Polvo del Sahara llega a América y puede prevenir tormentas mortales

Polvo del Sahara llega a América y puede prevenir tormentas mortales

Aunque parezca difícil de creer, el polvo del desierto del Sahara ha azotado a Texas y la mayor parte del sur de EE.UU. durante las últimas semanas, causando cielos nublados y magníficos atardeceres.

Aunque este polvo es una molestia, realmente puede ser de gran ayuda al prevenir la generación de tormentas potencialmente letales, de acuerdo a un reciente estudio científico.

Un equipo de investigadores de la Texas A&M University analizaron un conjunto de imágenes satelitales y simulaciones por computadora de la NASA para tratar de entender de mejor manera cómo se comporta el polvo, que atraviesa el Océano Atlántico debido a las fuertes corrientes de aire, viajando más de 8.000 kilómetros para llegar a América del Norte.

Los análisis han determinado que el polvo puede afectar las temperaturas impidiendo la formación de nubes. Es decir, cuando el polvo llega desde Oriente, existe menos probabilidad de que ocurran tormentas menores y poderosos huracanes.

Bowen Pan, investigador del Department of Atmospheric Sciences en Texas A&M University, dijo en un comunicado:

El polvo del Sahara refleja y absorbe la luz solar, por lo tanto, puede reducir la luz solar en la superficie de la Tierra. Si tenemos tormentas de polvo más frecuentes y severas, es probable que tengamos una temperatura superficial del mar más fría y también la temperatura de la superficie terrestre. Las tormentas tienen menos suministro de energía desde una superficie más fría y, por lo tanto, serán menos severas”.

Durante la última llegada de polvo del Sahara, el equipo pudo determinar que la formación de nubes en la región fue suprimida.

Renyi Zhang, también investigador del Department of Atmospheric Sciences en Texas A&M University, dijo en un comunicado:

Vimos pocos cúmulos en los últimos días. Las partículas de polvo reducen la radiación en el suelo, pero se calientan en la atmósfera, lo que lleva a una atmósfera más estable. Tales condiciones son desfavorables para la formación de nubes”.

Justamente, las imágenes satelitales más recientes evidencian que el polvo proveniente del Sahara se está dirigiendo hacia una vasta región del Golfo de México y el sur de Texas, según los investigadores. Eventos como este son inusuales, y ocurren mayormente entre el término de la primavera e inicio de otoño.

Esta imagen tomada en 2009 muestra el polvo sahariano que sopla en las costas de Mauritania y Senegal.

Esta imagen tomada en 2009 muestra el polvo sahariano que sopla en las costas de Mauritania y Senegal. Crédito: NASA Earth Observatory

Las partículas de polvo tienen su origen en el caliente ambiente del Sahara, donde son transportadas por las corrientes de aire ascendentes hacia la Capa de Aire Sahariana. Esta capa, presente en la atmósfera sobre el desierto, posee temperaturas extremadamente altas y secas, y se ubica sobre una capa de aire marino más densa sobre el Océano Atlántico. El polvo es impulsado hacia el oeste por corrientes de aire ubicadas entre 1.500 y 6.000 kilómetros por encima de la superficie.

Uno de los riesgos más importantes del polvo en el aire es que afecta directamente a los humanos, especialmente a las personas con enfermedades pulmonares como asma, personas con alergias o personas mayores.

Además, el polvo puede tener efectos negativos en la agricultura, incluyendo la reducción del rendimiento de los cultivos, al enterrar las plantas, disminuir la actividad fotosintética y causando mayor erosión del suelo.

Se deben tomar las precauciones del caso para evitar ser afectado por estas partículas de polvo. Y aunque afectan a algunas actividades, también influyen positivamente en el clima y en la reducción de las tormentas tan devastadoras en América del Norte.

El estudio científico ha sido publicado en Journal of Climate.

Una publicación de CodigoOculto.com – Autor: Fernando T. – Todos los derechos reservados.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Al dejar un comentario se solicitan datos como tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en las próximas visitas. Para enviar un comentario debes primero leer y aceptar nuestras Políticas de Privacidad