Billar con asteroides: Una idea «loca» pero que podría salvarnos


135 shares
Billar con asteroides: Una idea «loca» pero que podría salvarnos
Crédito: European Space Agency

Combatir el «fuego con fuego» podría ser una idea descabellada pero posiblemente efectiva. Y cuando se trata de proteger a la Tierra cualquier opción, por más loca que sea, es válida.

Ahora, un equipo de científicos ha propuesto una nueva estrategia a nuestra defensa planetaria: dirigir pequeños asteroides benignos cercanos a la Tierra (near-Earth asteroids – NEA), hacia otras grandes y peligrosas rocas espaciales, en un dramático juego de billar cósmico altamente riesgoso.

Esta idea no es tan loca como parece, dicen sus arquitectos.

David Dunham, ingeniero jefe de diseño de la misión en la empresa KinetX Aerospace, dijo durante una presentación de la NASA: «Pasará un tiempo antes de que podamos hacer este tipo de cosas, pero creo que se muestra prometedor».

Asteroides disparados al cosmos

La Tierra gira alrededor del Sol en una galería de tiro, compartiendo espacio con millones de NEA. Estas rocas espaciales impactan en nuestro planeta de forma regular, tal como ocurrió el 15 de febrero de 2013.

Ese día, un meteoro explotó en el cielo sobre la ciudad rusa de Chelyabinsk, generando una poderosa onda de choque que destrozó miles de ventanas en los edificios de abajo. Aproximadamente 1.500 personas resultaron heridas, la mayoría por fragmentos de vidrio rotos.

Los científicos piensan que el objeto de Chelyabinsk tenía solo 20 metros de ancho. Y hay muchas rocas espaciales más grandes, y por lo tanto más peligrosas, navegando por ahí en las profundidades oscuras, la gran mayoría de ellas invisibles y desconocidas.

Por ejemplo, solo un tercio de los NEA de al menos 140 m de ancho han sido encontrados y rastreados hasta la fecha, dijeron funcionarios de la NASA. Esta brecha de conocimiento es un poco angustiante; las probabilidades de que la Tierra sea azotada por un asteroide muy grande en los próximos 100 años se encuentran en el 1 por ciento, dijo Dunham, la misma probabilidad de que usted (o yo, o alguien) podamos morir en un accidente automovilístico.

Sin embargo, hay buenas noticias: los científicos de la NASA creen que encontraron más del 90 por ciento de los NEA del tamaño de una montaña, capaces de acabar con la civilización si nos golpearan. Y ninguno de estos monstruos representa una amenaza en el futuro inmediato.

Científicos están considerando repeler a los asteroides potencialmente peligrosos utilizando otros asteroides.
Científicos están considerando repeler a los asteroides potencialmente peligrosos utilizando otros asteroides.

Pero no tenemos que solo sentarnos y esperar que la destrucción venga del cielo. De hecho, los científicos e ingenieros de todo el mundo están trabajando en formas de mantener a la Tierra fuera del alcance de los asteroides .

La más conocida es la estrategia de la bomba nuclear, que se hizo famosa por la película de 1998 «Armageddon». Pero la versión de la vida real de esta técnica dependería por completo de naves espaciales robóticas, no de mineros que se sacrifiquen noblemente.

Y los investigadores consideran las armas nucleares como una estrategia de último recurso, para ser empleadas solo cuando el asteroide sea lo suficientemente grande, y cuando sea detectado tarde y ningún otro método funcione. Destruir el asteroide con una bomba, después de todo, generaría una gran cantidad de metralla espacial que podría poner en peligro a la Tierra.

Si el tiempo está de nuestro lado, si tenemos años o, idealmente, décadas, podríamos emplear «impactadores cinéticos», lanzando una o más naves espaciales (que no transportan armas nucleares) dentro del amenazante asteroide para desviarlo del curso, según los investigadores . También podríamos emplear el método de «tractor de gravedad», que lanzaría una sonda para volar junto con el peligroso NEA. Eventualmente, el modesto tirón gravitacional de esta nave espacial empujaría la roca espacial hacia una trayectoria benigna.

Y luego está la idea del billar con asteroides.

Roca contra roca

Este concepto, que Dunham expuso en una charla de NASA, es básicamente una versión ampliada del método del impactador cinético.

Implica lanzar una nave espacial robótica a un pequeño NEA, uno de 10 metros de ancho, aproximadamente. La sonda aterrizaría (y se anclaría) en el asteroide, luego encendería sus propulsores para establecer un sobrevuelo de «ayuda gravitatoria» de la Tierra.

Este sobrevuelo que aumenta la velocidad y modifica la trayectoria dirigiría la nave espacial-asteroide hacia el objeto peligroso.

La colisión, cuando se produzca, sería mucho más poderosa y efectiva que un choque generado por una nave espacial que sirviera como impactador cinético.

Un diagrama que muestra cómo funcionaría la estrategia de deflexión billar con asteroides
Un diagrama que muestra cómo funcionaría la estrategia de deflexión billar con asteroides. Crédito: Natan Eismont (Space Research Institute of the Russian Academy of Science)

Hay suficientes NEA pequeños volando alrededor en el vecindario de la Tierra para hacer de esta estrategia una posibilidad real, dijo Dunham. De hecho, los cálculos que él y sus colegas realizaron sugieren que la humanidad podría atrapar una docena de asteroides cercanos y dirigirlos hacia órbitas de patrones de espera; estos proyectiles cósmicos podrían entonces ser «activados» según sea necesario.

Dunham dijo:

Entonces, tendrías un montón de estas cosas listas para lanzar a cualquier asteroide que venga hacia ti”.

Este arsenal de asteroides podría ser especialmente útil para lidiar con cometas de período largo, que pasan la mayor parte de sus vidas en las profundidades oscuras del sistema solar exterior y, por lo tanto, son muy difíciles de encontrar y rastrear.

Dunham hizo hincapié en que el concepto de asteroide-billar debe estudiarse con mucho más detalle antes de que pueda implementarse por completo. Le gustaría ver la idea primero demostrada en una roca objetivo benigna, citando la misión propuesta por la NASA para la Double Asteroid Redirection Test (DART) como un ejemplo ilustrativo.

Si todo va según lo planeado, DART colocará una nave espacial en la luna del asteroide (65803) Didymos en octubre de 2022, en una prueba de la estrategia de desviación de impactador cinético.


Like it? Share with your friends!

135 shares
Fernando T.

Editor en CodigoOculto.com / Investigador de MUFON / Ingeniero informático. Me encanta obtener y difundir conocimiento, escribo sobre ciencia y acerca de muchos de los misterios de nuestro Universo.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *