Científicos descubren «dunas fantasmas» en Marte

Científicos descubren «dunas fantasmas» en Marte

Recientemente un equipo de científicos han hallado aproximadamente 800 fosos con forma de media luna en Marte. Se tratan de huellas de antiguas dunas de arena desaparecidas hace mucho tiempo y que en el remoto pasado marciano se elevaron por encima de su superficie.

Estos fosos se formaron hace aproximadamente 2 mil millones de años, una época en que Marte se habría visto muy diferente de lo que es hoy, con grandes masas de agua fluyendo en la superficie y diversos volcanes activos.

Los investigadores creen que la lava o los sedimentos en el agua enterraron las dunas para luego endurecerse en una estructura similar a un molde. Con el paso del tiempo, los vientos retiraron la arena del interior y de la parte superior dejando al descubierto un pozo vacío denominado «duna fantasma».

Pero Marte no es el único lugar en donde las dunas fantasmas existen; también fueron descubiertas por primera vez en la Tierra en el año 2016 en la llanura del río Snake al este de Idaho, EE.UU.

 

Imagen capturada por el Orbitador de Reconocimiento de Marte

Imagen capturada por el Orbitador de Reconocimiento de Marte. Crédito: NASA / JPL / University of Arizona

El estudio de las dunas fantasmas puede brindar pistas importantes sobre el antiguo clima de Marte, además podrían contener evidencia de vida antigua, dijeron los investigadores.

Mediante el uso de imágenes satelitales, el geomorfólogo planetario Mackenzie Day y el astrobiólogo David Catling, de la University of Washington lograron identificar aproximadamente 300 dunas fantasmas en la cuenca de Hellas, un cráter de impacto gran tamaño de 4.000 millones de años y que se extiende por más de 2.574 kilómetros en el hemisferio sur del planeta.

Además, los científicos encontraron 500 dunas más en Noctis Labyrinthus, un sistema de valles con empinadas paredes y ubicado en el ecuador de Marte.

Day dijo en un comunicado:

Cualquiera de estos pozos no es suficiente para decirte que se trata de una duna, o de un antiguo campo de dunas, pero cuando los pones juntos, tienen tantas similitudes con las dunas en Marte y en la Tierra que debes emplear algunas tipo de explicación fantástica para explicarlos como cualquier cosa que no sean dunas”.

Dunas fantasmas en Noctis Labyrinthus

Dunas fantasmas en Noctis Labyrinthus. Crédito: Mackenzie Day, David Catling/AGU

Una característica resaltante de los pozos hallados en Marte es que poseen una forma similar a las «dunas Barchan», un tipo muy común de dunas existentes en la Tierra y Marte. Se forman a causa de los vientos que soplan en una sola dirección.

Day agregó:

Todas van de la misma manera, lo que se esperaría de las dunas porque todas están migrando y formándose en el mismo régimen de vientos. Así que solo la forma y el tamaño nos dicen que estas son características que provienen de un sistema antiguo de dunas”.

La forma de media luna de los fosos evidencian cuál era la dirección del viento predominante en el momento en que se formaron. Gracias a esto los científicos determinaron que, tanto en la Cuenca de Hellas como en Noctis Labyrinthus, el viento soplaba desde el norte empujando las dunas hacia el sur. Actualmente los vientos ya no soplan en esa dirección, demostrando que las condiciones climáticas de Marte se vieron alteradas con el paso del tiempo.

Además, los investigadores han estimado qué tan grandes son las dunas fantasmas halladas. Se ha determinado que las que se encuentran en la cuenca de Hellas miden aproximadamente 76 metros, y las que se hallan en Noctis Labyrinthus llegan a medir hasta 39 metros.

Este hallazgo también permitirá comprender más acerca del antiguo entorno de Marte, y podrían ser buenos lugares para buscar signos de vida.

Los cuernos de las dunas Barchan indican los vientos predominantes del norte (arriba) en el Desierto Occidental de Egipto, cerca de Kharga (25.706⁰, 30.347⁰)

Los cuernos de las dunas Barchan indican los vientos predominantes del norte (arriba) en el Desierto Occidental de Egipto, cerca de Kharga (25.706⁰, 30.347⁰). Crédito: Google Earth

De acuerdo a los análisis realizados, los investigadores sugieren que los vientos no han eliminado por completo el caparazón de las dunas en Marte, lo que habría dejado sectores protegidos con arena antigua que podrían contener rastros de antiguos microbios, debido a que estos sectores existieron en el remoto pasado de Marte, cuando el clima era propicio para que la vida surja.

Day agregó:

Sabemos que las dunas en la Tierra pueden soportar la vida, y las dunas en la Tierra son muy similares a las dunas en Marte. Un problema que tiene Marte que la Tierra no tiene es la radiación superficial. Si estás dentro de una duna, o en el fondo de una duna, y eres una vida microbiana, la duna te está protegiendo de mucha de esa radiación. Probablemente no hay nada viviendo allí ahora. Pero si alguna vez hubo algo en Marte, este es un lugar mejor que el promedio para mirar”.

El estudio científico ha sido publicado en Journal of Geophysical Research.

Una publicación de CodigoOculto.com – Autor: Fernando T. – Todos los derechos reservados.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Al dejar un comentario se solicitan datos como tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en las próximas visitas. Para enviar un comentario debes primero leer y aceptar nuestras Políticas de Privacidad