Hallan exoplanetas que podrían tener vida similar a la terrestre

Hallan exoplanetas que podrían tener vida similar a la terrestreIAU / L. Calçada

Recientemente, un equipo de científicos han descubierto un conjunto de exoplanetas que podrían reunir las condiciones necesarias para que la vida surja, como luz y temperatura adecuada. La vida que habría en ellos podría ser muy parecida a la que existe en nuestro planeta.

La investigación fue realizada por investigadores de la University of Cambridge y el Medical Research Council Laboratory of Molecular Biology (MRC LMB). Ellos descubrieron que el tipo y la fuerza de la luz que recibe un planeta están muy relacionadas con las posibilidades de que la vida se desarrolle en él.

Con base en estos datos obtenidos, los científicos procedieron a clasificar los exoplanetas conocidos por la cantidad de luz ultravioleta (UV) que reciben y si se encontraban dentro de la zona habitable de su estrella.

Paul Rimmer, investigador postdoctoral del Cambridge’s Cavendish Laboratory y el MRC LMB, dijo en un comunicado:

Este trabajo nos permite reducir los mejores lugares para buscar vida. Nos acerca un poco más a la cuestión de si estamos solos en el universo”.

Recientes investigaciones han sugerido que la luz ultravioleta que llega a la Tierra podría causar reacciones químicas que produjeron los componentes moleculares de la vida.

El presente estudio se ha basado en la investigación del coautor John Sutherland, quien anteriormente propuso en un informe en 2015, que el cianuro era en realidad un compuesto importante de los océanos tempranos de la Tierra, donde se originó la vida. Aunque esto es contradictorio, dado que sabemos que el cianuro es un veneno mortal, la vida surgió en un ambiente rico en este elemento.

Sutherland y su equipo plantearon la teoría de que el carbono de los meteoritos que se estrellaron en la Tierra temprana se combinó con el nitrógeno de la atmósfera para formar cianuro de hidrógeno. Este elemento llegó a la superficie por medio de la lluvia, y empezó a interactuar con otros elementos, generando reacciones químicas, mientras eran alimentados por la luz ultravioleta del sol.

Estas reacciones fomentaron la creación del ARN (ácido ribonucleico), una molécula que está cercanamente relacionada al ADN, y que es esencial para toda la vida conocida.

Con esta información, los científicos iniciaron una serie de experimentos para determinar qué tan rápido los bloques de construcción de la vida podrían formarse, a partir de iones de hidrógeno e hidrógeno de sulfito en el agua cuando son expuestos a luz UV, y en ausencia de luz.

Los resultados indicaron que cuando había luz, la reacción generaba un compuesto inerte; sin embargo con la cantidad correcta de luz UV se generaron los componentes necesarios. Tomando este resultado como base, procedieron a examinar un listado de exoplanetas conocidos para identificar aquellos en los estas reacciones podrían haber ocurrido.

La conclusión fue que los planetas que orbitan estrellas que tienen la misma temperatura que nuestro Sol serían los mejores candidatos a tener en cuenta. Los planetas que están en órbitas más frías que no reciben suficiente radiación UV, a menos que sean bombardeados con poderosas erupciones solares que podrían iniciar las reacciones químicas.

Rimmer agregó:

Fuimos capaces de delinear una zona de abiogénesis, que bajo el escenario que consideramos es donde hay suficiente luz ultravioleta para hacer algunos de los componentes fundamentales de la vida. Para los planetas conocidos fuera de nuestro sistema solar, Kepler-452b es el exoplaneta más pequeño que definitivamente se encuentra dentro de la zona de abiogénesis. Teniendo en cuenta lo que sabemos actualmente, Kepler-452b sería el exoplaneta más probable descubierto hasta ahora en el que se habrían formado los componentes básicos de la vida”.

Se encontraron dos planetas en regiones donde la zona habitable y la zona de abiogénesis se superponen: Kepler 452b,  un planeta a aproximadamente 1.400 años luz y que es considerado un primo de la Tierra, y Kepler-62e.

Representación artística del planeta Kepler-452b. Los planetas podrían tener condiciones de luz y temperatura similares a las que pudieron haber existido cuando la vida surgió por primera vez en la Tierra

Representación artística del planeta Kepler-452b. Los planetas podrían tener condiciones de luz y temperatura similares a las que pudieron haber existido cuando la vida surgió por primera vez en la Tierra. Crédito: NASA AMES / JPL-CALTECH / T. PYLE

Rimmer agregó:

Si un exoplaneta tiene realmente la química adecuada para la vida implicará saber mucho más que la luz ultravioleta de la estrella. Nuestro trabajo será útil para identificar dónde está la luz correcta, pero no si las otras condiciones necesarias para la vida están disponibles en cualquier exoplaneta”.

Lamentablemente, los exoplanetas identificados se encuentran demasiado lejos para ser estudiados con eficacia con la tecnología que tenemos. Sin embargo, los científicos esperan que el telescopio TESS de la NASA y el próximo Telescopio James Webb puedan identificar planetas en las zonas habitables y en la abiogénesis y que se encuentren más cerca de nosotros para facilitar su estudio.

Los investigadores creen que si la vida ha surgido en algún otro planeta, o si existió en el pasado, se generó de una manera muy diferente a cómo apareció en la Tierra.

El estudio científico ha sido publicado en la revista Science Advances.

Una publicación de CodigoOculto.com – Autor: Fernando T. – Todos los derechos reservados.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Al dejar un comentario se solicitan datos como tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en las próximas visitas. Para enviar un comentario debes primero leer y aceptar nuestras Políticas de Privacidad