En un reciente editorial de The New York Times, titulado «Would Human Extinction Be a Tragedy?» (o «¿Sería la extinción humana una tragedia?»), el profesor de la Clemson University, Todd May, sostiene que el fin de la humanidad no sería tan malo después de todo.

La izquierda ha estado utilizando la narrativa del calentamiento global para evocar el temor a la inminente extinción humana desde hace años, pero declarar que el fin de la humanidad sería bueno para el planeta es llevar la agenda mundial de despoblación a un nivel completamente nuevo.

Para Mike Adams, el guardabosques de la salud, hay muchas, muchas señales de que la «agenda de exterminio» ya ha comenzado, y con titulares como el de The New York Times, está claro que los medios de comunicación están tratando de impulsar la despoblación como algo «normal».

¿La extinción humana sería buena para el planeta?

De acuerdo al editorial del The New York Times, la extinción humana sería «buena».

En un artículo de opinión reciente de The Times, Todd Mays afirma:

Los seres humanos están destruyendo grandes partes de la Tierra habitable y causando un sufrimiento inimaginable a muchos de los animales que la habitan”.

Mays señala que los humanos están destruyendo la Tierra a través de al menos tres medios diferentes: la agricultura industrializada y el sufrimiento animal, el cambio climático y el aumento de la población humana. Ninguna de estas cosas va a desaparecer pronto, sostiene Mays.

Mays señala que los humanos están destruyendo la Tierra a través de al menos tres medios diferentes: la agricultura industrializada y el sufrimiento animal, el cambio climático y el aumento de la población humana
Mays señala que los humanos están destruyendo la Tierra a través de al menos tres medios diferentes: la agricultura industrializada y el sufrimiento animal, el cambio climático y el aumento de la población humana.

Mays agrega:

La humanidad, entonces, es la fuente de la devastación de las vidas de los animales conscientes en una escala que es difícil de comprender”.

A lo largo del artículo, Mays compara y contrasta los desastres causados por la humanidad con la grandeza que nuestra especie también ha logrado alcanzar, y pregunta si las cosas que algunos humanos selectos han logrado han valido el precio que nuestro planeta se ha visto obligado a pagar.

Si bien Mays no llega a una conclusión oficial sobre el asunto, afirma:

Puede que sea así, entonces, que la extinción de la humanidad haga que el mundo esté mejor y que, sin embargo, sea una tragedia”.

¿Agenda de despoblación?

Como señala el escritor Michael Snyder, los argumentos de Mays parecen insinuar que solo las culturas que han contribuido con algo que vale la pena merecen ser preservadas. Mientras que otros académicos han señalado el control de la población o la reducción de la población, Mays está saltando directamente a la extinción total.

¿Agenda de despoblación?

En la actualidad, cada vez más personas opinan que este mundo no tiene salvación, y que se encuentra condenado a un triste fin. Factores como: el cambio climático causado por los humanos, contaminación plástica en los mares, maltrato animal, depredación de bosques. extinción de especies animales, han causado que un gran sector de la población tome un punto de vista alternativo y piensen que lo mejor para el mundo sería que la humanidad desaparezca. ¿Qué opinas de esto?

3 Comentarios

  1. La sobrepoblación atrae muchas desgracias para la humanidad. No solo el hambre producto de la mala distribución de la riqueza del planeta sino también desde el punto de vista físico enfermedades desde la desnutrición, pandemias, endemias, epidemias que aunque no lleguen a todo el planeta al mismo tiempo este se encargará de hacerlo. Debemos agregar los efectos nocivos de la contaminación del aire (industrias, transporte, la vida animal, etc.), el agua, los continentes todo quedará encerrado en un círculo sin remedio en la medida que esta población crezca en número. Los países más ricos o progresistas como les gusta llamar a algunos científicos humanistas son los más condenados debido al exceso de consumo creando más contaminación y aunque tengan programas de salud de excelencia no podrán evitar la ecatombe. Pero lo que más me preocupa es que añadido a estas contingencias materiales de la vida humana esto trae consigo una deshumanización que no se podrá evitar a menos que se actúe rápidamente antes de que la bola de nieve se agrande. Y esto no tiene nada que ver con lo material sino con lo espiritual ( y no hablo de religión) sino de lo psicológico o mental. Estas contingencias suelen ser acompañadas de otras enfermedades llamadas “enfermedades sociales”. Y ahora vamos a la relación del humano con el medio ambiente vegetal, animal, mineral o sea el equilibrio ecológico. Es sabido que los ciclos del planeta se cumplen como un reloj para que pueda existir vida. Esta no puede desvincularse de los ciclos porque si se rompe o enferma uno de ellos la reacción sería en cadena hasta terminar con la vida como hoy la conocemos. Y como se hacer para romper cualquiera de estos ciclos?. Pues contaminando, desbastando, eliminando la vida animal y vegetal de apoco (pérdida de especies). Y esto va en aumento producto de la superpoblación que va a llegar a un límite irreversible. Las enfermedades sociales se manifiestan de distintas formas, aumentando la violencia de los hombres contra el medio ambiente, los animales, los árboles ( y toda especie vegetal existente) diezmando la ecología del planeta a través de leyes depredadoras (Brasil: desforestando el amazonas, Argentina: desmontando los montes naturales por ejemplo) o desde una impronta personal: cazadores furtivos, deportivos ( los más detestables y miserables), pescadores comerciales, deportivos. Todo agregan a la destrucción planetaria un poco algunos, mucho otros. El desprecio por la vida tanto animal como humana se va a ir incrementando. Se verán hombres asesinando animales indefensos y lastimándolos sin piedad. Las mujeres no querrán tener hijos y los comerciantes de la muerte crearán métodos anticonceptivos tan despreciables y malvados como el ABORTO. Se formarán sociedades que invertirán en la muerte a través de movimientos feministas usando la ignorancia y desesperación de quienes no quieren perder su estatus de vida personal teniendo que mantener un niño en su regazo. Y todo este caldo de cultivo del apocalipsis es evitable. Yo pregunto a los lectores: saben cómo?. Por sus respuestas os conoceréis. Quién usó esta frase una vez es el que dijo que esto estaba por suceder. Y él tiene la respuesta correcta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here