Esto es lo que Juno descubrió al volar por la Gran Mancha Roja de Júpiter

Esto es lo que Juno descubrió al volar por la Gran Mancha Roja de Júpiter

Por CodigoOculto.com Este monstruoso vórtice podría contener completamente a nuestro planeta Tierra, y es que la Gran Mancha Roja de Júpiter es una tormenta como ninguna vista anteriormente.

Este inexplicable anticiclón es más longevo que cualquier humano, lleva 137 años girando sobre el planeta gaseoso, y bien podría continuar en su terrible marcha luego de que todos nos hayamos ido de este mundo.

Hasta ahora los científicos no han logrado explicar por qué la Mancha Roja ha durado tanto, ni tampoco pueden explicar la química que da origen a su llamativo color.

Sin embargo, no siempre los misterios permanecen ocultos. Ahora la nave espacial Juno, de NASA, ha logrado «descifrar» la extraña naturaliza del ojo del huracán, descubriendo que las raíces de la tormenta son profundas. Se trata de un gas caliente y arremolinado que alimenta la Gran Mancha Roja y que se extiende unas 217 millas (350 km) hacia el interior de Júpiter.

El hallazgo fue anunciado el lunes en la reunión anual de la Unión Geofísica Americana, junto con otros resultados de los primeros ocho vuelos de Juno después del planeta más grande del sistema solar.

La nave espacial llegó en órbita alrededor de Júpiter en el verano de 2016 y desde entonces ha realizado órbitas en bucle que lo hacen rodar entre las nubes de Júpiter y los cinturones de radiación una vez cada 53 días.

Si la Gran Mancha Roja se encontrara en nuestro planeta, esta casi rozaría la órbita de la Estación Espacial Internacional.

Entender el comportamiento de la Gran Mancha Roja podría mejorar la comprensión de los científicos sobre el clima en la Tierra, dijo el científico planetario del Instituto de Tecnología de California Andy Ingersoll, un co-investigador de la nave espacial Juno.

Ingersoll ha denominado a la tormenta gigante de Júpiter una buena«prueba de estrés» para los modelos meteorológicos basados ​​en la Tierra; debido a que este evento ha llevado a nuestros modelos meteorológicos tradicionales hasta sus límites.

Sin embargo, la Gran Mancha Roja ha reducido su tamaño constantemente desde que la nave Voyager 2 pasó «cerca» de ella en 1979. En aquel tiempo era tan grande que podía tragarse dos planetas Tierra.

Muy por encima de las nubes, Júpiter está envuelto en cinturones de radiación formados por partículas cargadas que quedan atrapadas por el campo magnético del planeta.

Este lunes, los científicos dijeron que Juno había descubierto una nueva área de radiación justo encima de la atmósfera del planeta en el ecuador.

Las partículas de alta energía en esta región son incluso más intensas que las que forman el cinturón de radiación. Pero ninguna de las ocho naves espaciales que precedieron a Juno en Júpiter lo había detectado.

La órbita de Juno significaba que «literalmente volamos a través de ella», dijo Heidi Becker, un físico del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA que dirige el equipo de investigación de radiación de Juno.

Los científicos creen que la radiación en esta región proviene de átomos de hidrógeno, oxígeno y azufre que se mueven rápidamente.

Estas partículas se producen en las nubes de gas alrededor de las lunas de Júpiter, Io y Europa, pero se despojan de electrones y se cargan a medida que interactúan con la atmósfera de Júpiter.

La nave espacial encontró otra área de partículas de alta energía en el cinturón de radiación interno de Júpiter, donde los electrones se mueven casi a la velocidad de la luz. Becker y sus colegas todavía están estudiando la naturaleza exacta de estas partículas.

Otros descubrimientos de Juno en Júpiter incluyen cúmulos de ciclones de 600 millas de ancho en los polos del planeta y un campo magnético desigual que es débil en algunos lugares, pero en otros es 10 veces más fuerte que el existente en la Tierra.

En una conferencia, el científico del proyecto Scott Bolton sacó una de las imágenes de Juno de las tormentas polares teñidas de azul de Júpiter y las nubes de gas de siena quemadas; y dijo:

«Si nos hubieras mostrado eso hace cinco años, no podríamos haber adivinado qué planeta era», dijo.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Al dejar un comentario se solicitan datos como tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en las próximas visitas. Para enviar un comentario debes primero leer y aceptar nuestras Políticas de Privacidad