Koko, la gorila que se comunicaba mediante señas, ha muerto

Koko, la gorila que se comunicaba mediante señas, ha muerto

Koko fue una singular gorila, y que demostró todo el potencial escondido en estos grandes y bellos animales. Ella se hizo muy famosa por aprender a comunicarse con un lenguaje de señas con su entrenador humano. Ahora, lamentablemente Koko llegó al fin de su vida, a la edad de 46 años.

Es tal la fama que logró Koko que tuvo muchas apariciones y existen muchos vídeos de ella, incluso junto a personajes del cine.

The Gorilla Foundation, dijo recientemente en un anuncio:

Koko tocó la vida de millones como embajadora de todos los gorilas y un ícono de comunicación y empatía entre especies. Ella fue amada y será profundamente extrañada”.

Koko llegó a estar dos veces en la portada de la revista National Geographic y apareció en vídeos junto a celebridades como Robin Williams. Pero muy aparte de lo superficial, Koko logró sorprender a la  comunidad científica con sus impresionantes habilidades. Debido a esto Koko fue conocida como la gorila que podía «hablar», y se volvió un ícono que logró fomentar la conservación de su especie y de la vida silvestre en general.

La historia de Koko fue dura en sus inicios, al ser rechazada por su madre  en el zoológico de San Francisco en 1971. Debido a esto, la graduada de la Universidad de Stanford, Penny Patterson, creyó que sería posible enseñarle a un simio cómo hablar, y así emprendió la tarea.

Patterson empezó a trabajar con Koko, fundando más adelante el Proyecto Koko. Patterson afirmó que Koko podía entender y utilizar más de 1.000 palabras diferentes en el lenguaje de señas americano. Pasaron 40 años, durante los cuales Patterson no solo fue maestra, también cuidó, fue como una madre, amiga e intérprete de Koko.

La estrecha relación entre ellas, permitió que Patterson se percatara de las grandes habilidades de Koko; sugiriendo que podía hablar del futuro, contar chistes e incluso llegar a mentir. A pesar de las afirmaciones de Patterson, la comunidad científica se mantuvo siempre crítica, rechazando estas ideas. Los científicos alegaban que Patterson estaba tan relacionada con Koko que impedía que otros se acerquen para analizarla. (Quizá fue lo mejor)

En el siguiente vídeo podemos ver una corta comunicación entre Patterson y Koko. Además, las muestras de afecto mutuas muestran el amor que existía entre ambas.

Algo que resaltó mucho en la vida y aficiones de Koko, es el de tener gatitos como «mascotas», siendo el más representativo All Ball. Esto dejó en claro que los gorilas, a pesar de ser animales fuertes y dominantes, también son inteligentes, sensibles y emocionales.

A pesar de su muerte, Koko nos deja una gran lección, una forma diferente de ver a la vida silvestre. Su legado ha permitido alterar el panorama de la conservación, la psicología y lo zoología.

The Gorilla Foundation ha dado a conocer lo siguiente, y es muy alentador:

La fundación seguirá honrando el legado de Koko y avanzará en nuestra misión con proyectos en curso que incluyen esfuerzos de conservación en África, el santuario de los grandes simios en Maui, y una aplicación de lenguaje de señas con Koko para el beneficio de gorilas y niños”.

Una publicación de CodigoOculto.com – Autor: Fernando T. – Todos los derechos reservados.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Al dejar un comentario se solicitan datos como tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en las próximas visitas. Para enviar un comentario debes primero leer y aceptar nuestras Políticas de Privacidad