Señales de civilizaciones extraterrestres extintas: Ecos en la Vía Láctea

Señales de civilizaciones extraterrestres extintas: Ecos en la Vía Láctea

Frank Drake, creador de la famosa ecuación de Drake, dijo: «Las señales serán de la civilización tal como era. No es una posibilidad remota, es una gran probabilidad, que las señales que recibamos provengan de una ‘civilización que ya no existe’».

Si las señales de una civilización alienígena llegan alguna vez a la Tierra, es probable que los alienígenas ya estén muertos. En un esfuerzo por actualizar la ecuación de Drake de 1961, que estima el número de civilizaciones inteligentes detectables en la Vía Láctea, el físico Claudio Grimaldi y sus colegas calcularon el área de la galaxia que debería llenarse con señales alienígenas en un momento dado.

Claudio Grimaldi, físico de la Federal Polytechnical School of Lausanne en Suiza, dijo en un comunicado:

Si la civilización emitió desde el otro lado de la galaxia, cuando la señal llegue aquí, la civilización ya habrá desaparecido”.

El equipo, informaron Science News y Mercury News, que incluyó a Frank Drake (ahora profesor emérito del Instituto SETI en Mountain View, California, y la Universidad de California, Santa Cruz), asumió que las civilizaciones tecnológicamente inteligentes nacen y mueren a la tasa constante. Cuando una civilización se apaga y deja de transmitir, las señales fantasmales que ha enviado continúan viajando como ondas concéntricas en un estanque.

Las señales electromagnéticas (círculos azules) de las civilizaciones alienígenas que se muestran en la imagen de arriba continuarán viajando a través de la Vía Láctea incluso después de que los alienígenas se hayan ido. La aparición de un agujero de donut representa cuando una civilización muere.

Los científicos se reunieron en el Instituto SETI en Mountain View, California el pasado mes de marzo para trazar nuevos enfoques para responder a la pregunta: ¿estamos solos? La conferencia, titulada «Decoding Alien Intelligence», buscó ampliar las perspectivas y ampliar las metodologías aplicadas en el esfuerzo por detectar tecnología extraterrestre:

Nathalie Cabrol, organizadora del evento y directora del Instituto SETI, dijo:

Hay nuevas herramientas disponibles que pueden permitir este enfoque y nos ayudan a descifrar la naturaleza evolutiva y probabilística de la vida extraterrestre avanzada. Podemos construir una nueva hoja de ruta que sea multidisciplinaria, que abra la caja de herramientas”.

Una actualización recientemente lanzada sobre la ecuación de Drake -un marco para discutir la probabilidad de vida inteligente que existe más allá de la Tierra- está recibiendo un poco de ruido mediático. La ecuación de Drake se desarrolló durante el comienzo del campo SETI moderno para actuar como un marco para que la comunidad científica discuta la probabilidad de una vida extraterrestre avanzada. El argumento probabilístico fue ideado por el pionero en la búsqueda de inteligencia extraterrestre, el Dr. Frank Drake, quien participó en el nuevo estudio.

Según el estudio, si los alienígenas avanzados existen en el borde más lejano de la galaxia, cualquier señal que viaje a la velocidad de la luz no nos alcanzará por bastante tiempo. Cualquier señal que llegue a nuestro planeta probablemente será vestigios de una civilización muerta hace mucho tiempo.

Frank Drake dijo:

Las señales serán de la civilización como era. No es una posibilidad remota, es una gran probabilidad, que las señales que recibamos provengan de una civilización que ya no existe. Existe la posibilidad de que todavía esté vivo pero ya no esté transmitiendo. O puede haber cambiado de una manera muy grande, como la migración desde el planeta para escapar de su estrella en expansión”.

Para activar los subtítulos en español en el siguiente vídeo, puede consultar esta GUÍA.

El astrónomo principal del Instituto SETI, Seth Shostak, aún ve el valor de recopilar un mensaje de este tipo. Él agregó:

Para mí, es como encontrar una botella en una playa con una nota. Puede ser que quien puso la nota se haya ido. Pero al menos sabes que hay alguien en el otro lado del mundo”.

Es importante recordar que la determinación de la longevidad de una posible raza alienígena basada en el ejemplo aún en desarrollo de nuestra propia supervivencia tiene un valor limitado. Así lo señaló Andrew Fraknoi, del Instituto SETI:

Hasta que sepamos más sobre nuestra longevidad, es pura conjetura. Cada año no nos destruimos, agregamos un año más a lo que sabemos que las civilizaciones pueden hacer”.

Si la civilización duró menos de 100.000 años -el tiempo que tarda la luz en cruzar la galaxia- entonces las probabilidades de que las señales lleguen a la Tierra mientras la civilización todavía está transmitiendo son infinitamente pequeñas, informaron los investigadores el 27 de febrero en arXiv.org. Los seres humanos, por ejemplo, hemos estado transmitiendo ondas de radio por solo unos 80 años, por lo que nuestras ondas de radio cubren menos del 0.001 por ciento de la Vía Láctea.

Sorprendentemente, el equipo también calculó que el número promedio de señales extraterrestres que cruzan la Tierra en un momento dado debería ser igual al número de civilizaciones que se transmiten actualmente, incluso si las civilizaciones de las que escuchamos no son las mismas que transmiten actualmente. Grimaldi ahora está trabajando en un documento sobre lo que significa que no hayamos encontrado ninguna hasta el momento.

Edición por: Fernando T. para CodigoOculto.comFuente: Daily Galaxy

Síguenos en nuestra página de Facebook: CODIGO OCULTO.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Al dejar un comentario se solicitan datos como tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en las próximas visitas. Para enviar un comentario debes primero leer y aceptar nuestras Políticas de Privacidad