Para encontrar vida en Marte, es posible que los científicos deban abandonar la exploración de la superficie y «profundizar» en el terreno.

Típicamente, las misiones a Marte que buscan signos de vida se dirigen a la superficie del planeta, en sitios donde hay signos de agua antigua (un indicador confiable de dónde se encuentra la vida en la Tierra). Pero si bien aún no ha aparecido vida en la superficie de Marte, puede haber una gran cantidad de marcianos microbianos que se reúnen bajo tierra, según la investigación presentada el 11 de diciembre aquí en la reunión anual de la American Geophysical Union (AGU).

En las últimas décadas, las exploraciones subterráneas en la Tierra han revelado la llamada biósfera profunda, un entorno subsuperficial lleno de microorganismos. Y los científicos sospechan que una zona igualmente rica en biología también puede prosperar bajo la superficie de Marte.

De hecho, tal vez nunca hubo un impulso evolutivo para habitar la superficie de Marte en absoluto, dijo Joseph Michalski, profesor asociado del Departamento de Ciencias de la Tierra en la University of Hong Kong, en la presentación.

Michalski dijo en un comunicado:

La expectativa de que la vida evolucionó en la superficie marciana puede reflejar un sesgo establecido por lo que sabemos sobre la vida en nuestro planeta natal”.

Michalski agregó:

Hace miles de millones de años, cuando los planetas de nuestro sistema solar eran jóvenes, la superficie de Marte probablemente era bastante similar a la de la Tierra, su vecino rocoso.

Eso cambió cuando Marte perdió su campo magnético, lo que lo expuso al bombardeo de una radiación intensa que habría hecho que la supervivencia en la superficie fuera un gran desafío”.

¿Vida en Marte antes que en la Tierra?

Sin embargo, es posible que la vida ya se estuviera «cocinando» en Marte antes de que eso sucediera. Los científicos creen que la vida apareció por primera vez en la Tierra hace unos 3.800 millones a 3.900 millones de años, cuando las condiciones en algunos lugares probablemente se parecían a los ambientes hidrotermales de hoy en día, muy parecidos a los de Marte en ese momento.

Michalski dijo:

Tal vez, la vida surgió en Marte al mismo tiempo que tomaba forma en la Tierra, pero se adaptó exclusivamente a la vida subterránea. La vida podría haber emergido en esos entornos hidrotermales y haber sobrevivido en el subsuelo durante bastante tiempo”.

Y si la biósfera profunda de la Tierra es un indicio, las comunidades microbianas marcianas subterráneas podrían ser excepcionalmente ricas y diversas. La biosfera profunda de la Tierra fue descubierta por primera vez hace unos 30 años, y las estimaciones desde entonces han sugerido que esos microorganismos que habitan en las profundidades constituyen casi la mitad de toda la vida en el planeta, dijo Michalski.

Michalski agregó:

Los microbios en la biosfera profunda de la Tierra desempeñan un papel en el enterramiento de carbono que de otra manera podría convertirse en un gas de efecto invernadero, están vinculados a recursos energéticos profundos” y son importantes para comprender los orígenes y la evolución de la vida.

Estamos en un punto en el que es realmente una frontera para comprender lo que realmente significa ‘biosfera profunda’ en la Tierra, y cómo se relaciona esto con los exoplanetas y otros planetas en nuestro sistema solar. Es una ventana a nuestros propios orígenes”.

Marte mas propicio para la vida bajo la superficie que la Tierra

El subsuelo de Marte es un lugar especialmente prometedor para comenzar a buscar microbios extraterrestres porque es «aún más habitable» para los microorganismos que la profunda biosfera de la Tierra. Michalski dijo que la roca subsuperficial en Marte es más porosa que en la Tierra, lo que crea bolsas para los nutrientes y el intercambio de gases, y el núcleo más frío de Marte (aunque todavía está fundido) proporciona una temperatura más hospitalaria para los microbios que viven en la roca profunda.

Michalski agregó:

Podríamos tener organismos unicelulares que podrían estar latentes durante mucho tiempo, pero podrían sobrevivir a través de la metabolización del hidrógeno, el metano, potencialmente azufre. Sin ser demasiado específicos, creemos que hay muchas posibilidades”.

Los hallazgos de la investigación han sido informados en la reunión anual de la American Geophysical Union.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here