido clasificado como una galaxia enana esferoidal.

Por lo general, las galaxias enanas esferoidales son compañeras de galaxias o sistemas más grandes, pero no de Bedin I. Son 2 millones de años luz a la galaxia más cercana que podría considerarse una galaxia espiral, NGC 6744.

Galaxia muy antigua

Basándose en la luz que emite, el equipo pudo determinar que la galaxia es muy baja en metales. Dado que los elementos más pesados, como los metales, se crearon en estrellas y solo se propagaron en todo el Universo después de que esas estrellas murieron, esto indica que Bedin I tiene una población de estrellas muy antigua.

Bedin I
Bedin I. Crédito: NASA, ESA, and L. Bedin/Astronomical Observatory of Padua, Italy

El equipo estimó que la galaxia tiene aproximadamente 13 mil millones de años; agregue solo 0.8 mil millones de años, y sería tan antigua como el Universo en sí. El bajo contenido de metal implica que Bedin I nació en una explosión, y desde entonces no ha tenido ninguna nueva formación de estrellas.

Esto significa que es una especie de «fósil viviente» cósmico o cápsula del tiempo, que preserva las condiciones del Universo primitivo.

Dado que Bedin I está tan lejos, y tan débil, y oscurecido por estrellas más cercanas, es sorprendente que se haya descubierto en absoluto, y por el Telescopio Espacial Hubble, que ha estado funcionando durante casi 30 años. Esperamos que continúe por muchos más.

El estudio científico ha sido publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society: Letters.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here