Astrofísico de Harvard dice que el espacio exterior está más cerca de lo que pensamos

Astrofísico de Harvard dice que el espacio exterior está más cerca de lo que pensamosNASA Johnson / Flickr

El límite entre la atmósfera de la Tierra y el espacio se denomina «línea de Kármán», y se sitúa a una altitud de 100 kilómetros, y es el punto en el que finaliza la aeronáutica e inicia la astronáutica.

Sin embargo, una nueva investigación ha establecido que el límite de 100 kilómetros no estaría correcto, y establece que debería estar a aproximadamente 20 kilómetros menos de la Tierra.

Así ha sido establecido por el astrofísico Jonathan C. McDowell del Harvard-Smithsonian Centre for Astrophysics, basándose en las trayectorias orbital y suborbital de los satélites.

Para entender mejor el concepto, cuando una nave llega a una zona alta en la atmósfera los gases se tornan gradualmente más delgados, brindando menos sustentación para que se mantenga en el aire. Debido a esto, cuando una nave llega a más altura necesita velocidades cada vez más altas. De esta manera, llega a un punto donde la velocidad necesaria para mantener la nave suspendida en el aire es la misma velocidad que se necesita para orbitar la Tierra.

A esto se le denomina «velocidad orbital», siendo el estándar 100 kilómetros, y es aproximadamente la altura a la que un avión alcanza esta velocidad. Cabe resaltar que este estándar ha sido adoptado por la Fédération Aéronautique Internationale.

McDowell ahora ha propuesto como límite la altura de 80 kilómetros, justo debajo de la mesopause, que es el límite entre la mesosfera inferior y la termosfera superior, y además la zona más fría de nuestra atmósfera.

Para brindar la propuesta, McDowell analizó más de 90 millones de puntos de datos orbitales de 43.000 satélites, cuyos datos fueron recopilados desde 1957.

Aunque la mayoría de los satélites vuelan bastante alto, McDowell encontró 50 satélites que volaron por debajo de los 100 kilómetros, realizando dos o más revoluciones completas a la Tierra.

McDowell le dijo a Science:

¿Vas a decir [estos satélites están] en el espacio y luego no en el espacio cada 2 horas?. Eso no parece muy útil”.

Luego, McDowell observó el punto de altitud en el que los satélites tienden a regresar a la Tierra, y halló que corresponde a un rango de entre 66 y 88 kilómetros.

Aunque este argumento sea convincente, muchos científicos no están de acuerdo. Se sabe que las definiciones utilizadas comúnmente no serán cambiadas pronto. A pesar de que McDowell propuso el límite de 80 kilómetros en el año 1994, aún no se han realizado cambios. De cambiarse, es posible que adoptemos una nueva denominación: «la línea McDowell».

La investigación ha sido publicada en Acta Astronautica.

Una publicación de CodigoOculto.com – Autor: Fernando T. – Todos los derechos reservados.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Al dejar un comentario se solicitan datos como tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en las próximas visitas. Para enviar un comentario debes primero leer y aceptar nuestras Políticas de Privacidad