Hallan la serpiente bebé más antigua fosilizada en ámbar


199 shares

Como sucede a veces, la realidad supera a la ficción. En un extraordinario descubrimiento un equipo de paleontólogos han hallado dos serpientes del cretácico atrapada en ámbar, y aunque una de ellas es una serpiente bebé, es la serpiente fosilizada más antiguas nunca antes descubierta.

Se trata de dos especímenes que provienen del Cretácico superior, con aproximadamente 99 millones de años. Ambas serpientes son las primeras que habitaron en entornos forestales de la era Mesozoica. La serpiente bebé corresponde a Xiaophis myanmarensi, y del segundo espécimen, que ha sido denominado DIP-V-15104, solo ha sido encontrado un fragmento de piel, pero no es suficiente para realizar una clasificación.

Michael Caldwell, profesor de la University of Alberta, dijo en un comunicado:

Hay dos importantes consecuencias científicas de este nuevo fósil. Debido a que es un bebé y debido a que las tecnologías de uCT y Synchrotron nos permiten observar pequeñas cosas, podemos obtener una imagen de la anatomía de esta serpiente bebé y también mirar dentro de sus huesos y compararla con los huesos de serpientes vivas potencialmente relacionadas. [En segundo lugar] porque la resina de ámbar es producida por un árbol y contiene plantas e insectos, junto con la culebra y la piel, sabemos que estas serpientes vivían en un bosque de algún tipo; esta es la primera, que cuando se combina con la historia única de la placa tectónica, vincula a Xiaophis con otras serpientes antiguas de los continentes de Gondwana (América del Sur, África, Madagascar, India y Australia)”.

Vista detallada de escalas con mayor intensidad de pigmento en el fragmento de piel de serpiente, DIP-V-15104
Vista detallada de escalas con mayor intensidad de pigmento en el fragmento de piel de serpiente, DIP-V-15104. Crédito: Ryan McKellar, Royal Saskatchewan Museum (RSM)

Hallar una criatura tan joven y en excelentes condiciones de preservación nos sugiere muchos datos interesantes acerca de la evolución de las serpientes en los últimos 100 millones de años y los cambios que han sufrido desde entonces. El espécimen Xiaophis myanmarensi posee en su estado neonatal 97 vértebras, incluyendo las costillas.

La anatomía de este reptil es similar a muchas serpientes de la actualidad, lo que indica que la ontogenia (cómo un animal pasa de un embrión a un adulto) ha cambiado muy poco durante las últimas eras.

Los investigadores creen que este tipo de serpientes podrían haber estado ampliamente distribuidas a través de los supercontientes en el Cretácico. La actual Myanmar, donde fueron hallados los especímenes, fue parte de Laurasia en el lejano pasado de la Tierra. Una hipótesis planteada sugiere que los Xiaophis pasaron desde Austral-Gondwana hasta Laurasia por medio de una isla. Se cree que estas serpientes encontraron un nicho ecológico que las mantuvo sin cambios por decenas de millones de años.

Microfotografía de las vértebras de serpiente y costillas conservadas en DIP-S-0907
Microfotografía de las vértebras de serpiente y costillas conservadas en DIP-S-0907. Crédito: Lida Xing, China University of Geosciences Beijing (CUGB)

El profesor Caldwell agregó:

Mi investigación sobre las serpientes fósiles ha demostrado que un poco de conocimiento (qué buscar y dónde buscar), y luego una gran cantidad de suerte en la forma de descubrir nuevos especímenes, significa que no se puede predecir lo que aprenderá de cualquier un descubrimiento. Nunca se sabe cuándo aparecerá el próximo nuevo descubrimiento, pero estoy seguro de que alguien ya ha encontrado la mitad frontal de Xiaophis y realmente quiero ver ese cráneo. Solo espero que también sea un bebé”.

Para datar la antigüedad de estos especímenes, se utilizaron pequeños circones incrustados en el ámbar. Mediante el análisis de la cantidad de plomo existente en estos minerales y al ser comparada con el uranio, los investigadores lograron determinar cuándo se formaron.

Debido a que teorías planteadas por el equipo son intrigantes y admiten muchas posibilidades, reconocen que necesitarán más investigación.

El estudio científico ha sido publicado en Science Advances.

Una publicación de CodigoOculto.com – Autor: Fernando T. – Todos los derechos reservados.


Like it? Share with your friends!

199 shares
Fernando T.

Editor en CodigoOculto.com / Investigador de MUFON / Ingeniero informático. Me encanta obtener y difundir conocimiento, escribo sobre ciencia y acerca de muchos de los misterios de nuestro Universo.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *