Advierten que la Inteligencia Artificial en realidad podría «invocar» demonios


2 comments, 561 shares
Advierten que la Inteligencia Artificial en realidad podría «invocar» demonios
Imagen: CodigoOculto.com

Espíritus y demonios podrían incrustarse en robots a través de portales electromagnéticos creados con la programación y los circuitos.

La Inteligencia Artificial (IA) es básicamente la inteligencia exhibida por software y máquinas. El desarrollo de la IA está enfocado especialmente en la creación de un cerebro artificial con capacidades de aprendizaje y solución de problemas. Lo más difícil sería la generación autónoma de nuevas redes neuronales con el fin de agregar información de forma indefinida. La naturaleza ha dotado de esta habilidad formidable a diversas especies y seres humanos en particular.

Muchos estudiosos de religión, esoterismo y metafísica advierten de que hay una conspiración ocultista detrás de la creación de Inteligencia Artificial. Entidades inteligentes de otras dimensiones estarían buscando un medio o vehículo para «poseer» o «manejar», con el fin de tener un cuerpo físico en nuestro mundo.

Según algunos estudiosos de esorerismo o religión, entidades inteligentes de otras dimensiones estarían buscando un medio o vehículo para «poseer» o «manejar», con el fin de tener un cuerpo físico en nuestro mundo
Según algunos estudiosos de esorerismo o religión, entidades inteligentes de otras dimensiones estarían buscando un medio o vehículo para «poseer» o «manejar», con el fin de tener un cuerpo físico en nuestro mundo.

Circuitos electrónicos del hardware funcionarían como Sigilos demoníacos

Un sigilo es como un sello, un dibujo simbólico utilizado en magia y hechicería con el fin de darle poder a un «deseo» o intención. En la demonología se presume que cada demonio podría ser invocado a través de un sigilo distinto y que se ejercería un dominio sobre el espíritu. Este conocimiento está basado en el libro del siglo XVII, La llave menor de Salomón, donde se especifican 72 demonios que fueron traídos a nuestra dimensión a través 72 sigilos distintivos.

Según esta teoría esotérica los circuitos electrónicos podrían funcionar como sigilos demoníacos, donde la forma de las conexiones electrónicas crearían un portal electromagnético para dejar entrar espíritus y demonios con el fin de mantenerlos en esa trampa eléctrica y realizar las tareas programadas.

Hay que tener en cuenta que no todos los sigilos son satánicos. Dependería de la intención en la que se utiliza el invocador o hechicero.

Los diseños tienen un parecido impresionante. A la izquierda: imagen de un circuito electrónico, a la derecha: diagrama de sigilos demoníacos de la llave menor de Salomón
Los diseños tienen un parecido impresionante. A la izquierda: imagen de un circuito electrónico, a la derecha: diagrama de sigilos demoníacos de la llave menor de Salomón.

Curiosamente, existe un término en computación conocido como Daemon, que es un proceso en segundo plano de un sistema operativo. Es algo que se usa todos los días y no interactúa directamente con el usuario. Es un poco sospechoso…

Se podría pensar que sería una conspiración demasiado grande para que todos los programadores e ingenieros estén metidos en este complot esotérico. No obstante, la programación computacional ya llevaría conjuros establecidos desde hace siglos, codificados en el lenguaje.

Debido a todo esto es que mucho autores advierten de que un espíritu o demonio podría ser incrustrado en el cerebro de una Inteligencia Artificial (sino es que ya lo hayan hecho) y manejarla a su antojo (ya sea software o robot). Si eso sucediera, y el espíritu puediera controlar un cerebro más desarrollado que un CPU común (más parecido al del ser humano), entonces habría un gran peligro con una verdadera manifestación poderosa de seres de otras dimensiones en nuestro mundo.

El científico y magnate Elon Musk, curiosamente, ha comparado el desarrollo de IA, con invocar al demonio. Así lo dijo durante una conferencia a estudiantes del Massachusetts Institute of Technology:

Con la Inteligencia Artificial estamos invocando al demonio. En todas esas historias donde hay un tipo con un pentagrama y el agua bendita, es como… sí, él está seguro que puede controlar al demonio. Pero no funcionó”.

Él solamente lo dice como una metáfora, pero podría tomarse de forma literal porque el ocultismo de sociedades secretas como los Illuminati solamente les permite revelar un poco, o revelar sólo un símbolo, que no sería todo el conocimiento.

Elon Musk, curiosamente, ha comparado el desarrollo de IA, con invocar al demonio
Elon Musk, curiosamente, ha comparado el desarrollo de IA, con invocar al demonio.

Otro científico e ingeniero, Geordie Rose, de Kindred Robots, también ha expuesto que la Inteligencia Artificial vendría con demonios en ella (!).

Para activar los subtítulos en español en el siguiente vídeo, pueden consultar esta GUÍA.

Es una teoría interesante, y terrorífica también.  Mucha de esta información viene de la doctrina del ocultismo, así que estaría protegido por sociedades secretas. Habría bastante conocimiento escondido todavía.

Material de apoyo: Zona de Kaos – It’s All in the EggDr. Gene Kim

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados.


Like it? Share with your friends!

2 comments, 561 shares
Erick Nielssen Maravilla
Escritor nicaragüense que indaga en temas de historia, ciencia, religión y esoterismo. Apoyando la investigación normativa y también la alternativa.

2 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Obviamente el honbre su afan de ser dios giado por ese ente luciferino esta cabando su propia tumba, avaricia inmortalidad pena morimos igual les guste o no vamos a la tierra y el espiritu a su destino de origen

    1. Es cierto, muchos autores cristianos hablan de “pistas” que fueron dejadas por esa entidad Lucifer para que la humanidad desarrollara tecnología con capacidades metafísicas (ocultas en su uso “físico” en nuestro mundo, jeje). En este caso sería la robótica y la IA.

      ¡Gracias por el comentario!